El Consejo de RTVE, alarmado por la demora en el nombramiento de presidente

1
Imagen de archivo de una reunión del Consejo de Radio Televisión Española. / rtve.es

Radio Televisión Española, la de todos, la que es líder de audiencia en informativos, tendrá que esperar, al menos hasta junio, para tener un nuevo presidente. Cuando sea nombrado, el ente habrá estado más de un año sin cabeza visible, con una presidencia rotatoria mensual, elegida por orden alfabético entre sus consejeros, seis de los cuales tendrían que haber sido renovados hace más de un año. Una desidia que empezó con el gobierno de Rodríguez Zapatero, que al final de su mandato tenía demasiados frentes abiertos para ocuparse de la televisión y que continúa con el gobierno de Rajoy que, a pesar de haber afirmado en su debate de investidura que renovaría ciertos cargos en un período de tres meses, ha acordado con el líder de la oposición posponerlo hasta junio.

A los miembros del Consejo no les ha parecido bien la decisión, pues uno de los asuntos que expusieron a la vicepresidenta, en su reunión de hace dos semanas, fue precisamente la urgencia en el nombramiento de un nuevo presidente.  La situación, que en sí misma ya es grave  - el presidente tiene competencias exclusivas que no pueden asumir los miembros del Consejo-  se convierte en insostenible ante el recorte de doscientos cuatro millones de euros en el presupuesto para este año, anunciado por el Gobierno.

En esa reunión solicitaron a Soraya Saénz de Santamaria disminuir la cifra del recorte, teniendo en cuenta que RTVE ya había asumido unos compromisos económicos muy importantes este año, los Juegos Olímpicos, la Champion League o los partidos de la selección española, o distribuirla en dos ejercicios, pero el gobierno no lo ha aceptado. Saénz de Santamaria sugirió que se haga más producción propia, en lugar de contratar con productoras externas, algo que los sindicatos llevan mucho tiempo pidiendo. Sin embargo esa medida en sí misma es insuficiente para neutralizar el recorte.

La cifra es tan elevada que las medidas que se anunciaron la semana pasada por el Consejo de Administración  representan una cifra casi insignificante. Se ha solicitado a las "estrellas" de la televisión, que no son personal de plantilla, que reduzcan el importe de los contratos que firmaron en su momento, cuando aún se emitía publicidad en la televisión, aunque el recorte debe ser negociado con cada uno de ellos, se eliminarán los pluses de programa que cobran los presentadores y se reducirán los puestos directivos en un 10%, entre otras. Todas estas medidas aún serán insuficientes para cubrir el 20% que sobre el presupuesto total representa el recorte. Será necesario, además, dejar de emitir algunas de las series que convierten a RTVE en lider de audiencia, pues en la contabilidad del medio, el gasto se produce cuando se emite la serie.

También se estudia la posibilidad, a través de una consulta con la Agencia Tributaria, de pedir la devolución del IVA que se soporta con las compras, ahora que la corporación no emite facturas. La devolución supondría un importe superior a los cien millones de euros, sin embargo la posibilidad de conseguirla parece remota, teniendo en cuenta el régimen tasado de ese impuesto.

Los representantes de los trabajadores también se reunieron la semana pasada con el Director del Gabinete de la Secretaría de Estado de Comunicación y a pesar de la buena predisposición que mostró, aceptando mantener un canal de diálogo con el comité intercentros, no les pudo ofrecer ninguna alternativa al recorte.  Ellos también solicitaron la elección de un nuevo presidente.

Parece que este último punto, a pesar de su urgencia, aún tendrá que esperar.


loading...

1 Comment
  1. Delicius says

    Esto no lo hubría consentido nunca el PSOE. Los socialistas ganaban las elecciones y el el primer consejo de ministros nombraban Director General de RTVE y, consecuentemente, directores de sociedades, RNE y TVE, con sus respectivos equipos directivos. Entre ellos era de gran importancia nombrar a los Directores de los Servicios Informativos.
    El PP, de momento le ha regalado al actual equipo directivo seis meses más de nómina, con sus pagas extras de marzo y junio.
    Es de risa; como se están riendo los directivos actuales que con fecha de caducidad siguen cobrando y trabajando, ya poco, para los que les nombró: el pesebre socialista.
    ¡Tomen medidas señores de PP que para meternos la manos en el bolsillo y subirnos los impuestos y la retención de IRPF, han estado más listos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.