Luis Goytisolo, el escritor reflexivo

3
Imagen de archivo de Luis Gotisolo. / E. H.
Imagen de archivo de Luis Goytisolo. / E. H.
Actualización del 16-11-13 con declaraciones de la escritora Soledad Puértolas

Luis Goytisolo, colaborador nuestro, acaba de ser galardonado con el Premio Nacional de las Letras, el más importante institucionalmente después del Premio Cervantes. Es un premio que se otorga a una trayectoria literaria, por lo que suele recaer en autores de probada excelencia: Rafael Sánchez Ferlosio, José Luis SampedroMiguel Delibes, Martín de Riquer, Rosa Chacel, Pepe Caballero Bonald, Juan Goytisolo, Buero Vallejo, Manolo Vázquez Montalbán, Rodríguez Adrados, Ana María Matute, Paco Ayala

En cierta manera, por lo menos visto  a posteriori, es un Premio que le cuadra, por lo que la sorpresa ante la concesión del galardón parece diluirse, pero esa sensación es falsa: Luis Goytisolo es un escritor que nunca ha buscado el aplauso del público y ha realizado una vasta obra, desde que comenzó con Las afueras hasta su culminación en las cuatro novelas que componen Antagonía, y esas labor se ha realizado la mayor parte de las veces con cierto consenso de la crítica pero sin el eco adecuado que la excelencia de esa obra merecía.

Tenía que ser ahora o nunca. Y digo ahora porque siendo Antagonía obra que llevaba ya muchos años entre nosotros acabada, dada ya esplendor, fija, ha tenido que ser Anagrama, con la celebración del número 500 de la colección de Narrativa Hispánica, que editó con ese motivo una bella edición de la novela, la que por fin ha servido de trampolín para que esta obra fuera por lo menos, revisada de nuevo por algunos, leída por primera vez por otros. Hay que decir que tuvo presencia en las librerías y eso, para una obra de ese calibre, fue una suerte.

Más tarde Goytisolo ganó el Anagrama de Ensayo con Naturaleza de la novela, que es un libro, como todos los suyos, inusual. A pesar de que la prensa le dio cancha, quizá por la importancia del premio, lo cierto es que ha sido obra poco comprendida entre nosotros, porque en este libro Luis Goytisolo reflexiona sobre el fenómeno de la novela, no sólo de su decadencia, como se ha querido ver con ciertas anteojeras,  y como no suele ser habitual que en España los autores reflexionen sobre su oficio, su trabajo, su pasión, lo cierto es que en el mundillo filológico, que son los que mandan en estas lides, la obra fue considerada un ensayo muy subjetivo sobre la cosa.

Esa obviedad, ¿qué es objetivo cuando se trata del gusto?, ocultaba una cuestión casi ancestral respecto a los estudios de teoría literaria en España, dividida en castas académicas, algo que el ensayo de Goytisolo, que tocaba muchas teclas reventó  a su modo. En fin, el caso es que el libro tuvo una acogida entusiasta por parte de aquellos lectores preocupados por saber sobre la novela y su futuro. El libro de Goytisolo, en este caso, más cerca de la didáctica y del rigor anglosajón y francés, tuvo su público, pero público rehén de su propia pasión, lo literario, es decir, un público minoritario. Luego, la edición de otra novela, El lago en las pupilas, en Siruela.

De ahí que esa presencia en pocos meses entre la publicación de nuevo de su Antagonía y Naturaleza de la novela haya servido para que su nombre volviera al candelero de los media culturales. Ha sido una suerte. Gracias de nuevo a esa presencia este Premio parece una sanción adecuada a aquel que lleva numeroso años ejerciendo una de las labores literarias más originales y excelentes de la narrativa española. Y casi en silencio.

Hemos felicitado a Luis Goyisolo por esa concesión, cosa de la que se siente satisfecho pero nos dice: “Me ha pillado por sorpresa ya que no tenía ni idea de que se diera hoy el Premio. Así que bienvenido sea”.

¿Sin reparos? Sin reparos, “salvo uno. Es de carácter lingüístico y tiene que ver con su denominación “Letras Españolas”. Yo creo que sería mejor llamarle Premio de las Letras de España, ya que no se refiere sólo a los escritores que escribimos en castellano sino a los que escriben en todos los idiomas españoles”.

Luis, siempre puntualizando. Lo que sucede es que puntualiza bien. Felicidades.

La escritora Soledad Puértolas, por su lado, ella misma académica de la Lengua y admiradora de la obra de Luís Goyisolo nos ha envíado estas líneas sobre su figura que reproducimos a continuación. En ellas incide en la particular visión que contra viento y marea Luís Goytisolo ha llevado cabo para realizar una de la sobras más interesantes y originales de la reciente narrativa en español:

"El Premio Nacional de las Letras ha recaído este año sobre uno de los escritores más decisivos e interesantes del panorama de la literatura en español. Como lectora, escritora y amiga, no puedo sino alegrarme. La trayectoria de Luis Goytisolo indica claramente la voluntad de un escritor que se atiene, fundamentalmente, a sus demandas literarias personales. A través de ellas,  nos ofrece una visión del mundo como un lugar, aunque hostil y decepcionante, lleno de interés. Es el espacio en el que se desarrolla la personalidad, donde toman cuerpo las ambiciones y los deseos , donde se sufren desengaños y donde nunca se deja de aprender y de esperar. Todo eso está en la obra, siempre cambiante, siempre en busca de sí misma, de Luis Goytisolo, un escritor eternamente joven".

3 Comments
  1. estrella says

    Con mucho retraso, pero está bien corregir errores. Enhorabuena!

  2. Y más says

    Creo que fue Rafael Conte quien dijo que Luis Goytisolo no se comería un rosco en España. Y mire por dónde…

Leave A Reply

Your email address will not be published.