Los periodistas de Efe, primeros damnificados por la reforma laboral

2

(Actualización)

No ha hecho más que aprobarse y la reforma, que pretende impulsar el empleo de este país, se ha llevado por delante a veintiún trabajadores de la Agencia Efe.

Publicidad

La dirección de la empresa, en medio de una negociación abierta, en la que participan el Gobierno, la Sociedad Estatal de Participación Industrial (SEPI), propietaria de la Agencia y los representantes de los trabajadores, sin anuncio previo y sin convocar la mesa negociadora, ha enviado, hasta el momento, 21 cartas de despido a otros tantos empleados, diecisiete en Madrid y otros cuatro en Tenerife, Murcia, Palma y Valencia.

Publicidad

La empresa no ha querido comunicar a los representantes de los trabajadores cuántos despidos se van a producir en total, pero lo que todos temen e, incluso, ya circulaba el martes en el Congreso, en la sesión de ratificación del Real Decreto Ley para la reforma del mercado de trabajo, es que la cifra sea cercana a treinta, cantidad a partir de la cual, los despidos deberían encauzarse a través de un expediente de regulación de empleo (ERE).

Los despedidos son todos del área informativa, redactores o ayudantes de redacción, fijos y con distinta edad y antigüedad, y percibirán una indemnización de 20 días por año trabajado, con una máximo de 12 mensualidades, al ser el despido por causas económicas. La aprobación de la nueva reglamentación del mercado de trabajo, que permite que el despido por causas económicas sea reconocido procedente, con menores trabas para los empresarios, y el clima favorable a que los trabajadores cobren menos indemnizaciones han precipitado probablemente la decisión de la dirección para proceder a los despidos.

La agencia, que el ejercicio anterior tuvo un resultado económico negativo, debe, según la dirección, reducir sus gastos en dos millones doscientos mil euros y pretende conseguirlo a través de despidos y recortes salariales. La plantilla, mediante un referéndum realizado en el mes de abril y una huelga de 48 horas, manifestó su rechazo frontal tanto a los despidos como a los recortes. Se da la circunstancia de que, a pesar de las pérdidas económicas de 2009, los directivos de la empresa, cerca de cien, se repartieron 550.000 euros en bonos. La falta de transparencia en cuanto a esas cantidades es total y los objetivos a cumplir están ligados, de una parte, a los resultados económicos pero de otra, a criterios "objetivos" fijados por los propios directivos. Todas las peticiones de los trabajadores relativas a que esos emolumentos extraordinarios sean rebajados, se han encontrado con la negativa total de los altos cargos.

El pasado 14  de junio, el Comité de Empresa envió una propuesta en la que llegaba a aceptar un recorte salarial pero acompañado de una reducción de jornada en la misma proporción, propuesta que la empresa ha rechazado, enviando un correo electrónico a todos los empleados, sin hacer una comunicación expresa al Comité, ignorando su representación y sin convocar la mesa de negociación para tratarla.

De momento, ni el Gobierno ni la SEPI, que se habían mostrado contrarios a los despidos en Efe, han manifestado su posición. Los sindicatos esperan que, con su intermediación, pueda evitarse la rescisión de los contratos. El Comité de Empresa ha enviado una carta a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para que medie entre las partes y se propone igualmente convocar la mesa de negociación. Se espera que a lo largo de la próxima semana se obtenga algún resultado por la vía de la negociación y si no, no se descarta volver a las movilizaciones.

2 Comments
  1. gasteiztar bat says

Leave A Reply

Your email address will not be published.