Los Coen no pueden con Wayne

6

La mejor película del oeste que he visto nunca se llama Meridiano de sangre y es una novela de Cormac McCarthy. En ella el oeste se muestra en toda su crudeza y hostilidad y el hombre se vuelve insignificante en un paisaje hostil e inconmensurable, en un lugar donde no caben los héroes sino los supervivientes. Antes hemos visto otras muchas películas de indios, de vaqueros, western, etc. -da igual el nombre- que hablaban de lo mismo. Algunas nos gustaron y otras no. Hasta que un día llegó un tipo que se llamaba Clint Eastwood, nos lanzó al corazón Sin perdón y nadie más volvió a emocionarnos con una historia de frontera.

Ahora los hermanos Coen, de quienes somos rendidos admiradores a pesar de alguna flaqueza, se atreven a derribar un mito que permanece en el imaginario de cualquier aficionado al cine: John Wayne en su madurez con un parche en el ojo y mucha mala uva acompañando a una niña deslenguada en busca del asesino de su padre, a quien también quiere atrapar un torpe y orgulloso “ranger” de Texas. Se llamaba Valor de ley y era una película de Henry Hataway basada en la novela homónima de Charles Portis que le valió al grandullón el único oscar de su fabulosa carrera.

Lo que pasa es que en vez de derribarlo, los Coen solo le han dado un empujón. Y eso que contaban con el dinero de Spielberg, es Jeff Bridges (El gran Lebowski) quien interpreta al curtido sheriff Reuben Rooster Coburgn en una especie de imitación exagerada de Wayne, y cuenta entre sus actores con Josh Brolin (No es país para viejos) como asesino, Matt Damon (El caso Bourne) como el ranger La Boeuf, un irreconocible y magnífico Barry Pepper (Banderas de nuestros padres) como Lucky Ned Pepper y una inspiradísima Hailee Steinfield como la joven vengadora.

[youtube width="608" height="290"]http://www.youtube.com/watch?v=HBV-JBBHTFc[/youtube]

Creo que esto sucede porque a pesar de que la película tiene unos personajes memorables considerados individualmente, no se establece entre ellos ninguna conexión emocional y la cinta se basa solamente en narrar la persecución del objetivo común con motivaciones personales distintas. Esto, en una historia de personajes situados en contextos difíciles que comparten intimidad y peligro se nos hace raro y se convierte en una galería de muñecos de cera, en un escaparate de héroes aislados, en una película sin corazón.

Valor de ley, evidentemente, está impecablemente realizada, tiene una fotografía espectacular, unos planos inolvidables, una música esplendida y hasta el cartel y los créditos nos gustan. Pero le falta eso tan importante que se llama alma. A nosotros nos parece una película formalmente brillante pero sin fondo, una cinta extraña de los Coen, quienes se han adentrado sin brújula por primera vez en una película genuinamente de género y se han perdido en el desierto, en el oeste.

De todas formas, que sus defensores, que me consta que los hay, se consuelen porque además del dinero que están ganando con ella seguro que se lleva algún Oscar de las 10 nominaciones con las que cuenta, posiblemente el de mejor actriz de reparto -con permiso de Amy Adams y Melissa Leo por The fighter- o alguno de los técnicos.

6 Comments
  1. hook says

    Ya era hora de un peliculón.
    Por cierto la original sigue siendo magistral.
    Jeff Bridges muy bueno pero John Wayne mejor.

  2. MULTIVAC says

    Muy buena película, pero al mismo tiempo, como siempre, me decepcionó mucho (con estos actores, y los cohen detrás, se espera uno mas), el problema de la pelicula es lo que dice Sr Serrano no existe conexión entre los personajes (pese a que es el punto fuerte de los Cohen en sus películas). Brillante Hailee Steinfield hace un papelón…. pese a las referencias de la antigua, para los actores, solo dignifican los personajes, sin mejorarlos… excepto Hailee Steinfield (que para mi hace una interpretación brillante)

  3. sor citroen says

    pero habeis visto CORRE CUCHILLO CORRE? es lo primero para empezar a hablar de pelis del oeste.

Leave A Reply

Your email address will not be published.