SILVIA PADRÓN | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 14:11

Imagen de la redacción de Radio Madrid durante la jornada de huelga de ayer, día 29. / @ComitePradio

En la madrugada del viernes, José Ramón de la Morena finalizaba “El Larguero”,  diciendo algo así como “mañana en la SER será un día especial, porque en todos los lugares hay problemas, y aquí también”. Con esa frase quería justificar el haber emitido su programa, como cualquier día, a pesar de que todas las emisoras de la cadena habían votado a favor de hacer huelga el día 29. Cuando terminó, una voz en off advertía que, debido a la jornada de huelga convocada en la emisora, la programación que se emitía no era la habitual. Y lo haría muchas más veces durante el día, hasta cansarse.

No salió al aire “Hablar por hablar”, el programa que dirige Macarena Berlín. En su lugar, se emitió un programa antiguo de “Milenio Tres”. A ésta le seguía “Si amanece nos vamos”. No hablaba Roberto Sánchez en directo, se emitía otro programa “enlatado”.Hasta las ocho de la mañana no hubo boletines informativos. El Comité de Empresa manifiesta, en el comunicado emitido ayer por la tarde, que se hicieron “desde un lugar desconocido”, no desde los estudios habituales.

“Hoy por hoy” el programa más escuchado de la radio en España, dirigido por Carles Francino, tampoco se emitió en la franja de la mañana. En su lugar programas grabados de “Ser Consumidor” o del propio “Hoy por hoy”.

De nuevo fue un programa deportivo el que se saltó la jornada de huelga. Jesús Gallego presentó su programa a mediodía. Desde el comité nos aseguran que los técnicos desplazados a la Eurocopa secundaron la huelga. Desconocen quienes hicieron posible la emisión.

La jornada vespertina también fue irregular. No se emitió “La ventana” que dirige Gemma Nierga. Lo sustituyó “Ser historia”, pero tampoco fue en directo, sino grabado. La jornada de huelga de 24 horas terminó con “Hora25” que presenta Angels Barceló. Tampoco estaba la directora en el estudio, sino apoyando la huelga. Emitían trozos de programas antiguos creando, incluso, el desconcierto entre los oyentes.

La nota de prensa emitida por la empresa cifra el seguimiento de la huelga en un 55%, pues engloba en el mismo dato la huelga en la radio convencional con las emisoras de radiofórmula. “El paro afectó básicamente a la programación convencional, que se emitió con normalidad pero con una parrilla excepcional”. Cuando habla de parrilla excepcional se refiere a que toda la programación que se emitió fue “enlatada”, a excepción de los programas deportivos y los boletines informativos.

Además la nota arremete contra el comité, acusándole de romper las negociaciones. El comunicado utiliza un eufemismo para explicar la causa de la huelga. “La dirección de la SER convocó a los representantes sindicales para consensuar los cambios de las condiciones laborales que pudieran en un futuro afectar a sus trabajadores” . Oculta que convocaron al comité para comunicarles que iban despedir a 200 personas y bajar el sueldo en general.

El comité de empresa contestó a esta afirmación explicando cómo la empresa, que tenía previsto reunirse con ellos, el pasado miércoles, decidió saltarse ese paso y dirigirse directamente a todos los trabajadores el jueves. Después de sus explicaciones, todas las emisoras ratificaron la huelga.

Artículos Relacionados

  • Ramón

    De la Morena, esquirol esquirolero, tu emisión es un pedo

  • Luca Caballero

    Tristemente, el periodismo deportivo en general y el de la SER en particular, dejan mucho que desear. Degradan el lenguaje y se muestran insolidarios en la mayoría de los conflictos que protagonizan sus compañeros. Los oyentes deberíamos pensar algo para expresar nuestro desacuerdo con tanto esquirol entre los informadores del deporte.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend