Los ricos también acaban llorando

9

[Al final del texto, la sinopsis]

Aún con el estupor que nos produjo la venganza del pacífico Obama sobre el enemigo público número uno y envueltos en el extraño y terrorífico aroma que exhala este cadáver escamoteado que se convertirá en mito en lo que tarda en caer un fardo desde un avión al mar, nosotros seguimos a lo nuestro, que es el cine y ahora también la crisis económica, y vamos a hablar de una película estadounidense que nos cuenta los efectos de ésta en unos altos ejecutivos de unos astilleros de Boston.

El hecho de que estuviese dirigida y escrita por quien escribió los últimos capítulos de El ala oeste de la casa blanca, la estupenda serie televisiva sobre el gabinete del presidente de EEUU que interpretaba Martin Sheen y emitieron en La 2 -los primeros eran de Aaron Sorkin, el premiado guionista de Red social-, junto con el tema de lamentable actualidad y unos actores que nos gustan mucho –alguno como Affleck más de director, la verdad- eran elementos suficientes para ir a verla.

Sin embargo con esta película nos ha sucedido como cuando se prueba por primera vez un café genuinamente americano, que no se sabe si es café o cocacola sin gas. En un asunto tan importante como la crisis económica y sus consecuencias personales no aceptamos las medias tintas, y The Company Men es una película algo tibia, enfocada en una parte de la realidad que no es la más grande y con un desenlace quizá demasiado esperanzador.

Las relaciones con la familia, las consecuencias morales y personales y el hondo malestar de los personajes quedan algo desdibujados ante algunos clichés demasiado previsibles. Y ni las lágrimas de Ben Affleck ni el cabreo resignado de Tommy Lee Jones ni la derrota terrible de Chris Cooper consiguen emocionarnos a pesar de sus estupendas interpretaciones, quizá precisamente porque el director ha preferido centrar su visión en otras cosas.

Un relato cuya tesis es que con el esfuerzo se acaba obteniendo lo que uno se propone, que la familia es el soporte fundamental y que lo importante es conservar la honestidad y cierto sentido de la ética, está bien, pero debería habernos dicho más. Porque hay demasiada gente que a pesar del ánimo y el coraje no consigue lo que desea (en España cinco millones), que sus familias no son como la del protagonista o directamente no lo son y que mantener los principios ante el pago de la hipoteca o la alimentación de los hijos es bastante complicado.

A pesar de ello The Company Men mantiene un gesto tangencial de valentía al recordarnos la casi inexistente protección social del estado, las leyes laborales injustas, el cambio de modelo de gestión empresarial, el rigor de los mercados, la falta de escrúpulos de algunos departamentos de recursos humanos y empresarios, la dificultad de encontrar trabajo a partir de una edad determinada o el recurso habitual a la reducción de los costes laborales –llamémosle directamente despidos- para recuperar el valor de las acciones de una empresa a la que el mercado considera poco apetitosa, en definitiva, la realidad económica de los Estados Unidos y de buena parte del mundo.

Nosotros seguimos prefiriendo en estos asuntos tan espinosos los documentales sin ambages como Inside Job. Por cierto, esta semana se celebra Documenta Madrid, el VIII Festival Internacional de Documentales de Madrid, así que seguro que alguna de las películas proyectadas abordará la crisis con otro enfoque.

[Sinopsis: Una película sobre la crisis económica basada en el despido de tres ejecutivos estadounidenses. Valiente en el retrato de los mecanismos empresariales. Algo tibia con los problemas sociales. Un final demasiado esperanzador. Grandes interpretaciones de Tommy Lee Jones y Chris Cooper.]

9 Comments
  1. Noa says

    Pascual, gracias a tu comentario creo que merece la pena darle una oportunidad a este filme que de primeras no me atraía demasiado… buena idea lo de hacer una pequeña sinopsis! pero creo que sería mucho más útil si apareciera en primer lugar, y no al final. Saludos.

  2. ARCO says

    Peli entretenida que te deja pensativo…Asegura tu futuro con la formación profesional, rama carpintería o mejor fontanería, eso no cotiza en bolsa

  3. Eulalio says

    Noa, estoy de acuerdo con tu comentario sobre la sinopsis de la crítica: es una buena idea y debería ir al principio.

  4. elpingamona says

    Perdonen la indiscrección, pero ¿P. Serrano de este blog es el mismo que el de Desinformacion?

    Y ya que estamos, creo que en el personaje de Chris Cooper hay una relación clara con el darwinismo social… algo muy heavy si se reflexiona.
    Esta peli es una más de las de moda en EE.UU, como lo fue la de Caza al Terrorismo, donde hay un aparente crítica al sistema pero no acaba sino siendo más que es una alabanza del sistema capitalista y a su fuerza de regeneración.

  5. KING SPINCH says

    No he visto la peli, entre otras cosas porque hay lista de espera de otras que considero más interesantes.

    De todos modos disiento del señor Serrano en cuanto al gusto por Ben Affleck (no sé cómo lo hace aquí). Un actor que a mí me parece del montón y que creo no merece ser cabeza de ningún cartel. Un guapete que se ha venido arriba con un par de filmes de fortuna. Un actor de esos que se ha formado ante el espejo, que se gusta tanto a sí mismo que, incluso en sus personajes más animosos, resulta bastante in-creíble y empalagoso (véase su estudiada sonrisa de medio lado, a ver si se la cree alguien). Si hubiera tenido más luces, habría aprendido un poco de su amigo Matt Damon, que, desde luego juega en otra liga profesional. Dicho esto, no me anima mucho a ver una peli con este mocito protagonizando, a no ser que sea en la tele, ya esté fagocitado por el sofá y el mando quede lejos.

  6. celine says

    Caramba, King, es usted de lo más selecto. Quizás la vaya a ver, aunque sólo sea por Tommy Lee, pero Pascual Serrano no lo pone muy fácil… Inside Job -que ví por recomendación de este blog- sí que es un trabajo excelente que indigna, deprime y deja un hueco para ingeniar alguna protesta cósmica. Porque, como no sea cósmica a ésos no hay quien los pare.

  7. Pascual Serrano says

    -A Noa y Eulalio, gracias por apreciar la idea de la sinopsis. Por cuestiones de formato y publicación estamos tratando de buscarle un lugar adecuado.
    -A King Spinch, creo que no he sabido transmitir la ironía de la frase en la que reconocía que Affleck me gustaba bastante más como director. Evidentemente coincido en tu apreciación sobre su calidad como actor: es bastante mejorable. Sin embargo las películas que ha dirigido me han gustado mucho (Adiós, pequeña, adiós y The town). Te las recomiendo.
    -A elpingamona, no somos la misma persona. El autor de “Desinformación.
    Cómo los medios ocultan el mundo” y de otros libros interesantes se llama Jiménez de segundo apellido, y yo me llamo Izquierdo. Él es bastante más conocido. Por cierto, estoy de acuerdo en tus reflexiones sobre la película.
    Saludos a todos.

  8. Eulalio says

    No quisiera ser un osado, ¿pero por qué nos das tu opinión sobre «En un mundo mejor»? Es muy buena.
    Salud

  9. lobito bueno says

    Como no entiendo nada de cine,me gustan las críticas,me ayudan a ver aspectos que me pasarían desapercibidos.Por eso sigo los comentarios que,al menos a mí me parecen de alta calidad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.