Un joven aprendiendo un nuevo idioma/ Preply

Aprender un nuevo idioma: 6 ventajas inesperadas

Artículo ofrecido por Preply

Todo aquel que aprende un nuevo idioma lo sabe: no es un juego de niños. No importa cuánta
experiencia tengas y cuántos consejos de aprendizaje hayas recibido, aprender a hablar un
nuevo idioma siempre conlleva muchas dificultades.

Pero la belleza de aprender un segundo idioma es que todo el tiempo que pasas estudiando
libros puede ser útil en otras situaciones de tu vida. Averigüemos exactamente cuáles.

1. Estudiar un idioma mejora la disciplina

No hay necesidad de usar rayos X ni resonancias magnéticas para demostrar que el estudio de
un idioma mejora la disciplina y la concentración. De hecho, las muchas dificultades asociadas
al estudio de un nuevo lenguaje mejorarán tu nivel de disciplina y, por lo tanto, podrás
concentrarte mejor al tratar cualquier otro tema.

Lo cierto es que, con la ayuda de la tecnología, el aprendizaje de un nuevo idioma por sí mismo
ya no es un proceso tedioso y prolongado; por el contrario, con los cursos de idiomas en línea y
los muchos otros métodos que existen, el aprendizaje de un nuevo idioma se ha convertido en
un proceso divertido, económico y eficiente para adquirir algunos conocimientos y convertirse
en una persona autosuficiente y responsable.

2. La gente bilingüe es más relajada y extrovertida

Uno de los principales beneficios de aprender un nuevo idioma es la influencia que tiene en la
salud mental. Un estudio muestra que los niños bilingües son propensos a un mayor bienestar
emocional y de comportamiento que sus compañeros que hablan un solo idioma: no sólo están
menos ansiosos, solos y tristes, sino que también están menos estresados y son mucho más
fáciles de manejar.

También tienden a tener menos conflictos y problemas de manejo de la ira.
En otras palabras, ser bilingüe es un ingrediente esencial para una buena salud mental.

3. El bilingüismo es bueno para el cerebro

Otra ventaja de aprender un idioma es su impacto positivo en la salud del cerebro. Los
psicolingüistas admiten que el hecho de ser bilingüe puede retrasar la demencia y ayuda a
recuperarse después de las consecuencias de una lesión cerebral.

Una neurocientífica canadiense, Ellen Bialystok, dice que los pacientes de Alzheimer que
hablan dos idiomas atraviesan la enfermedad mucho mejor. Todo esto porque aprender un
idioma extranjero es una gran actividad mental estimulante y una forma perfecta de ejercitar el
cerebro.

4. Puede cambiar tu personalidad

Este tema se ha estudiado mucho y las conclusiones casi siempre se repiten. A principios de
nuestro siglo, los lingüistas entrevistaron a más de mil bilingües y encontraron que el 65% de
ellos se sentían como una persona diferente cuando hablaban un idioma diferente al suyo.
Un estudio de 2006 mostró que los estadounidenses de origen mexicano bilingües tendían a
parecer más extrovertidos, amistosos y concienzudos cuando hablaban en inglés.

Especialmente por la amabilidad aparente que es común en una cultura individualista como la
estadounidense.

Esto añade una razón más a nuestra lista para aprender un segundo idioma: la capacidad de
adquirir una dimensión extra de su personalidad y de ampliar su comprensión de quién es
usted en relación con las diferentes culturas.

5. Cambia la forma de ver el mundo

Según investigaciones recientes, el aprendizaje de un idioma extranjero cambia la forma en la
que vemos el mundo; esto es particularmente evidente cuando se trata de la percepción de los
colores.

En el idioma mongol, por ejemplo, los diferentes tonos de azul están estrictamente separados,
mientras que tanto los tonos claros como los oscuros de verde se describen como una sola
palabra. En chino, sin embargo, tanto el azul claro como el azul oscuro se describen con una
sola palabra, al igual que el verde claro y el verde oscuro. Y lo que es más interesante es que
la gente de culturas que no tienen palabras para el azul tendrán dificultades para distinguir el
azul del verde, aunque pueden distinguir tonos de verde que cualquier otra persona no
distinguirá en absoluto.

¿No es esa una de las ventajas más sorprendentes de aprender un nuevo idioma? Piénsalo:
aprender un idioma te ofrece literalmente una nueva forma de experimentar la realidad.

6. Las personas bilingües toman decisiones financieras más sabias

No te esperabas eso, ¿verdad? Sin embargo, los psicólogos dicen que las personas se vuelven
más racionales cuando usan un segundo idioma. En comparación con las personas que hablan
un solo idioma, las personas que hablan más de un lenguaje toman menos decisiones
emocionales y son mejores pensando estratégicamente a largo plazo.

Nadie sabe realmente porqué sucede esto, pero aprender un idioma de adulto probablemente
involucra más a las partes analíticas del cerebro. Y luego, estas partes "pensantes" que se
activan en el proceso son capaces de beneficiarte en tu vida cotidiana.

Como hemos visto, las ventajas de aprender un nuevo idioma son muy variadas y útiles. Y
aunque requiere esfuerzo y energía, aprender un idioma no es nunca una pérdida de tiempo porque, incluso si sólo hablas un idioma extranjero, serás un individuo mucho más versátil con
mayores oportunidades, mejores habilidades de comunicación, con una personalidad atractiva
y un cerebro aún más sano. Sin mencionar las posibles perspectivas de carrera, la capacidad
de viajar por el mundo más cómodamente y de explorar nuevas culturas ¡Así que no lo dudes
más, inscríbete en un curso de idiomas y disfruta de los beneficios!

Leave A Reply

Your email address will not be published.