«No queremos dinero, queremos nuestro trabajo»

3
Trabajadores_ERE_Telemadrid_Supremo
Un trabajador de Telemadrid expresa su descontento con la sentencia, hoy, día 26, a las puertas del Tribunal Supremo. / Emilio Naranjo (Efe)

Tristeza, impotencia, injusticia... Ayer, a los trabajadores afectados por el ERE de Telemadrid no les salían muchas más palabras de la boca, cuando les preguntabas que sentían tras conocer que el Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia que dictó el TSJ de Madrid, que los 861 despidos son improcedentes -les indemnizarán con 45 días por año, en lugar de los 20 que pagó la Comunidad de Madrid- pero que no son nulos y por ello no volverán a trabajar.

Publicidad

"Nosotros no queremos dinero, queremos nuestro puesto de trabajo", me contesta un trabajador cuando le pregunto cuál es el desembolso que tendrá que hacer la Comunidad de Madrid, para completar las indemnizaciones de los 861 trabajadores. "Cerca de 38 millones de euros, me dice otro, pero les da igual, como lo pagan con dinero de todos los madrileños..."

Publicidad

El presidente de la Comunidad de Madrid había amenazado con cerrar Telemadrid (igual que hizo Alberto Fabra en Valencia con RTVV) si el Tribunal Supremo estimaba que el ERE era nulo y obligaba a readmitir a los 861 trabajadores, lo que podía suponer que no se cumpliera la readmisión, como ha ocurrido en Valencia, pero a los trabajadores eso no les importaba. "Si el ERE hubiera sido declarado nulo, se habría hecho justicia y la pelota estaría en el tejado de Ignacio González,  es su responsabilidad si después decide cerrar la televisión, pero lo que no se puede consentir es que trabajadores con más de veinte años de antigüedad, que hemos aprobado una oposición, hayamos sido despedidos y se haya quedado gente que ha entrado a dedo,  eso es lo que ha ratificado el Supremo, que si eres fiel a tu amo, te puedes quedar en tu puesto de trabajo."

Trabajadores de Telemadrid marchando hacia el Tribunal Supremo/ @cocotelemadrid
Trabajadores de Telemadrid marchando hacia el Tribunal Supremo/ @cocotelemadrid

La jornada de ayer fue muy larga. Los trabajadores se habían citado a las 8:45 horas de la mañana en la Ciudad de la Imagen -donde está Telemadrid- para ir caminando juntos durante tres horas hasta la sede del Tribunal Supremo, en la Plaza de la Villa de París, para conocer, en el momento de producirse, el desenlace de sus despidos. Aunque había muchas posibilidades de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia de instancia -incluso el fiscal había informado en ese sentido- existía esperanza en la plantilla de que se declarara nulo y pudieran volver a trabajar, pero esa esperanza se desvaneció, cuando poco antes de las dos de la tarde, les llegaba el resultado: improcedente. La sentencia aún no se ha hecho pública, por lo que no conocen los argumentos que ha utilizado el Alto Tribunal. Sí ha trascendido que ha habido algún voto particular y, sobre todo, los trabajadores saben que su victoria ha sido parcial, porque no recuperarán su trabajo.

Su lucha, sin embargo, no ha terminado. Hace unos días presentaban una querella contra Ignacio González por el ático del que disfruta en Marbella. Aunque el asunto ya es objeto de investigación en un juzgado de Estepona, en el que está imputada su esposa, los extrabajadores atribuyen al presidente de la Comunidad hasta siete delitos relacionados con los contratos con Enrique Cerezo, tanto los derechos  audiovisuales del Atlético de Madrid, como los contratos de publicidad o la adjudicación de licencias de la TDT.

3 Comments
  1. juanjo says

    ¿Os acordáis del coñazo que dio la Espe con su empeño de no conformarse con una emisora autonómica, sino querer la una segunda: LaOtra?
    ….

  2. marvelos2016@gmail.com says

    estamos en la lucha, un abrazo

Leave A Reply

Your email address will not be published.