Mérida clásica y veraniega

3

Elvira Huelbes

Concha_Velasco_Hécuba_Festival_Mérida
Concha Velasco, en el papel de Hécuba. / festivaldemerida.es

Los que pasen de los 50 se acordarán de los cines de verano, esos espacios al aire libre, bajo las estrellas, en los que se disfrutaba de la brisa nocturna que daba un respiro al calor sofocante (al menos, el de Toledo de mis recuerdos), donde echaban aquellas películas normalmente del Oeste, que los espectadores, duro en mano, veíamos sentados en sillas plegables de madera, bolsa de pipas y gaseosa en mano.

Ahora imaginen, los de 50 y los de abajo, eso mismo pero en plan teatro, con actores en directo, vivitos y coleando, que se atreven con ApuleyoSénecaAristófanes… clásicos griegos y latinos, evocando otro tiempo de manera tan brillante que emula al que vivimos ahora mismo, cientos, miles de años después.

Aunque la película de Ridley Scott, Gladiator (pronúnciese tal cual, que es latín), no se proponía dar a conocer en plan turístico la Mérida del fiel servidor de Marco Aurelio -recuerden las escenas de devastación de su casa por sus enemigos-, Extremadura es tierra que merece ser recorrida con la calma de las vacaciones, recorriendo sus rincones reales, Yuste, la Vera, Jarandilla, Monfragüe y, por la noche, cuando las estrellas forman en lo alto, se impone un viaje a la mejor Grecia, por ejemplo, tan a mano como lo ofrece el Festival Internacional de Teatro de Mérida. 

Si durante el mes de julio se han representado también autores más cercanos como Shakespeare y, sobre todo, Marguerite Yourcenar, en agosto el programa anuncia Hécuba, de Eurípides (hasta el día 11), con una actuación estelar de Concha VelascoLas Tesmoforias, de Aristófanes (del 14 al 18), donde el autor heleno se ríe un buen rato a costa del denostado Eurípides; y un latino, Plauto, con Los Gemelos (del 21 al 25), otra divertida comedia, la más famosa de su autor, para cerrar el mes y la temporada.

Así que cuartopoder se ha puesto en contacto con el director del Festival, Jesús Cimarro:

Jesús_Cimarro
Jesús Cimarro, director del Festival de Teatro de Mérida. / Jero Morales

 ¿Qué criterios sigue para elegir las obras de Mérida?

– El año pasado, en la primera edición del Festival de Mérida que dirigí, hice una selección de lo que yo creía que podía ser más interesante para el público y con el objetivo de recuperar la esencia grecolatina del festival que se había perdido en los últimos años. Para esta segunda edición tenía claro que quería inaugurar con el Ballet Nacional de España y la Orquesta de Extremadura y el espectáculo ‘Medea’, ya que quería hacer un homenaje a la primera ‘Medea’ que escenificó Margarita Xirgu en el Teatro Romano de Mérida en 1933, de la que se cumple este año por lo tanto el 80 aniversario. Se trataba de hacer un guiño a ese hecho y a la Orquesta de Extremadura, una agrupación musical que ha estado a punto de desaparecer. El resto de la programación he querido programas espectáculos distintos entre sí, como ‘Fuegos’, una apuesta muy arriesgada que al final ha obtenido el aplauso del público y la crítica y otros más del gusto del público como ‘El Asno de oro’ de Rafael Álvarez ‘El Brujo. La idea es conseguir una mezcla de estilos, comedia, tragedia y que, en definitiva, cada espectáculo sea un acontecimiento. Además, contamos con una Programación Off que nos ha permitido tener en el festival todas las artes de la cultura: teatro, danza, música y cine. He buscado presentar una variedad de oferta cultural, para todo tipo de públicos, y creo que lo he conseguido.

 ¿Es producir teatro especialmente duro desde 2008 hasta hoy?

– Es mucho más difícil ahora porque estamos en una crisis profunda y el teatro no es ajeno a la coyuntura económica. Este año especialmente, porque llevamos acumulado muchos años de crisis y producir para Mérida, es más difícil aún, porque casi siempre hay que crear espectáculos específicos para este festival, por su esencia grecolatina.

– Como miembro de la Federación Europea de Empresarios, ¿está Mérida a la altura de otros teatros clásicos europeos?

– Mérida es un referente y hemos recuperado su título de internacional con el propósito de situarlo en el mapa de los festivales europeos. El año pasado conseguimos reunir en Mérida a 20 directores de algunas de las citas escénicas más importantes del mundo en el Foro de Festivales y empezamos ya a trabajar por devolver al Festival de Mérida a los circuitos internacionales y seguimos haciéndolo. Sus frutos se verán en próximas ediciones. Y respecto a la producción teatral española, por supuesto que está a la altura, e incluso en muchos casos por encima, de la de cualquier país europeo. Madrid es la quinta capital mundial del teatro. Con la crisis, los recortes han afectado mucho a la cultura y se están haciendo verdaderos milagros con los presupuestos públicos. En Mérida, se está sacando un gran rendimiento a este presupuesto.

– ¿Vive Madrid un esplendor teatral como dicen los más optimistas? ¿Y Barcelona, qué le ha pasado?

– Sí, creo que Madrid vive una eclosión teatral. Tiene 61 teatros y muchísima producción y muy buena. Barcelona era hasta hace cinco años la capital del teatro en España, pero desde hace cinco años le ha tomado el relevo sin duda Madrid.

– ¿Cómo "vender" hoy estas historias? ¿Se lleva mejor Aristófanes con nuestro tiempo que Eurípides?

– Los clásicos siempre están de rabiosa actualidad, solo hay que leer y releer esos textos para comprobarlo y ver las grandes similitudes que guardan lo que nos contaron hace más de dos mil años con el presente. La corrupción que se daba tanto en Roma y que describen muchos de esos textos antiguos está hoy en todos los periódicos. El teatro no es más que el reflejo de la realidad. Y cada tiempo también tiene su realidad. En esto tampoco hemos cambiado tanto.

Información útil.
3 Comments
  1. Mariapuj says

    Yo no me la pierdo.
    Ah! Por si os interesa yo he comprado mis entradas al 55% de DESCUENTO en http://www.enPlanCupon.com
    Maria Alcuescar

Leave A Reply

Your email address will not be published.