IGNACIO ECHEVARRíA | Publicado: - Actualizado: 9/1/2017 00:50

De nuevo una exaltada reseña de José María Pozuelo Yvancos sobre la última entrega del serial sobre Alatriste de Arturo Pérez Reverte (El puente de los asesinos, Alfaguara). La publica el ABC cultural de hoy sábado, e imagino que no tardará en poder leerse en la red. Será fácil de encontrar en la sección de Prensa de la web oficial de escritor, auténtico tesoro de panegíricos y enormidades pronunciadas por unos y otros a propósito de su obra. Asombra, cada vez, por consabido que sea, el abrumador tratamiento que las novedades de Pérez Reverte, e incluso sus refritos, reciben en la prensa cultural española. Pozuelo Yvancos, sin embargo, parece haberse propuesto destacar sobre todos a la hora de consagrar a Pérez Reverte como genio de nuestras letras, destinado a ocupar “un primer lugar entre los autores de hoy”, no sólo de España sino del planeta entero. Quien leyera su reseña de hoy sin estar en antecedentes de cómo se las gasta la crítica de este país -y la de Pozuelo en particular- se llevaría la impresión de que nos las vemos con una obra maestra fuera de toda marca conocida. Y por qué no. Vaya con Pozuelo Yvancos y su rasero como lector y como crítico. Suerte que él sí sabe cómo leer esos libros (los de Alatriste), algo –dice- “muy importante”, tanto “como es importante para un marino la carta de navegación”, qué bonito símil.

Pozuelo Yvancos lleva años ya ejerciendo de San Juan Bautista de Pérez Reverte, con celo cada vez más fervoroso. Hace un par de años le correspondió a él, cómo no, presentar al autor en la II Cita Internacional de literatura en español celebrada en Santillana del Mar, en la que se homenajeaba conjuntamente a Mario Vargas Llosa, Javier Marías y el mismo Pérez Reverte. En los prolegómenos de su intervención, Pozuelo no ahorró sus condescendientes varapalos a los críticos que se han empecinado -ya no- en restar méritos al creador de Alatriste y en no comulgar con la idea de que se trata de un escritor excelentísimo.

Pues bueno.

Por cierto, ya que menciono ese sonado encuentro literario quiero aprovechar para compartir con ustedes una asociación mental que me produjo, cuando se celebró, la publicación de una foto en la que aparecían los tres escritores homenajeados. No sé por qué, me vino al recuerdo, absurdamente, esa otra foto famosa en la que se ve tan satisfechos a Bush, Blair y Aznar, en las Azores. Juzguen ustedes por sí mismos hasta qué punto estoy tronado. Pero, ya puestos, diviértanse un rato conmigo trazando disparatados paralelismos, el más evidente de todos el que repara en Aznar, tan contento de haber sido llamado a esa cumbre, al lado de tipos tan importantes.

Fotos: uimp.es y lavoz.com.ar.

Tan, pero que tan contento.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend