La FeSP condena la actuación policial contra Luis Díez y pide a la Delegación del Gobierno que aclare los hechos

2
Víctimas del franquismo, durante la concentración de ayer, mientras esperaban a ser recibidos por los enviados de la ONU. / @ComisiónVerdad_
Víctimas del franquismo sostienen un cartel con imágenes de desaparecidos, durante la concentración de ayer, mientras esperaban a ser recibidos por los enviados de Naciones Unidad. / @ComisiónVerdad_

(Actualización de las 11.00 horas del 26 de septiembre con la negativa de la APM a emitir un comunicado)

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), que denuncia incansablemente cada agresión a periodistas  de la que tiene noticia ha expresado hoy su "repulsa" por la actuación policial contra el periodista de cuartopoder.es Luis Díez, a quien empujaron contra la pared para identificarlo, pese a que había mostrado previamente su acreditación profesional, según relata hoy él mismo en su crónica. En una extensa nota difundida esta tarde, la FeSP expresa su "rechazo" a las prácticas policiales y reclama a la Delegación del Gobierno en Madrid que "esclarezca lo ocurrido".

La Asociación de la Prensa de Madrid  (APM), por su parte, elaboró un informe con los datos que le aportó Luis Díez, en el día de ayer, y lo elevó a la Junta Directiva. Puestos en contacto hoy con un representante de la APM nos ha indicado que no hay pronunciamiento oficial de la asociación sobre este caso.

Testigos de esa agresión fueron el sociólogo Francisco González Tena, autor de un informe sobre los niños robados que ayer entregó a los comisionados de la ONU, y el periodista y colaborador de este periódico, Alejandro Torrús.

González Tena ha enviado por escrito esta versión de los hechos: "Cuando terminé mi entrevista con miembros de esa Comisión de la Agencia de NN.UU., me salí a la puerta del hotel en donde estaban reunidos todos los ciudadanos que no habían accedido al interior del hotel y aguardaban a familiares y amigos que seguían dentro. Junto a las vitrinas de la contigua tienda de recuerdos y antigüedades fui entrevistado por dos periodistas, uno de ellos acreditado como tal por el digital Cuarto Poder, Luis Díez. Cuando terminamos me retiré unos metros para volverme a encontrar con mis compañeros unos metros más abajo frente a la entrada del hotel. Ante la paulatina dispersión por decisión propia de los concentrados, los policías que bloqueaban el acceso al hotel se replegaron hacia sus furgonetas. En ese momento y cuando los dos periodistas que me habían entrevistado charlaban en el mismo sitio observé como, sin duda por decisión de alguno de ellos y sin  que existiese el más leve indicio de alteración ni incidente alguno, tres de ellos corrieron hacia el punto en el que los dos periodistas hablaban con aire tranquilo e increparon a Luis Díez de forma violenta, hasta el punto de alzar la voz innecesariamente y, de una forma brutal e inesperada por la ausencia de cualquier indicio previo, agarró uno de ellos al señor Díez y lo llevó contra el escaparate del comercio. Muy asustado y nervioso por actitud tan provocativa el señor Díez trató de mostrar su acreditación como periodista. Cuando observé este altercado incomprensible me desplacé hacia allí y en ese momento los policías completaron su retirada hacia el vehículo que ya les esperaba con el motor en marcha."

Alejandro Torrús, por su parte, nos ha ratificado la versión de Luis Díez, pues estaba junto a él en el momento de la agresión. "Yo intenté hablar con uno de ellos y no se molestó en contestarme ni en mirarme a la cara".

El de Luis Díez es un caso más de periodistas agredidos por policías, mientras realizan su trabajo, con frecuencia en concentraciones o manifestaciones. Juan Ramón Robles fue ganador del premio Ortega y Gasset de periodismo digital en 2012, precisamente narrando la agresión que él mismo sufrió; Raúl Capín y Adolfo Luján fueron detenidos por la policía en su domicilio y permanecieron dos días en dependencias policiales, y sólo son dos ejemplos entre muchos más.

Leave A Reply

Your email address will not be published.