La plantilla de 20 Minutos se enfrenta a cuarenta despidos

1
Portada de la edición de hoy, viernes, de 20 minutos.

Sólo la Eurocopa nos regala alguna alegría. Los profesionales del periodismo observamos, cada vez con mayor perplejidad, las cifras sobre nuevos despidos en los medios, que parecen un vehículo sin frenos que cae por una cuesta sin remedio. El número de despidos, los porcentajes de rebaja salarial son mareantes y de leerlo un día tras otro dejamos de ver a los que hay detrás.

Hace dos semanas publicamos que la dirección del periódico 20Minutos  anunciaba un ajuste de plantilla. No se dieron cifras concretas pero el número que circulaba en la redacción era de alrededor de 30 personas. El plan elaborado por la dirección fue sometido al Consejo de Administración, que lo consideró insuficiente y no sólo eso: la propietaria del gratuito, el grupo noruego Schibsted Media Group, pidió que la reestructuración se llevara a cabo consensuadamente con los trabajadores.

Durante esta semana se han producido varias reuniones entre las dos partes, se ha facilitado al Comité de Empresas las cifras que obligan al ajuste e incluso han venido miembros de los comités de otras delegaciones y la dirección ha dado las cifras que considera necesarias para alcanzar el ahorro deseado: deben salir 40 personas, de una plantilla de 190, se producirá una reducción de los salarios a toda la plantilla en un porcentaje medio del 15% y habrá EREs temporales: cada trabajador verá suspendido, durante un período de 30 días al año, su contrato y percibirá la prestación por desempleo. El periódico en papel se deja de editar en las fechas en que la publicidad disminuye. La página web no dejará de estar operativa.

La propuesta realizada por la empresa no contempla la salida de directivos.

Antes de empezar con los despidos, se abrirá un período de bajas voluntarias, al que podrán acogerse los trabajadores que deseen marcharse, que serán indemnizadas con 30 días por año trabajado.

Ayer se celebró una asamblea para informar a los trabajadores a la que asistió toda la plantilla. Los directores, subdirectores y adjuntos de los distintos departamentos, que normalmente no acuden a este tipo de actos, también estaban presentes. El clima era de pesimismo y de preocupación, aunque las cifras no son todavía definitivas.

El comité tiene una semana para proponer un plan alternativo, que consiga el mismo ahorro, con menor sacrificio de la plantilla. Creen que se puede conseguir con la reducción de gastos que consideran elevados y menos necesarios: comidas de empresa, telefónos móviles e incluso que la rebaja salarial se haga de manera más homogénea y sea mayor en las nóminas más elevadas. De este modo se podría reducir el número de bajas a 25 ó 30. La empresa ha expresado su predisposición total a estudiar cualquier opción que se les plantee.

Leave A Reply

Your email address will not be published.