Grupo Zeta e Intereconomía felicitan la navidad a su plantilla con bajadas e impagos de salario

2
Trabajadores de Grupo Zeta protestan en e estreno de una película de la productora de Antonio Asensio/ @ComitePeriodico
Trabajadores de Grupo Zeta protestan en el estreno de una película de la productora de Antonio Asensio/ @ComitePeriodico

Aunque la Navidad sea un tiempo de paz y cordialidad no sucede así en todos los sitios. Hay empresas que son implacables con sus trabajadores y que no dan una tregua ni en esta época. Es lo que ha sucedido en el Grupo Zeta. La pasada semana se reunía la dirección con los representantes de los distintos comités para anunciarles una bajada salarial del 25% a la que se suma la consolidación de la reducción del 8% que, en principio, era sólo hasta finales de 2014.

Como lo de respetar los pactos no debe estar en el ADN de los directivos, el convenio ya no vale y les proponen una modificación sustancial de las condiciones de trabajo para ahorrar ocho millones de euros.

La respuesta de los trabajadores ha sido comenzar una huelga de firmas y cumplir estrictamente el horario y las tareas asignadas, que se prolongará, al menos hasta el día 27 de diciembre, fecha de la próxima reunión. Además han aprobado presentar una carta de reprobación a Antonio Asensio y al resto de directivos, firmada por toda la plantilla, en la que les manifiestan que están hartos de sufrir recortes y despidos y piden compartir el esfuerzo entre todos.

La plantilla, en la primera reunión mantenida, no se opuso frontalmente a la reducción de salarios pero puso sobre la mesa una serie de cuestiones antes de empezar a negociar: que el sacrificio fuera por igual para los trabajadores en convenio como para los directivos; que el propietario mayoritario del Grupo Zeta, Antonio Asensio, que a su vez es el arrendador del grupo, les rebajara el importe de los alquileres de los edificios de Barcelona y Madrid, que triplican los de mercado; que el Sr. Asensio devuelva diez millones de euros que Grupo Zeta prestó a Zeta Audiovisual cuando ésta se desgajó de aquella, que no carguen sobre los hombros de los trabajadores los 27 millones de euros que la empresa debe a Hacienda por unas actas de inspección de los ejercicios 2001 a 2005 -pues ese dinero se repartió como beneficio entre los accionistas y deberían ser ellos los que se hicieran cargo y no los trabajadores- y en último término que se renegocie con los bancos el préstamo sindicado del grupo para conseguir mayor liquidez.

Ninguna de las peticiones de la plantilla fueron contempladas por la dirección, que alegó que los directivos ya han hecho muchos sacrificios, que el presidente no aceptaba rebajar los arrendamientos y que los bancos no aceptan renegociar la deuda, por lo que el próximo día 27 de diciembre, quedará constituida la comisión negociadora y a partir de esa fecha tienen quince días para llegar a un acuerdo y, si no se alcanza, la empresa aplicará la reducción salarial del 33% y además tiene previsto despedir a 15 personas.

"Nosotros no nos negamos a negociar pero creemos que todos debemos colaborar, si no tenemos liquidez que el propietario haga una ampliación de capital o devuelva los diez millones que debe al grupo. Nos piden sacrificios pero El Periódico de Catalunya da beneficios y el resto del grupo, si redujera el gasto en alquileres, también. No nos han dado ningún dato y nos amenazan diciendo que entraremos en concurso de acreedores si no nos bajamos el sueldo, nos relata un miembro de un comité de empresa.

Por ello, el pasado viernes los trabajadores decidieron en asamblea adoptar una respuesta común que es seguir pidiendo a la empresa que se repartan los sacrificios entre todos. Se da la circunstancia de que los tres inmuebles que ahora Asensio tiene alquilados a Grupo Zeta eran del grupo, que él los compró en un momento en que las sociedades necesitaban liquidez y se los alquiló pero a unos importes que en la actualidad, triplican los precios que se pagan por inmuebles similares. Del mismo modo, el préstamo que Asensio concedió a Zeta Audiovisual, que no es una empresa del grupo sino suya, vence "a lo largo de 2014" por lo que la plantilla ha exigido que se devuelva a la mayor brevedad para hacer frente a los pagos y que aporte el capital que sea necesario para poder cubrir la deuda con Hacienda.

La plantilla de Intereconomía TV está también de huelga en estos días. Todo lo que se emite son programas grabados o los que se hacen por productoras externas. El seguimiento de la huelga -que comenzó el pasado lunes y durará hasta el día 26 de diciembre- es total y está justificada porque la empresa les debe ocho nóminas. La situación es así desde hace año y medio y la plantilla no ha protestado en todo este tiempo. Ahora lo hace porque siguen sin pagarles y están contratando gente nueva.

"En el mes de junio hicieron un ERE y despidieron a cien personas pero ahora están contratando más trabajadores - aunque a través de otra empresa, no de InterTV - a los que ya les deben la nómina de noviembre", explica a cuartopoder una trabajadora.

El mutismo que siempre había rodeado a la cadena de Julio Ariza parece que está desapareciendo y los trabajadores empiezan a reclamar sus derechos y han constituido un comité de huelga, porque en esa televisión no existe comité de empresa.

"Los trabajadores de la radio también estaban en huelga pero con ellos la empresa ha llegado a un acuerdo a través de la mediación, continúa. Con nosotros no ha querido hablar, cada día nos concentramos de diez y media a doce y media en el edificio de la calle Fortuny donde están los directivos y pedimos reunirnos con ellos, sin ningún resultado."

2 Comments
  1. Lukas says

    Y al rehen Margineras también le bajan el sueldo y las dietas, claro.

Leave A Reply

Your email address will not be published.