Referéndum incierto en RTVE

1

Los trabajadores de RTVE votan hoy en referéndum si aceptan el preacuerdo adoptado entre la dirección de la empresa y los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, para desconvocar la huelga de veinticuatro horas del próximo día 30 de abril.

En el documento pactado se reflejan los tres aspectos esenciales de la negociación: la constitución de dos mesas de diálogo paritarias: una sobre producción interna y otra sobre la negociación de un nuevo convenio colectivo, y la reducción de directivos.

Entre los objetivos que se persiguen con la constitución de ambas mesas están atajar la externalización de la producción y los servicios, que haya una disminución racional del personal directivo externo y que se modernice y desarrolle el sistema de clasificación profesional para adaptarlo a las innovaciones tecnológicas.

Además,  la dirección de RTVE ha asumido compromisos concretos, de cumplimiento inmediato, como son, entre otros, que La mañana de La 1 sea 100% de producción propia desde el 30 de junio; realización de los Estudios 1 siguientes con realizador interno, la plena ocupación del personal de retransmisiones en mayo y junio; la retransmisión con personal y material internos del Campeonato de Atletismo de Barcelona, y la extensión a 30 minutos de los informativos territoriales.

Las negociaciones entre la empresa y los sindicatos ya habían comenzado con anterioridad a la huelga del pasado 3 de marzo, pero el documento que se presentó por el Consejo de Administración fue rechazado por la representación de los trabajadores, entre otros motivos porque condicionaba la Mesa de producción propia a la negociación del convenio colectivo.

Si el preacuerdo sale refrendado por la mayoría de los trabajadores,  se desconvocaría la huelga del día 30, y se pondrían en marcha las mesas de trabajo creadas, siendo intención de las partes que exista un convenio colectivo aprobado y firmado en la segunda quincena de noviembre.

Sin embargo  los sindicatos no tienen claro el resultado de la votación. Mientras en los centros territoriales parece que existe una tendencia a la aprobación del documento, en Madrid, que representa el 70% de los trabajadores, existe bastante desconfianza hacia la dirección y puede ser rechazada la propuesta, aunque es necesario contar, además, con el índice de participación, que en los centros pequeños suele ser del 90%  siendo Madrid el sitio donde se da una abstención más alta, alrededor del 50%. Todo dependerá de que se abstengan los partidarios de una u otra opción. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.