Una gran protesta en Italia plantará cara a “la deriva xenófoba” del Gobierno

  • Este sábado tendrá lugar en Roma una gran manifestación estatal contra el endurecimiento de la política migratoria que ha activado el Gobierno italiano
  • Pretenden recoger el guante de la marcha en Berlín y seguir cultivando un movimiento antirracista y de acogida que se extienda por Europa.

Este sábado tendrá lugar en Roma una gran manifestación estatal contra “la deriva racista y xenófoba” que está tomando el país de la mano del Gobierno italiano, que ha activado el endurecimiento de su política migratoria a través del proyecto de ley impulsado por el ministro del Interior, Matteo Salvini. Más de 400 colectivos se han adherido al manifiesto de esta marcha unitaria y de solidaridad bajo la palabra “indivisibili” (“indivisibles”), la traducción en italiano de “unteilbar”, el lema que llevó la masiva marcha contra el racismo y la exclusión de los migrantes que tuvo lugar el mes pasado en Berlín (Alemania).

Desde septiembre varias organizaciones de acogida de migrantes y antirracistas han estado reuniéndose para organizar una respuesta urgente ante el problema de discriminación hacia los migrantes en Italia. La manifestación se celebrará antes de que, seguramente en diciembre, la Cámara de Diputados dé luz verde al ‘decreto Salvini’, un proyecto de ley que dificulta las condiciones para las personas solicitantes de asilo, amplía la posibilidad de revocar su protección y contempla que “en caso de peligro social” los migrantes puedan ser expulsados del país.

El Partido Demócrata, de centroizquierda, ha denunciado que esta norma podría hacer que miles de inmigrantes actualmente en regla en Italia pasaran a ser “clandestinos”. La preocupación cunde también entre los colectivos defensores de los Derechos Humanos y antifascistas. “Las organizaciones convocantes consideran que el ‘decreto Salvini’ es un ataque preocupante a los derechos y libertades de todas y todos”, explica a Cuartopoder.es Francesca Ricciardi, italiana miembro de la Caravana Abriendo Fronteras, plataforma española que ha mantenido contactos con las organizaciones italianas y ha apoyado su proceso de movilización sumándose al manifiesto.

Cartel de la convocatoria.

En tan solo dos meses y hasta la fecha, la organización de la convocatoria ha conseguido movilizar a 58 localidades italianas, desde donde partirán autobuses hasta la Plaza de la República de Roma. Además de la repulsa al “decreto Salvini”, se protesta contra el decreto Pillon; la exclusión social, las expulsiones y desalojos; el racismo, la amenaza fascista, la homofobia la violencia de género y todo tipo de discriminación. También se pide solidaridad y libertad para Domenico ‘Mimmo’ Lucano, el alcalde de Riace (Calabria) que fue arrestado por “favorecer la inmigración ilegal” y que se ha convertido en todo un símbolo de la acogida de refugiados.

La convocatoria del sábado pretende recoger el guante de la marcha en Berlín y seguir cultivando un movimiento antirracista y por los derechos de los migrantes que se extienda por Europa. “Tenemos la esperanza de que sea igual de poderosa que la de Alemania y que otros países convoquen a más movilizaciones en los siguientes meses. Se está tejiendo una red de solidaridad internacional”, explica Ricciardi.

Este mismo fin de semana hay un encuentro en Artea (Euskadi) organizada por los activistas de la Caravana Abriendo Fronteras, mientras algunos activistas de esta iniciativa española acudirán a Italia para sumarse a la convocatoria italiana. El activismo antifascista y antirracista empieza a organizar grandes movilizaciones en Europa contra las medidas regresivas en derechos de Gobiernos autoritarios. Durante los próximos meses veremos cómo se desarrolla y si logra frenar el avance de la extrema derecha.

Abriendo Fronterasacogida de refugiadosbienvenida de refugiadosGobierno italianoMatteo Salvinixenofobia
Comentarios (0)
Añadir comentario