Los despidos en Cinco Días siguen adelante

5

Hace quince días que los periodistas de Cinco Días no duermen tranquilos. La cifra es tan abultada que cualquiera de ellos puede ser tocado por la varita trágica del despido: 25 se irán a la calle de una redacción de 87, casi un tercio.

Desde que se supo la noticia, la plantilla se ha movilizado: no firman las informaciones y han creado un grupo de protesta en Facebook y otro en Twitter, aunque parece que estas medidas no han surtido ningún efecto ni han ablandado a los directivos del Grupo Prisa. Estos quieren que el asunto se resuelva antes de que acabe este mes, y ahora que han conseguido liquidez con la venta del edificio de Tres Cantos, pagar las indemnizaciones.

Anteayer se reunieron una vez más la empresa y los representantes del Comité de Empresa y nada ha cambiado: ofrecen 45 días de salario por año trabajado y siguen manteniendo la idea de que sean los propios trabajadores quienes se ofrezcan voluntariamente para ser despedidos. La plantilla, sin embargo, no piensa dar ningún paso en ese sentido y esperará a que la dirección tome la decisión que considere. Tampoco piensan que vaya a resolverse el conflicto en este mes sino que se alargará al menos un mes más. El riesgo que corren es que la empresa, apremiada como está por solucionar cuanto antes este asunto, presente un ERE, en el que las condiciones económicas sean peores. Se habla de 20 días por año trabajado, aunque lo cierto es que el periódico no acumula muchas pérdidas. Los años 2007 y 2008 obtuvo beneficios, las pérdidas de 2009 no son muy abultadas y en 2010, parece que no llegarán a los cien mil euros.

Desde la dirección se justifican los despidos por la necesidad de implementar un nuevo modelo de periódico, más orientado a la edición en Internet, que requerirá unos perfiles profesionales más tecnológicos, aunque se niega que la edición impresa vaya a desaparecer. Frente a los veinticinco despedidos, aseguran que se contratarán 12 personas que respondan a las nuevas necesidades. Sin embargo, desde la propia dirección se reconoce que la calidad del rotativo se verá afectada por la drástica reducción de plantilla, pues las nuevas incorporaciones traerán avances en el terreno tecnológico pero no en los contenidos, al no ser periodistas los nuevos empleados.

En la reunión celebrada el pasado martes, en la que han estado presentes la editora del diario, además de otros directivos de la compañía y sus abogados, se ha advertido a la empresa del temor de la plantilla de que un consultor externo, que ha realizado trabajos para la web del diario económico, Jorge Heilli, termine desembarcando como director de la edición digital. Sus temores inciden sobre todo en el hecho de que es una persona que no conoce a la plantilla y sin embargo, parece que se encargará de seleccionar a las personas que se marchen, así como de contratar a las nuevas incorporaciones.

Este año 2011 parece que será duro para la plantilla del diario económico, pues una vez se termine con el ajuste, vendrá la negociación del nuevo convenio colectivo. La empresa ya ha advertido que desaparecerán muchos beneficios, se pretende eliminar algunos complementos del salario, que consideran obsoletos, como el de antigüedad y renegociar los cheques de comida, además, como ya se les ha advertido, tendrán que trabajar más.

5 Comments
  1. Romario says

    Los Polanco y demás despiadados progres se han forrado durante tres décadas y se han aburrido del negocio. ¿Publicarán algunos de esos a los que han arruinado con Localia y demás inventos felipoides, y a los que han jodido la vida, siquiera un libro sobre esos nuevos piratas del Cantábrico al Mediterráneo?

Leave A Reply

Your email address will not be published.