Escrito en el cuerpo

0

Elvira Huelbes

Expo_Escrito_sobre_el _cuerpo
Una de las fotografías que ilustra el folleto de la exposición. / fundaciontelefonica.com

Quedan unos pocos días antes de que acabe agosto y, con él, una exposición que no deben perderse si están por Madrid. Se trata de Escrito sobre el cuerpo, una serie de fotografías, vídeos y poemas con los que abarcar algo más que mensajes en la piel de sus protagonistas, fotografiados por la artista iraní Shirin Neshat (1957). La exposición lleva todo el verano abierta en la sede de la Fundación Telefónica, sita en la calle de Fuencarral, número 3.

Las obras están distribuidas en tres grupos en los que la artista trata las representaciones de la diferencia y la identidad en la experiencia de las mujeres y la carga de elementos culturales que soporta el cuerpo femenino. Elementos como el velo, la caligrafía y la pintura de carácter histórico componen su expresión, que parte de la tradición musulmana.

Me gustan especialmente las fotografías que provienen de su trabajo sobre El Libro de los Reyes, de 2012, en las que los cuerpos aparentemente tatuados de hombres y mujeres narran la historia que podría ser la del esplendor de la Persia antigua, pero también otras historias quizás menos triunfales aunque igualmente heroicas.

Se vale Neshat del chador y la caligrafía aljamiada para facilitar claves con las que comprender lo absurdo de la situación que vive el pueblo iraní, el hastío de pesadilla que produce la situación política del país a las personas conscientes de la falta de libertad, de la incapacidad de decidir sobre sus vidas.

Quizá más expresiva que la serie titulada Extasis, de 1999: mujeres envueltas en la tela negra, como cuervos desperdigados en el desierto, o postradas en oración, bultos negros sin alma; más significativa que ésa, digo, me parece la de Susurros, de 1997, en una de las cuales el perfil de una mujer, cubierta con un chador que ocupa tres cuartas partes de la fotografía, se dibuja sobre el bello rostro de un hombre de mirada profunda y clara determinación de vivir con más dignidad de la que está dispuesto a ofrecer el régimen de los ayatolás. Una fotografía que forma parte de la colección de Telefónica, por cierto.

Poemas muy bien seleccionados de  Mehdi Akhava Sales (1925-1990), Ahmad Shamlú (1925-2000) y la malograda Forough Farrojzad (1935-1967), muerta en extrañas circunstancias, no sólo acompañan las imágenes sino que forman parte sustancial de la muestra. También, como dije al principio, dos vídeos: un cortometraje –Zarín- en el que la artista trata el cuerpo “en desorden” de la mujer en sus distintas manifestaciones, desde la prostitución al erotismo, de la anorexia a la belleza, la culpa, el horror.

Muy simbólico es el video OverRuled, una reflexión sobre la justicia y la lucha del artista contra las arbitrariedades del poder. “Soy la negra noche que se enfureció con la luna… Soy el mendigo desnudo que se enfureció con el rey… ¿Qué son cuatro, cinco y seis si me enfurecí con Dios?”. Rebelión divina. La rebelión necesaria que afloró en el espíritu de lo que se vino en llamar Primavera árabe, una construcción de la Inteligencia norteamericana, para unos, pero también una rendija de desesperada y breve bocanada de aire para muchos de sus protagonistas. No se la pierdan.

Información útil.

Leave A Reply

Your email address will not be published.