El perro trufero de Santiago Segura

18

Ya no llegamos a tiempo y sabemos de nuestra humildad, pero no nos resignamos a no intentar evitar que cualquier incauto se deje un euro más en esta abominable película, un insulto al buen gusto, la inteligencia y hasta al cine español, del que paradójicamente va salvar la cuota de mercado y la estadística anual. En un alarde de cinismo Torrente 4 se subtitula crisis letal. Manda huevos.

Santiago Segura tiene tanta nariz para el dinero como algunos perros para la trufa y desde que se le apareció una noche de inspiración José Luis Torrente, ese personaje casposo, sucio y fascista que representa lo mejor de los españoles, lo saca cada cierto tiempo a pasear en una película, a cuál más infame, para hacer caja.

El fin de semana pasado su productora, Amiguetes Entertainment, en coproducción con Antena 3, ha estrenado la cuarta entrega de la saga Torrente, Torrente 4, lethal crisis –no creo que haga falta traducirlo-. Quien a esta alturas no lo sepa, o es un místico o está muerto, pues ya no nos vale decir lo de que no lee la prensa porque ya no la lee nadie, a pesar de la próxima quijotada de Teodulfo Lagunero, La voz de la calle, a quien deseamos suerte.

A lo que vamos. Más de un millón de espectadores y 8 millones de euros de recaudación en su primer fin de semana, lo que ha supuesto casi recuperar en dos días la inversión de 10 que costó el engendro y alcanzar el 56% de cuota de mercado español –se ha estrenado en 665 cines y 910 pantallas- en competencia ahora mismo con Cisne negro y Rango. Incluso en su formato 3D supera al estreno de Avatar.

Como somos responsables e intuíamos este nuevo “torrentazo” o -si me lo permiten y de paso les recuerdo que la Warner ha suprimido la distribución en Japón de Más allá de la vida- el tsunami de aguas fecales que iba a inundar las pantallas patrias, después de preparar nuestro espíritu relajándonos en la piscina nos enfundamos el disfraz y acudimos a un multicines para observar de cerca el fenómeno torrente.

El primer despiste vino al ver la programación en un suplemento de ocio. –Vaya, me dije. -Los de Metrópoli este fin de semana se han confundido y han puesto que el sábado hay casi veinte pases de Torrente 4 en el Palacio de Hielo.

Pues no, no se habían equivocado. Casi la mitad de la programación estaba dedicada a Torrente 4, unas salas en proyección tradicional y otras en 3D, y la cola para sacar entradas –las seis colas- llegaba casi hasta el piso de abajo. Cuando después de un cuarto de hora me tocó a mí no iba a dejar pasar la oportunidad de disfrutar del cine en 3D.

-¿Cuánto son dos entradas, señorita?

-¿En 3D o en normal?

-¿Y cuál es la diferencia? (Me quise hacer el gracioso)

-Dos euros por entrada, señor

-No, me refiero a la película

-Pues no sé. Creo que se ve mejor

-Vale, pues deme dos en 3D

-22 Euros

–¡Oiga que no quiero comprar el DVD, sólo quiero verla! Eso lo hago en los manteros, pero no se lo diga a la ministra.

La taquillera no estaba de humor, porque los cuatro euros que le deben de pagar por varias horas vendiendo entradas, y no sabemos si luego limpiando la sala, no incluyen sonreír a gilipolleces como las mías, así que pague mi peaje con resignación y salí de la cola.

Para no desentonar compré un pozal de palomitas y dos cervezas, lo de las cocacolas ya me pareció demasiado, y nos metimos en el cine con unas gafas modelo Wayfarer -las mismas que me dieron en mi primera experiencia tridimensional con Resident Evil 4- junto a una manada de adolescentes, en la que ninguno superaba los 25 añitos, y algún que otro viejuno despistado y pervertido como nosotros. Empezaron los anuncios de unas películas que no conocía ni había oído hablar de ellas y por fin la pantalla empezó a vomitar mierda en 3D.

