Los despidos se extienden por todas las delegaciones de El Mundo

Concentración_Mundo Castilla León
Concentración de trabajadores en la sede de El Mundo de Castilla y León. / Comité

Avisamos en el mes de enero. Unidad Editorial pretendía desmantelar las delegaciones, en primer lugar País Vasco, Castilla y León y Barcelona. Y no sólo se ha cumplido, sino que se va a extender al resto. Es el nuevo modelo, dice la dirección, que comenzó con seis despidos en el Pais Vasco y pretende reducir las ediciones regionales a un cuadernillo pues, dicen, no pueden competir con la prensa regional.

En la delegación de Castilla y León, en la que actualmente trabajan 27 personas, se celebró ayer una huelga, seguida por el 70% de la plantilla. Es su protesta ante la venta del periódico al empresario José Luis Ulibarri, imputado en la trama Gürtel. En la última reunión entre la empresa y los comités éstos pidieron garantías para los trabajadores de ese diario: que la nueva empresa mantenga los puestos de trabajo durante al menos dos años y que se abra un período de bajas voluntarias para que los que quieran se puedan marchar con las mismas condiciones de los despidos del año pasado. La dirección, después de negar durante mucho tiempo la venta, les ha dado poca información y pocas garantías con el cambio de empresa. Hoy se celebra una nueva reunión y si no hay acuerdos las movilizaciones pueden continuar. Además, hace dos semanas que retiraron las firmas.

Publicidad

Concentración_El Mundo Barcelona
Los trabajadores de El Mundo Barcelona, apoyados por periodistas de otros medios. / Comité

En la delegación de Barcelona han entregado cartas de despidos a seis trabajadores, cinco de la redacción y uno que pertenece al corporativo, por lo que la plantilla quedará reducida a 11 personas. Entre los despedidos está el delegado sindical, del que se prescinde con la excusa de que su departamento se desmantela; es el único fotógrafo en plantilla, los demás son colaboradores.

Los periodistas hace dos semanas que retiraron las firmas y para hoy y mañana han convocado una huelga. El pasado martes desconvocaron la que se iba a celebrar, creyendo que podrían llegar a un acuerdo con la empresa y evitar los despidos, pero no hubo ni un paso atrás. En la reunión con el gerente y el director de personal, los trabajadores propusieron reducciones de jornada y de salario y bajas voluntarias pero no consiguieron nada y el día 15 abandonarán la redacción.

En todos los centros de trabajo de Unidad Editorial se celebraron ayer concentraciones de protesta por la actitud de la empresa y contra los despidos. En Barcelona recibieron el apoyo de periodistas de otros medios y en Madrid se concentraron alrededor de 200 personas.

Pero los recortes de personal no terminan aquí, entre hoy y mañana se van a anunciar nuevos despidos en las delegaciones de Baleares, Valencia y Andalucía.