Echenique, el “purgado” que tiene que conseguir gobiernos de coalición

  • Deberá iniciar conversaciones con Ferraz, pues todavía no ha habido contacto entre Sánchez e Iglesias
  • Alberto Rodríguez asumirá los retos de organización: cuatro federaciones gobernadas por gestoras, Vistalegre III...

0

El 12 de febrero de 2017, se conocían los resultados de Vistalegre II, la Asamblea Ciudadana que reforzó a Pablo Iglesias como líder absoluto de Podemos y que inició el largo recorrido hacia la escisión de Íñigo Errejón que hoy trabaja en la creación de un nuevo partido político de espíritu verde, Más Madrid. La sorpresa en aquellos resultados no venían por la victoria de Iglesias, pues Errejón no jugó a disputarle la Secretaría General, sino en quién fue el consejero ciudadano con más apoyo, tras el propio Iglesias. Errejón quedó relegado al tercer puesto, con 5.875.181 puntos, el 47.32%. Echenique, el segundo: 6.007.929 puntos, 48.39%¡Sorpresa!

Vistalegre II ha muerto, pues tal y como contábamos en cuartopoder.es, el actual contexto político y la estrategia que sigue Podemos distan mucho de los documentos políticos aprobados en la Asamblea Ciudadana de 2017. Tras el vertiginoso ciclo electoral que acaba, en el que los resultados de Unidas Podemos han empeorado sustancialmente, la organización deberá someterse a una reflexión profunda y actualizar sus objetivos y estrategias más allá de la una nueva elección de cargos y remodelaciones de puestos y caras dirigentes. 

Lo inmediato, sin embargo, según señalan desde la dirección, no es esto, y tiene que ver con las negociaciones de investiduras y gobiernos a todos los niveles institucionales en las que Unidas Podemos, a pesar de la pérdida de peso institucional, puede ser clave. Este es el caso de la conformación del gobierno estatal, autonómicos en La Rioja, Navarra, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias y País Valencià, así como en múltiples ayuntamientos.

Publicidad

En este contexto, ayer saltaba la alarma. Iglesias destituye a Echenique como secretario de organización, pero sigue siendo el responsable de Acción de Gobierno y Programa: la línea prioritaria de trabajo actual de Podemos. "No ha habido ningún contacto con Pedro Sánchez en lo relativo a las negociaciones sobre la conformación del gobierno estatal", según ha podido saber este periódico. Y la tarea principal de Echenique será, precisamente, esa. Coordinará las negociaciones con el PSOE, si se llegan a producir, en base a constituir un gobierno progresista en el Estado y, al mismo tiempo, una mesa estatal que supervise las negociaciones territoriales en parlamentos autonómicos y ayuntamientos: la Comisión de Seguimiento de Pactos de Gobierno, cuya creación se aprobará este sábado en el Consejo Ciudadano Estatal. Evitar lo que Iglesias analizaba en el mes de enero como posibles salidas a la crisis de régimen: gobiernos ultraderechistas de "los trillizos reaccionarios" o del "gran centro macroniano", aka, PSOE+Ciudadanos.

"La misma locura es decir que Echenique ha sido defenestrado por Iglesias que que ha sido premiado", aseguran fuentes cercanas al responsable de Acción de Gobierno. "Lo cierto es que se valora que Echenique lo podría haber hecho mejor en Organización, pero la confianza en él sigue siendo plena al ponerle al frente de las negociaciones con el PSOE", añaden. Y es que, como nota positiva, Echenique fue uno de los mayores artífices de que el año pasado saliera adelante el pacto presupuestario con el Gobierno socialista. "Tiene muy buena relación personal con la ministra en funciones de Hacienda, María Jesús Montero, quien fue su línea directa durante aquellas negociaciones, gracias a esto, salieron adelante a pesar de momentos de extrema dificultad", explican. Ahora, debería ser el responsable de, si Sánchez sigue sin contactar con Iglesias, abrir conversaciones con Ferraz, probablemente con José Luis Ábalos. Como socio destacado, IU y el PCE, que ya han anunciado que se abren a la posibilidad de entrar en gobiernos de coalición con el PSOE, para evitar que este lo haga con Ciudadanos.

Echenique se sentará al lado de Iglesias en el próximo Consejo Ciudadano Estatal, como muestra de que la confianza en él sigue intacta, describen. Y la agenda para los próximos días es de primer nivel: será quien haga las declaraciones en la reunión del Consejo de Coordinación, mantendrá una reunión de la dirección confederal del grupo con las fuerzas aliadas a la que asistirán, por parte de Podemos, Iglesias, Echenique, Irene Montero e Ione Belarra; por parte de IU, Alberto Garzón y Enrique Santiago; de En Comú Podem, Jaume Asens; y de En Común, Yolanda Díaz. Además, el sábado, antes del Consejo Ciudadano, Iglesias y Echenique se reunirán con los candidatos autonómicos que tienen capacidad de influir en la conformación de gobiernos.

Alberto Rodríguez, responsable de Organización

Alberto Rodríguez será el sustituto de Echenique como responsable de la organización interna. Esta ha sido la principal carencia de la formación morada durante estos años. La implantación territorial fue criticada por el propio Iglesias al día siguiente de conocerse los resultados de los comicios del 26-M. De él, se recuerda su intervención en la tribuna del Congreso despidiendo al ex diputado del PP, Alfonso Candón, cuando este marchaba para ser diputado autonómico en Andalucía. "Nunca pensé que fuera a decirle algo así a alguien y menos a un diputado del PP, pero creo que le vamos a echar de menos. Le voy a decir algo, que creo que es de las cosas más bonitas que se le pueden decir a alguien y es que es usted una buena persona", pronunció.

De Rodríguez ponen en valía los que le conocen que desde siempre ha sido una persona comprometida con el activismo y la militancia de izquierdas en Canarias, de talante obrero. En la pasada campaña de las generales, su obsesión era llevar el mensaje hasta la última aldea de las islas, repartiendo folletos, realizando actos, metódico. Capaz de llegar a consensos, Iglesias espera de él que sea capaz de dialogar con quien piensa diferente, en un momento en el que las tensiones internas en Podemos son patentes, deberes que no ha hecho Echenique desde su responsabilidad en Organización: cuatro gestoras dirigen cuatro federaciones autonómicas por dimisión de la dirección; tensiones con Podemos Andalucía, principal contrapoder interno, en lo político y organizativo; voces destacadas de ex dirigentes pidiendo la celebración de un Vistalegre III... Otro reto importantes: la relación orgánica entre Podemos e IU que el propio Garzón anunciaba días atrás.

Leave A Reply

Your email address will not be published.