El insociable al que le sonó la flauta

6

Como la gala de entrega de los Oscar es este fin de semana, hoy toca hablar de una película que, aunque ya lleva estrenada mucho tiempo, sigue en cartelera a la espera de cosechar algún premio y prorrogar su exhibición unas semanas más, La red social.

Para qué engañarnos, a priori sólo me interesaba su director,  David Fincher (El club de la lucha, Seven, Zodiak…), pues no tenía demasiadas ganas de ver una historia sobre un jovenzuelo algo friki apasionado de la informática al que se le ocurre de casualidad una idea original y monta la mayor red social del mundo, Facebook, que hoy tiene 500 millones de usuarios y quien no tiene cuenta es considerado un bicho tan raro como su creador cuando la parió.  Sin embargo es bastante más interesante de lo que parecía en un principio.

Aaron Sorkin, creador de El ala oeste de la Casa Blanca y de guiones como Malicia o Algunos hombre buenos, plantea el excelente guión -basado en la novela Multimillonarios por accidente de Ben Mezrich- como una especie de thriller sobre varios flash backs desde el despacho de abogados a donde acuden las partes enfrentadas por repartirse el inmenso pastel en que se convirtió Facebook al poco de nacer.

Por un lado, David Zuckerberg, el estudiante de informática que ideó la red y su dueño actualmente, interpretado de manera magistral por Jesse Eisemberg. Por otro, Eduardo Saverin (Andrew Gardfield), el amigo con quien fundó la empresa y que se encargó de la promoción inicial hasta que la cosa se fue haciendo grande y para dar impulso al negocio se asociaron con Sean Parker (Justin Timberlake), el genio que creó Napster y que acabó defenestrándole. Y por otro los hermanos gemelos Winklevoss (Armie Hammer), brillantes estudiantes de Harvard que le encargaron a Zuckerberg la idea original de crear una red social para esa elitista universidad y que éste acabó apropiándose para parir Facebook.

David Fincher ha sabido mantener la tensión argumental y la agilidad narrativa del guión, trufado de ocurrentes diálogos, para trabar unas secuencias intensas montadas con rapidez e interpretadas correctamente por unos actores entregados en las que se perfilan sin miramientos las personalidades de los protagonistas. Parece ser que Sorkin quiso hablar con Zuckerberg antes de cerrar el guión pero no le recibió. No sabemos cómo le habrá sentado el retrato que hacen de él en Red social: un joven genial, poco sociable, sin demasiados escrúpulos y un poco histriónico que un día tuvo una idea y se hizo millonario.

A lo  mejor no tan mal como podríamos imaginar, pues hace poco apareció junto al actor protagonista en un programa de Saturday Night Live dentro de la intensa campaña de promoción que está haciendo Scott Rudin, uno de los gurús de la producción hollywodiense junto a Harvey Westein, quien este año compite con El discurso del rey.

La red social es una interesante película sobre un tipo raro y solitario que se ha hecho multimillonario antes de los treinta y que nos ha cambiado la vida a todos. Está bien rodada, tiene buenas interpretaciones y cuenta con un guión sobresaliente que retrata sin contemplaciones el sueño americano que sólo alcanzan los elegidos.  Por lo  menos hay que verla. Y más aún si se tiene cuenta en Facebook.

6 Comments
  1. PABLO says

    No sabía que era el Director del Club de la Lucha. La película, el guion, está muy bien, la verdad. Si me dicen que voy a ver una «peli» sobre el tio que creo Facebook, con la sinopsis que plantea, te da mucha pereza (esperas a «la tele»). Sin embargo, sin saber xq, la pelicula te engancha, bien pensados los personajes y las relaciones, los protagonistas, muy buenos, en especial Jesse Eisemberg. Destaco el Guión, se puede contar una misma historia de muchas maneras, ésta esta muy bien hilada, de tal manera que, insito, sin saber xq te enganchas muy rápido…. y acabas en casa buscando información en «la red» sobre los protagonistas reales…. cuando antes de verla no habrías tenido interés y ni habrías perdido el tiempo.

  2. hook says

    Me aburrí como una ostra, salvo cuando Joaquin Phoenix se drogaba, follaba o le daba por el culo al plasta de Zuckerberg.
    Y eso que la baje del yonkis y la pase rapidita.
    La borre del disco por inutil,

Leave A Reply

Your email address will not be published.