División entre los sindicatos de RTVE ante la negociación del convenio colectivo

0
Manifestacion_trabajadores_RTVE
Manifestación de los trabajadores de RTVE el pasado 22 de junio/ S. Padrón

El pasado miércoles se alcanzaba un acuerdo entre las organizaciones sindicales presentes en la mesa y la dirección, previo a la negociación del II Convenio Colectivo de la Corporación RTVE, que no deja contentos a los trabajadores. Desde los sindicatos firmantes (UGT, SI y USO) se advierte que, de no haber llegado a un acuerdo, la amenaza de un expediente de despido colectivo estaba sobre la mesa y que ahora el empleo está garantizado y los críticos con el documento (CCOO y CGT) advierten que se podrán amortizar puestos de trabajo y que el esfuerzo económico volverá a recaer sobre los trabajadores.

Una de las reivindicaciones  esenciales de la plantilla es que no se produzcan despidos. El acuerdo garantiza una plantilla máxima de 6.400 trabajadores hasta diciembre de 2015 aunque no habla de mínimos. Se podrá reducir el número de trabajadores por fallecimientos, jubilaciones, finalizaciones de contrato y bajas voluntarias, que no serán repuestos, salvo en casos excepcionales. A cambio, el recorte salarial será importante. Se cifra en el 7,5% de los gastos de personal, con un monto total de más de veintiocho millones de euros.

Publicidad

Desde CCOO consideran inaceptable la reducción salarial acordada porque a los trabajadores no se les da una información clara de las cuentas de la entidad. Denuncian que hay directivos que triplican el salario del presidente del Gobierno, contratos millonarios con productoras y conceptos sin resolver como los famosos "pluses de programa", cantidades asignadas "a dedo" a determinados trabajadores, por cuantías elevadas sin justificación. Además niegan que exista amenaza de despido colectivo sobre la mesa y denuncian que la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) de la que depende el ente, no ha firmado el acuerdo, por lo que la garantía del empleo queda en entredicho. Si la aportación del Estado, a través de los presupuestos, vuelve a reducirse en el siguiente ejercicio, el empleo volvería a estar en peligro. Es necesario el compromiso de la SEPI del mantenimiento presupuestario.

Para el sindicato CGT el sacrificio es muy grande para garantizar una plantilla máxima que ya se contemplaba en el "Acuerdo de los Peñascales". El compromiso de mantener 6.400 empleados se adoptó aquí, como paso previo al ERE de 2006, que prescindió de más de 4.000 trabajadores de la radio y televisión públicas y rebajó las condiciones económicas para las nuevas incorporaciones. No se produce mejora sobre lo ya existente y la garantía es por un período muy corto, hasta diciembre de 2015.

Las propuestas de CGT pasan por mejorar la gestión del ente, con mayor transparencia y participación de los trabajadores. Que se conozcan los contratos de los directivos externos y de las productoras y que el ahorro no salga únicamente de los salarios.

El nuevo convenio colectivo deberá estar firmado antes del próximo 1 de octubre y desde CCOO y CGT esperan que se apruebe con el voto directo de los trabajadores.

Leave A Reply

Your email address will not be published.