La directora adjunta de 20 minutos abandona el periódico acogiéndose a las bajas incentivadas

2
Imagen de Twitter de Raquel Pérez (@raquelejerique).

Después de un mes de incertidumbre, ya se conoce el resultado del ajuste de plantilla del diario 20 Minutos: 23 despidos y 11 bajas voluntarias. Entre los que han optado por abandonar el periódico, la directora adjunta de la edición impresa, Raquel Pérez, y algunos jefes de sección. Estas bajas han sido indemnizadas con 30 días de salario por año trabajado. Por su parte, los obligados a abandonar el medio recibirán 33 días por año trabajado más un complemento de 7.000 euros para los salarios inferiores a 35.000 euros y de 2.000 euros para los que están por encima de esa cifra.

El ajuste de plantilla se ha visto acompañado de otras medidas: la más sangrante, el cierre de siete delegaciones: Murcia, Alicante, Valladolid, A Coruña, Bilbao, Vigo y Asturias. También se suspenderán los contratos de la plantilla durante 11 días cada año. Cuando se inició la negociación, la empresa exigía que la suspensión fuera de un mes.

En un primer momento, la dirección planteaba la salida de cuarenta y tres personas. Sin embargo, a pesar de haberse reducido la cifra, los trabajadores tienen la sensación de que la empresa ha aprovechado el miedo patente para aligerar la plantilla sin preocuparse realmente de conseguir el ahorro que necesitaban por otros medios.

El comité, tras estudiar los datos que le facilitó la empresa, presentó varias medidas que hubieran reducido las bajas a un máximo de 10:  disminuyendo los gastos de comidas, teléfonos móviles, ahorrando en colaboradores o con reducciones de salario proporcionales.  Sin embargo, estas medidas no se han aplicado porque la dirección no ha querido. Ha preferido despedir a 34 personas en lugar de aplicar un plan de ahorro, que principalmente afectaba a los directivos. El número de salidas ha sido menor al inicialmente previsto porque las personas que se han apuntado a las bajas voluntarias son de mayor masa salarial de las que habían calculado.

Durante la asamblea que se celebró para aprobar el acuerdo alcanzado, los miembros del comité manifestaron a la plantilla su extrañeza porque el director del periódico, Arsenio Escolar, no hubiera defendido que se preservara un mayor número de puestos de trabajo. Al final, han sido los directivos los beneficiados por el ajuste de plantilla. Aunque se anunció que se les bajaría el sueldo un 15%, la reducción ha sido sólo de un 5%, la misma que se aplicará a todos los trabajadores con salarios superiores a los 50.000 euros. El resto de condiciones económicas las mantendrán intactas.

2 Comments
  1. krollian says

    Los jefes siempres serán jefes. Ganado menos das trabajo a mas gente. Pero bueno. lo cómodo y fácil es reducir plantilla y a correr…

Leave A Reply

Your email address will not be published.