Vicent Mifsud: «Cada día que estamos de permiso retribuido le cuesta a la empresa 200.000 euros»

1
Vicent Mifsud en medio de los fotógrafos en la última imagen de televisión antes del fundido /Captura de Nou24
Vicent Mifsud, en medio de los fotógrafos que captaban la última imagen de RTVV antes del fundido. / Nou24

Vicent Mifsud es trabajador de Ràdio 9 desde hace veinte años y presidente del Comité de Empresa de Radio Televisión Valenciana. Desde hace años ha denunciado la corrupción que se vivía en la casa  -con varios directivos imputados por el caso Gürtel e incluso uno condenado por abusos sexuales- y la manipulación informativa. Ahora que la radio y la televisión se han apagado, sigue peleando por la vuelta de RTVV y que se cumpla la sentencia, que determinó que el ERE aplicado en el ente vulneraba los derechos fundamentales de los trabajadores. cuartopoder le ha entrevistado telefónicamente, al cumplirse un mes del cierre de la radio y la televisión.

– ¿Cuál es la situación actual de los trabajadores?

Publicidad

– Seguimos siendo trabajadores de RTVV más o menos unas 1.500 personas, estamos de permiso retribuido. Un pequeño porcentaje de los que fueron despedidos no se ha reincorporado a la empresa porque había encontrado trabajo, pero la mayoría pidió su ingreso y algunos sólo trabajaron el día del cierre. Nos tienen que despedir a través de un expediente de cierre del art. 51 del ET.

– ¿Cómo y en qué plazo se articula ese expediente?

- La empresa tendrá que hacer una propuesta con las condiciones económicas, que deberá recoger una plan especial para mayores de 55 años y justificar económicamente la medida. Esa documentación todavía no nos la han trasladado. Suponemos que se hará en la primera quincena de enero y a partir de ese momento hay un mes para negociar. Si no se consigue un acuerdo en ese mes, tiene una semana para comunicar a la Autoridad Laboral el resultado de la negociación. Al menos hasta finales de febrero de 2014 seguiremos siendo trabajadores de RTVV.

– ¿Qué le supone económicamente a la empresa pagar a toda la plantilla sin que trabaje?

– Cada día que estamos de permiso retribuido a la empresa le cuesta 200.000 euros.

– Si todavía no os han despedido ¿por qué tanta prisa por cerrar?

– Para evitar que se divulguen los casos de corrupción en los que están inmersos miembros del Gobierno de la Generalitat. A primeros de enero comienza el juicio al ex consejero Rafael Blasco, por el caso Cooperación, después se celebrará también el juicio por la pieza separada de Gürtel de Fitur (adjudicaciones por 5 millones a la red de Francisco Correa del pabellón de la Generalitat en la feria turística Fitur entre los años 2005 y 2009) y además se va a levantar el secreto, también dentro del sumario de la Gürtel, a la pieza que se refiere a RTVV. Fabra sabía que ya no tenía el control en la televisión y para intentar acallar estos y otros casos prefirió cerrar los medios y gastar una cuarta parte del presupuesto anual en gasto de personal sin prestar el servicio público.

– Y si no se consigue un acuerdo en las indemnizaciones, ¿volveréis a los tribunales?

– Sí, y de hecho ya hay muchos compañeros que han presentado demandas, incluso antes de ser despedidos. Algunos de los readmitidos por vulnerar la empresa el derecho al trabajo, otros han demandado por despido tácito y otros piden la rescisión del contrato. Pero si no hay acuerdo en las indemnizaciones habrá demandas colectivas, que se resolverán ante la Audiencia Nacional.

– ¿Cómo fueron los últimos minutos antes del cierre de RTVV?

– Los recuerdo como una sensación extraña, porque estás asistiendo a algo que no te podías imaginar que iba a pasar. Que la policía llegue con una orden de desalojo a tu puesto de trabajo, no te lo puedes creer. Tuvimos mucha serenidad para lo que estaba ocurriendo y decíamos que era un golpe de estado porque lo creíamos en realidad Sentí mucha rabia por la tremenda injusticia y una gran tristeza porque el cierre no responde a una situación económica real sino política. La sentencia que anulaba el ERE decía claramente que antes de despedir a casi novecientos trabajadores no se habían explorado otras fórmulas como reducciones de salario o prejubilaciones. Pero salimos satisfechos de que no hubieran conseguido cerrar sin que los ciudadanos se enteraran de lo que pasaba.

– ¿ Por qué estabais todos en la televisión cuando se produjo el fundido a negro?

– A las 12 de la noche cortaron las emisiones en la radio, en un momento de máxima audiencia porque empezaba el programa deportivo después de un partido de Europa League del Valencia C.F. Eso nos alertó a todos y nos fuimos a la televisión. Hubo un primer intento de corte de madrugada, cuando trajeron al famoso "Paco Telefunken" pero los trabajadores lo impedimos porque no existía una orden judicial y el cierre era ilegal. Después, pasadas las diez de la mañana, llegaron con la orden judicial y ya no pudimos hacer nada. Yo estuve hablando con la policía, para que la salida fuera ordenada. Aunque entraron en control central no cortaron desde ahí sino directamente cortaron la luz abajo. Los equipos se quedaron apagados indebidamente y así continúan un mes después. No se ha permitido a los técnicos revisarlos y, probablemente, muchos de ellos hayan sufrido daños.

– Hace unos días la Sindicatura de Comptes publicaba su informe anual en el que, un año más, denuncia la nefasta gestión de RTVV y las irregularidades en el contrato de Garrigues

– El informe dice que en el contrato de Garrigues para ejecutar el ERE, RTVV no tuvo en cuenta buscar la oferta más económica en relación a las prestaciones que se ofrecían. Toda la contabilidad está plagada de irregularidades económicas y se seguía gastando y condonando deuda a productoras privadas.

– Parece increíble que una gestión tan mala, que ha sido denunciada por los Síndicos, pero también por el comité y los trabajadores, sólo tenga como consecuencia el despido de los trabajadores y ninguna responsabilidad política

– Pues así es. Dentro de los parlamentarios del PP que votaron el cierre de la Radio Televisión Valenciana hay nueve imputados por corrupción. Y dentro de la televisión no sólo hay dos imputados por corrupción sino incluso un directivo condenado por abusos sexuales pero ningún responsable del desastre del cierre de la RTVV, que va a tener consecuencias económicas durante 2014 y 2015, va a pagar por ello. Fabra acaba de nombrar a Lola Johnson, Secretaria Autonómica de Comunicación. La que fue directora de la televisión cuando surgió la Gürtel, una de las responsable de que se planteara un ERE ilegal y responsable también de la manipulación informativa de la cadena, recibe ahora su premio.

– ¿Van a seguir las movilizaciones de la plantilla?

– Sí van a continuar. El pasado día 23 nos concentramos con cirios rojos en la puerta del Centro de Producción de Burjassot. Hoy, que se cumple un mes del cierre,  hay una concentración frente al Palacio de la Generalitat a las 12.19 que fue la hora en que se apagó la televisión. Y así lo haremos cada mes.

Leave A Reply

Your email address will not be published.