Porque eso es Torrente 4, lethal crisis, una montaña de basura en tres dimensiones sin guión, sin dirección y sin interpretación que explota una fórmula agotada a base de chistes escatológicos y racistas, apariciones fugaces de famosetes de medio pelo y pelo entero (Belén Esteban, Francisco, Cañita Brava, Buenafuente, Pablo Motos, Florentino Fernández, Sergio Ramos, Higuain, El langui…), actores necesitados de pagar la hipoteca –no entendemos qué hacía Javier Gutiérrez, el mismo que ahora interpreta Woyzeck en el CDN-, y un extraordinario Kiko Rivera, el hijo feo de Paquirri, que hace un papel irreprochable imitándose a sí mismo; sin duda, lo mejor de la película. ¿Adivinan de quién es la canción principal? Sí, de Bisbal. Ah, el 3D de esta españolada sólo nos sirvió para ver de cerca los escupitajos de José Luis Torrente.

A la salida, caras circunspectas, sonrisas de yo no he sido y frases como “desde luego este tío no me la vuelve a colar”. Lo siento pero no nos los creemos, amiguetes. Como diría alguien que conozco, nunca digas que de este agua no beberé y, como añadiría Torrente, ni este cura no es mi padre ni esta p.... no me cabe. Pues eso. Que ya sabemos en qué país vivimos y por dónde va la onda de los gustos del respetable. O casi.

Lo mismo que Santiago Segura y su nariz, claro, o la de su perro. Que hasta la FAPAE le ha felicitado. La primera película de la serie Torrente la vieron tres millones de espectadores y ganó 1.600 millones de pesetas de 1997, Torrente II logró 5,2 millones de espectadores y recaudó 22 millones de euros, y Torrente III en su primer fin de semana fueron a verla un millón de espectadores que se dejaron 7,2 millones de euros. Para que luego digan que las trufas van caras. A nosotros nos sigue gustando más el cine.

18 Comments
  1. uno says

    No estoy de acuerdo en absoluto con este post. Santiago Segura ha hecho un buen trabajo dentro del género de la comedia, y se merece el éxito. Y creo que esta haciendo un cine que al público le gusta. Es un ejemplo para el cine español. Y otra cosita: Insultar y descalificar repetidamente en un post suele llevarme a pensar que quien lo escribe no sabe escribir.

  2. dos says

    El Sr que escribe tiene mucha envidia y eso lo trasforma en odio contenido,vive y deja vivir amargaooooooooo

  3. MANDUCO MEFLUMEN says

    nunca me gaste ni me gastare un euro en ver a esos actorazos, los mejores del cine español, como mucho y gratis vi torrente 2 , por gabino diego y despues de que me lo aconsejaran , por lo tanto tranquilos pero gracias por el aviso

  4. torrente says

    la culpa es de las madres, que les pagan el cine

  5. Cubitas says

    Bueno si esto es cine,me perdí la lección ,que penita da ver como la masa se lanza a ver un bodrio semejante¿Serán los mismos que botarían a la princesa del pueblo,que enloquecen con la telebasura?que nivel,duerman tranquilos,espectadores de torrente,con la recaudación de una semana acaban de asegurarse la 5ª parte enhorabuena,sean felices.torrenteros

  6. icoman says

    Hablando con un amigo productor, me comentó que el truco del éxito en el cine español no es sólo hacer una buena pelicula, sino llegar al publico adolescente de entre 13 y 25 años que son los que realmente rompen la taquilla. Enhorabuena Sr. Segura por saberlo ver una y otra vez. Creo que Torrente va a ser como Rocky, pese a quien pese.

  7. SANTANDER says

    No, yo no caigo en la trampa, me comí la primera y aprendí la lección…. y ojo, lo hice xq creo que Santiago Segura es un buen actor (el día de la bestia sin él no existe esa peli)… pero la primera pudo conmigo y me lamí las heridas al saber que habia ganado a Air Bag (mismo estilo pero la noche y el día)…. dicen que el cine «subvencionado» baja la calidad de las peliculas, y el ingenio, sin embargo, este amorfo de peli es el que triunfa con cine subvencionado o sin el….. en fin, quiza el que tiene un gusto amorfo soy yo

  8. alalimon says

    A mi me pasa lo siguiente…no tengo ningun escrupulo con que alguien le guste la p…mi… para comer.
    Es decir…cada cual gasta de lo suyo pero me molesta que me digan que una p…mi… es «bocata dicardinale».

