Represión policial también contra los informadores

2
Un policia golpea a un manifestante, en presencia de un cámara, el pasado lunes, en Valencia. / K. Försterling (Efe)

La cobertura informativa de las protestas de los estudiantes del I.E.S. Luis Vives, en Valencia, se ha topado con un serio enemigo: los antidisturbios. Los estudiantes comenzaron el pasado miércoles a concentrarse en el exterior del Instituto para quejarse por la falta de calefacción y los recortes en educación. La protesta fue contestada durísimamente por la policía tanto ese día como los siguientes. En la concentración del pasado lunes, al menos cinco informantes fueron golpeados o maltratados mientras hacían su trabajo.

– Fui golpeada entre las cuatro y las cuatro y media en la plaza del Ayuntamiento, yo no estaba en el medio, pero empezaron a cargar con los escudos protectores y a mí me dieron en el brazo.

Publicidad

– ¿Pero ibas identificada? -preguntamos.

– Da igual que vayas identificado, ellos no miran a quien  golpean.

Quien cuenta esta experiencia es Pura Gómez, periodista de Radio Nacional de España, que después entraba en directo en la radio y narraba para los oyentes lo que estaba ocurriendo en primera persona.

Pura relata para cuartopoder.es como fueron esos momentos: "a un chaval, delante de mí le redujeron entre cuatro policías y le rompieron la nariz. Mientras que yo estaba viendo como sangraba, un fotógrafo se acercó para hacerle una foto y los policías le pidieron que se identificara. Después le dijeron que iban a mandarle una sanción a su casa por desacato".

Según esta periodista, la mayoría de la gente que se manifestaba eran estudiantes. "Podía haber algún infiltrado, pero la mayoría eran pacíficos". La única agresión que vio por parte de los chicos fue verbal o que desobedecían a los policías cuando les decían que no se bajaran de la acera.  También relata como a un señor de cerca de setenta años le redujeron entre varios y le apretaban contra el furgón, " le acerqué el micrófono para que dijera algo, pero el hombre no podía hablar". "No hacía falta tanta agresividad", concluye.

Tras las conversación, Pura se marchaba a la concentración organizada ayer martes, en la que participaron también estudiantes universitarios. En esta ocasión iba a ponerse el chaleco fosforescente con el logotipo de RTVE.

Algo muy parecido le ocurrió a José Manuel Cencillo, fotográfo freelance, con treinta años de experiencia y que lleva veinte trabajando para el diario La Vanguardia: "Fui maltratado junto con otros compañeros, mientras fotografiábamos cómo niños de 12 y 13 años eran pisoteados. Vino un policía y de manera premeditada me golpeó en la cabeza con el escudo, mientras trataba de fotografiar a un detenido, por supuesto el policía no iba identificado".

Cencillo considera que la actuación de la policía fue "desmesurada" y a todos los fotógrafos les daban empujones y golpes cuando iban a captar a los detenidos. "Nos decían que estaba prohibido hacerles fotografías"

Al igual que Pura, José Manuel no está de acuerdo con que sean grupos antisistema los que estaban en la plaza. "Se acercaron cuatro chalados a los que todos conocemos, arrojaron cuatro objetos contados y la policía cargó, sin más, contra 200 o 300 niños".

Según nos han confirmado desde la Unió de Periodistes, también fueron agredidos un periodista de la agencia EFE, un cámara de La Sexta y un fotógrafo de El Mundo.

Por otra parte, ante el tratamiento que se dieron a estos hechos desde la Radio Televisión Valenciana, el Comité de Empresa entregó ayer un comunicado a la jefa de informativos en el que pedía la dimisión del director general de RTVV, de los directores de Canal 9 y Radio 9 y de los jefes de informativos respectivos. Los trabajadores denuncian que se ha ocultado deliberadamente la emisión de imágenes en los que se mostraba la brutalidad policial, que ha habido órdenes de no recoger testimonios de padres o estudiantes detenidos, que se ha informado de los hechos desde la versión de la policía, presentando a los agentes como víctimas, o que se han descontextualizado las causas de la protesta, hablando únicamente de "disturbios" o "incidentes".

2 Comments
  1. ANTONIO ORDOÑEZ says

    Anoche en «Hablar por hablar» (Cadena Ser) un medico de urgencias de Valencia informaba de que, a la salida de las curas, la policia quitaba a los heridos el parte de lesiones. Incluso denuncio que entraron y se llevaron los del medico, que entre otras cosas son confidenciales. Esta actitud es muy grave, por lo que supone de abuso, y deja al ciudadano indefenso para denunciar. Testimonios del programa a partir del minuto 60, las declaraciones del médico en el minuto 108.

Leave A Reply

Your email address will not be published.