Los recortes y bajas en Unidad Editorial serán votados de nuevo

2
El Presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano. / unidadeditorial.es
El Presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano. / unidadeditorial.es
(Actualización a las 00.00 horas del 14 de septiembre de 2013 con el resultado de la nueva votación)

La amenaza de 400 despidos, aplicando estrictamente la legislación laboral, ha cambiado totalmente el escenario de la votación sobre los recortes en el grupo Unidad Editorial. La participación ha pasado del 73 al 78% y si mientras hace 9 días ganaba el No por 45 votos, ayer salió aplastantemente la opción favorable a los recortes. Frente a los 518 trabajadores que se opusieron el pasado 4 de septiembre, ayer solo 226 votaban en contra y 71 en blanco, mientras 844 ratificaban el preacuerdo firmado entre empresa y representantes sindicales. La única mejora que ha ofrecido la dirección entre una votación y otra es una garantía de empleo hasta marzo de 2014, en lugar de hasta diciembre de 2013. De este modo se confirman los recortes salariales entre el 3 y el 13,5% en función del salario y para lo que queda de año y bajas incentivadas que podrían llegar hasta las 100 personas, además de otras medidas

Publicidad

Las noticias se han ido sucediendo vertiginosamente en Unidad Editorial desde que el pasado 4 de septiembre los trabajadores decidieron no ratificar el acuerdo al que habían llegado la dirección y los representantes de la plantilla.

La empresa rápidamente anunció que tomaría medidas unilaterales para conseguir el ahorro comprometido con la matriz RCS Mediagroup y acusó a los miembros de la comisión negociadora de no haber informado bien a la plantilla de las consecuencias del voto en contra del preacuerdo. Además -obviando que ellos son el cauce entre la plantilla y la gerencia- el Director Editorial del grupo, junto con el director de El Mundo informaron directamente a los jefes de redacción de las consecuencias del voto negativo.

El pasado lunes la dirección anunció que la ampliación de capital comprometida por RCS Mediagroup por 400 millones de euros, que garantiza la viabilidad de las publicaciones a corto y medio plazo,  se había desbloqueado, gracias al compromiso de la empresa de que conseguiría la estabilidad económica necesaria.

Mientras esto ocurría, los representantes de los trabajadores se reunían para decidir como actuar ante la negativa de la plantilla a ratificar el acuerdo que ellos habían firmado y la compañía les anunciaba que, si no se conseguía alcanzar acuerdo alguno, se producirían entre 300 y 400 despidos en el mes de enero con las estrictas condiciones que marca la reforma laboral, además de realizar bajadas de salario unilaterales y cualquier otra de las medidas que permite la legislación. En los 24 años de vida del grupo nunca la empresa ha aplicado recortes salariales u otras medidas sin negociarlas.

Por ello, en el día de ayer, se volvieron a convocar asambleas en todas las redacciones, que tomaron dos decisiones: la primera ratificar a los miembros de los comités y delegados de personal, para que sigan siendo los intermediarios ante la dirección y la segunda, que se repita la votación del preacuerdo, ampliando la garantía de mantenimiento de empleo hasta marzo de 2014. La repetición de la votación se acordó con 558 votos a favor, 112 en contra y 64 abstenciones.

La nueva consulta se celebrará el próximo viernes en todas las sedes del grupo y previsiblemente el resultado será favorable al acuerdo. Como ya contábamos en cuartopoder, hay muchos trabajadores que ya habían solicitado su baja incentivada antes de la votación, dadas las atractivas condiciones de la misma y a los trabajadores de las revistas les tranquilizaba el pacto relativo a las recolocaciones en caso de cierre de alguna publicación, algo que la empresa ya anunció a principios de año y que desde la plantilla se da como hecho.

Los trabajadores esperan que la ratificación del acuerdo consiga la estabilidad necesaria para abordar nuevos proyectos anunciados y sin concretar, como son la puesta en marcha de un vespertino en la edición digital o extender el pago por contenidos a todas las publicaciones.

2 Comments
  1. Marifé says

    Somos unos acojonaos, ahora votaremos que si, y de paso legitimamos a la empresa y a los tuercebotas que nos representan…

  2. Yo digo NO says

    A quién se ha preguntado para afirmar que los trabajadores esperan que el recorte se ratifique? Los trabajadores esperan lo contrario, como demostraron el otro día con sus votos… Un recorte brutal a cambio de que ellos ni siquiera se quiten los cochazos de empresa?… Venga ya!

Leave A Reply

Your email address will not be published.