  9. ARCO says

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, vaya timo de película, lo has clavado con tu crítica. Reírte, te ríes, pero al día siguiente te llenas de vergüenza ajena contándoselo a los amigos y recordando aquellos flashes repugnantes que han quedado en tu memoria y que nunca hubieses querido visualizar. Es realmente guarra y sin guión. Lo mejor fueron las cervecitas durante la proyección y cuidado no os vayan a timar 2€!!, porque como no fueran los pedos de Torrente… otra cosa no merecía el 3D. El mejor sin duda: el hijo feo de la Pantoja, seguramente porque no actuó, el es “ansí” “fenomená”.

  10. anick says

    Con Torrente pasa lo mismo que con los que votan PSOE o PP, saben que comen mierda, pero están encantados de darse el atracón.

    Torrente es el fiel reflejo de los lodos de la transición política española, y Santiago Segura que gestó a su monstruo durante años no hace otra cosa que recoger de los Sostres, los Ussías, los losantos y sus fieles lectores toda la caspa que estos derrochan a diario.

    Torrente no es cine es un experimento sociológico, y es mucho mas fiel a nuestro pais y mucho mas certera que cualquier «encuesta de población activa» manipulada por el PPSOE.

    ¿cuantos torrentes será capaz de engullir el electorado fiel del PPSOE, diez, doce, veinte?

  11. trogg says

    la critica y la taquilla parecen ser elementos imposibles de acercar… la mayoria de las peliculas que me gustan, y que vuelvo a ver cada cierto tiempo, tienen malas criticas, y sin embargo, las peliculas con buenas criticas, solo consiguen aburrirme y disuadirme de volver a verlas o de ver las siguientes del mismo director….
    ademas, por lo menos nos salimos de los tradicionales temas del cine español, guerra civil-posguerra y viceversa…. creo que deberia ser respetado el que millones de personas vean una pelicula, como un factor de lo que el publico desee… no creo que haya tantos millones de imbeciles, como parece deducirse de los comentarios….

  12. hook says

    No la he visto, pero estoy en lista de espera para bajarla del yonki movie.

  13. sor citroen says

    Entre las peliculas de Torrente y mi adiccion a Princesas de barrio los domingos, ya no soy misma, y es que ya no puedo seguir siendo una niña bien de capital que juraba por Snoopy, que iba a miccionar en vez de decir » me meo toa tia» , y decia buenos dias en vez de «que pasa loki». Con mi educacion de colegio de monjas ya no voy a ninguna parte: Lo de la ultima entrega de Torrente no hace mas que reforzar el caracter español que desde que convirtio a Jose Maria el tempranillo y a Curro Jimenez como idolos nacionales no ha parado, siguiendo con El lute, El Dioni, Belen Esteban y otros despojos. La excusa de que el caracter de Torrente es que «los españoles somos asi», me pone la piel de gallina por eso yo ya solo me acuesto con argentinos que son buenos en la cama, bailo bachata con dominicanos, como arepas salvadoreñas y estoy echando un culo de ecuatoriana. Gracias Torrente , estas cambiando mi vida.

  14. Eduardo says

    Me parece bien la critica que haces, la pelicula es una mierda y yo pense lo mismo que otros espectadores cuando sali de verla. Pero la gracia que te has intentado marcar con lo de la taquillera me parece fuera de lugar. Si defiendes dejar a los buenos directores hacer peliculas, deja tu tambien a los comicos hacer los chistes.

  15. SANTANDER says

    Sr Eduardo, sin animo de molestar, lo de la taquillera, deduzco, es para condimentar un analisis de una pelicula, que no tiene por donde pillarla el Sr Serrano, en vez de poner un título y desarrollar un mero «menuda peli»… nos lo condimenta… a partir de ahí no se puede profundizar más… la crítica supone «posicionarse» (esto va mas por el Sr Uno y el Sr Dos) y lo hace honestamente….. consciente que al que critica le da igual con la taquilla que esta recibiendo…. pero seamos honestos a cada uno que le guste lo que quiera, pero al que le gusta el cine no entiende que ésta rompa la taquilla y otras peliculas no puedan ni empatar el presupuesto…. como la gente manda, se debe asumir, pero uno no deja de «gritar» en el desierto… la peli es una bazofia, muy rentable, pero no deja de ser una bazofia

Leave A Reply

Your email address will not be published.