Los ciudadanos toman la ciudad

0
Cartel de la exposición que se presentará el 1 de febrero en Matadero Madrid. / mataderomadrid.org
Cartel de la exposición que se presentará el 1 de febrero en Matadero Madrid. / mataderomadrid.org

Angelika Fitz y Rose Epple son dos comisarias alemanas que han tenido la fortuna de dar nombre a esos ciudadanos que por iniciativa propia quieren cambiar la faz de una ciudad por medios democráticos y asamblearios, lejos de los entresijos e intereses del poder. El movimiento, de clara raíz anarquista y propio de grupos alternativos alemanes, se denomina We-Traders y está haciendo furor en ese país. Este viernes, día 31, se inaugura en Matadero Madrid la exposición We Traders. Cambiamos crisis por ciudad, que está coproducida por el Goethe Institut y Matadero Madrid en lo referente a la muestra española, que permanecerá abierta hasta el 16 de marzo Con ello se ofrece un proyecto curioso de alternativa ciudadana en época de crisis. La iniciativa parte de los alemanes pero la participación se ha dividido entre Berlin, Madrid, Turin, Lisboa y Toulouse, ciudades donde la muestra será expuesta con carácter itinerante.

En realidad la exposición pretende dar a conocer iniciativas de ciudadanos, artistas, arquitectos, diseñadores, colectivos varios, asociaciones de activistas... propias de estas cinco ciudades europeas, y presentar lo que es un We Traders, donde la codeterminación propia de los colectivos se convierte en co-autoría, todo ello atendiendo a la ecología, a un concepto de sostenibilidad económica y social porque suponen, y suponen bien si nos atenemos al sentido común, que el ciudadano que se preocupa de estas cuestiones cuida asimismo del bien común y colectivo.

Las asociaciones que participan son muy variadas y variopintas. Por parte española participan Campo de Cebada, que actúa en un descampado del barrio de Latina y que ha conseguido crear cierto espacio verde y alternativo en un barrio necesitado de infraestructuras; Gabinete de Crisis de Ficciones Políticas; Teamlabs; Todo por la praxis; Vivero de Iniciativas Ciudadanas... mientras que por Turín, por ejemplo, participan grupos como Buena Vista Social Housing, Open Design City, en Berlín y en Lisboa, A Linha...

Colectivos especializados en distintas áreas y que la exposición de Matadero pretende unificar para que los que visiten la muestra se hagan una idea conjunta de lo que se quiere dar a entender con el concepto de We Trader o ciudadano que quiere participar en la configuración de su ciudad en épocas de crisis. Si nos detenemos en estas asociaciones nos daremos cuenta que son las antiguas asociaciones de barrio pero adaptadas a estos nuevos tiempos y sin la participación de los partidos políticos tradicionales, caso del PCE, por ejemplo, que estaba detrás de muchas de las asociaciones de barrio de los años sesenta en Madrid y que dieron vida a barriadas enteras, como Entrevías.

Así, A Linha de Lisboa pretende revitalizar el barrio de Alfama, realizar talleres de artesanía y huertos; Alimende Kontor, de Berlín, se dedica principalmente al uso de espacios verdes, biodiversidad, fomentando el uso de semillas tradicionales, Betahaus, también en Berlín, se dedica más al uso de la coparticipación en comunidades de vecinos, alquileres, financiación compartida, en Turín, Buena Vista Social Housing se ha especializado en construcción de viviendas sociales, instalaciones comunitarias en barrios de muy diversa índole, economía solidaria, redes sociales, mientras que en Madrid tenemos la ya conocida Campo de Cebada, pero también Todo por la Praxis, donde se atiende a la utilización autogestionada de terrenos baldíos, intervenciones en el espacio público o VIC, que se dedica más a aspectos como el empresariado de auto-organización y pretende ser también correa de transmisión de lo mejor de estas iniciativas para que se conozcan en las administraciones públicas.

We Traders tiene visos de convertirse en algo a tener en cuenta por parte de los gobiernos locales por la razón de que en época de crisis las arcas estatales y municipales suelen estar vacías, por lo que los proyectos de bajo coste, o low cost, están a la orden del día; también en que las nuevas tecnologías fomentan un uso participativo, de transparencia y participación ciudadana, o eso piensan los responsables de estos proyectos. En este sentido hay que tener en cuenta de que en muchas ciudades, particularmente en el Norte de Europa y especialmente en Alemania, el urbanismo se muestra cada vez más participativo porque es más barato y más eficaz para los fines que se pretende. Ni que decir tiene que la mayoría, por no decir todas estas iniciativas de los We Traders están formados por colectivos de jóvenes, ya que son ellos los más perjudicados por una crisis que los margina.

We Traders. Cambiamos crisis por ciudad es una exposición insólita en Madrid, desde luego no en Alemania, donde llevan años con este tipo de iniciativas. De ahí que lo que vamos a ver desde el 1 de febrero sea, desde un punto de vista de propuestas alternativas de lo que debe ser una ciudad, rara avis en una ciudad como Madrid, nada ducha en estas lides y cuyas actividades siempre están bajo el ojo del huracán por parte de unas instituciones que los acogen, de entrada, con desconfianza.

El mercado es el origen de lo urbano porque era en ese espacio donde se intercambiaban mercancías. Esta exposición cambia mercancías por ideas y propuestas. Algo en esta ciudad se mueve...

Leave A Reply

Your email address will not be published.