La protesta crece en El País: paros parciales, concentraciones y huelga

5
Pancarta desplegada durante la concentración de trabajadores de 'El País', ayer, a la entrada de la sede del diario. / elpaiscomite.blogspot.com.es

(Actualización de las 14:30 horas del jueves 25-10-12 con el anuncio del Comité de Empresa de la suspensión de la jornada de huelga prevista)

En la reunión celebrada ayer, entre las partes, la empresa presentó las dos primeras  modificaciones al ERE anunciado: ampliar las prejubilaciones a los que cumplan 58 años antes del 31 de diciembre de 2012, con lo que el número de éstas pasaría de 21 a 30 y que las reducciones salariales, a los que se quedan, sean progresivas, por lo que la reducción media pasaría del 15 al 13%.

Publicidad

La representación de los trabajadores, en un nuevo gesto de buena voluntad, procedió a desconvocar la huelga prevista para hoy, día 25, aunque considera que las medidas son irrisorias y sólo encaminadas a dar la impresión de que la empresa quiere negociar, de cara a los posibles procedimientos judiciales que se pudieran interponer contra los despidos. Los trabajadores han pedido que todos los despidos sean voluntarios y que, en cuestiones económicas, rija el acuerdo que se firmó el 14 de junio de 2011, dentro del Plan de Eficiencia Operativa, que los trabajadores consideran vigente. La empresa se negó en rotundo a admitir esas condiciones. El próximo lunes tendrá lugar la siguiente reunión.

Esta misma tarde se celebrará una nueva asamblea de trabajadores para decidir si las jornadas de huelga del viernes, sábado y domingo se celebran.

El martes fue el primer día de paros parciales en El País. Dos horas en el turno de mañana y dos en el turno de noche. El seguimiento fue masivo. En el turno de mañana sólo quedaron en la redacción seis personas, entre ellas, una subdirectora, una becaria y un colaborador. Además, a las 7 de la tarde se celebró una concentración de protesta en la puerta del periódico. La empresa decidió adelantar el cierre de la edición, para minimizar el impacto del paro parcial de la tarde. Hoy se celebra el segundo paro de dos horas y, si no hay ningún avance, desde el jueves al domingo está convocada huelga total. Si el seguimiento es como ayer, probablemente el periódico no saldría a la calle.

Mientras, las negociaciones siguen estancadas, no ha habido ningún avance desde que se presentó el despido colectivo hace ya tres semanas. La empresa ha pedido a los trabajadores que sean ellos los que hagan propuestas, cuando los trabajadores han intentado que no se presentara el expediente, que se estudiaran medidas de ahorro y se evitaran los despidos. Además, el comité de empresa ha solicitado infinidad de documentación económica que la empresa no entrega. Los datos aportados son genéricos y dan una información global de los gastos.

Aspecto de la redacción de 'El País' durante el paro de la mañana. / elpaiscomite.blogspot.com.es

Otra información que solicitaba el comité de empresa es la relativa a los gastos de Juan Luis Cebrián cuando sale fuera de España: viajes y alojamientos en su calidad de presidente del Grupo Prisa, como hace unos días, cuando intervino en la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Sao Paulo. Querían saber si esos gastos los paga el periódico pero la empresa no ha contestado. También ha conocido el comité que Prisa le debe a Ediciones El País, la empresa que edita el diario,  35 millones de euros, como consecuencia de la caja única que rige en el grupo desde hace cuatro o cinco años. Esa caja recoje todos los ingresos y gastos pero los ingresos de El País son superiores, en esa cifra, a los gastos. Este último dato es muy importante en el Expediente de Regulación de Empleo porque uno de los motivos para presentarlo es la falta de tesorería.

El comité tiene prevista otra medida de protesta, que ya aprobó la asamblea de los trabajadores, con la entrega este fin de semana de una carta a los lectores, explicando la desastrosa gestión del grupo y las consecuencias del ERE. Se repartirá sobre todo en las ciudades en las que existen delegaciones del periódico y lo harán los propios trabajadores en los puntos de venta.

La situación en el periódico es muy tensa, pues a la falta de diálogo con el comité se unen las continuas amenazas a la plantilla por no firmar las informaciones. La pasada semana se retiraron las firmas durante dos días y los redactores que no publicaban esos días, suscribieron también la medida. La directora de Recursos Humanos de Ediciones El PAÍS, Josefa Gutiérrez, envió comunicaciones personales a los periodistas que se sumaron a la huelga de firmas, amenazando con abrirles un expediente disciplinario ”por incumplimiento laboral grave” si persistían en la retirada de la firma.

5 Comments
  1. Aurora says

    La capataza Josefa es una facha. ¿Desde cuando la empresa puede disponer incluso de tu nombre? Hay que echar a esos sinverguenzas que alegan pérdidas mientras ellos se siguen forrando y hay que procesarles como estafadores

  2. Luismi says

    La situación de «El País» es muy grave. Para trabajadores y lectores. Más al ser el único diario (más o menos) de izquierdas que queda tras la desaparición de «Público». A este paso sólo vamos a poder elegir entre «El Mundo» y «La Razón». Una pena.

  3. morro kotudo says

    La capataza Josefa era trotskista en su época. Subió a los altares cuando hizo la primera limpia en el Globo y luego «recurseó humanamente» el cierre. Desde entonces sus mamadas a los directivos de Prisa y su ambición desmedida la han llevado a donde está ahora: lacaya y sicaria de los prebostes herederos de Polanco.

  4. Irdefonso Ormedo (la rata conileña) says

    ¡Viva la Pepa!

  5. Rory Augustus says

    I was wondering if you ever considered changing the structure of your site? Its very well written; I love what youve got to say. But maybe you could a little more in the way of content so people could connect with it better. Youve got an awful lot of text for only having one or 2 pictures. Maybe you could space it out better?

    http://www.digitaloceanpromocode2016.com/

Leave A Reply

Your email address will not be published.