PASCUAL SERRANO | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 19:28

Imagen de uno de los momentos del retorno de MasterChef, el pasado miércoles. / rtve.es
Imagen de uno de los momentos del retorno de MasterChef, el pasado miércoles. / rtve.es

En julio del año pasado despedíamos nuestro comentario sobre la final de MasterChef con un augurio inquietante acerca de la posibilidad de volver a ver en la televisión pública este exitoso concurso. Ha habido suerte, y la semana pasada regresó con éxito arrollador a la parrilla de La 1.

El primer programa de este segunda temporada del talent show culinario fue el más visto en su franja horaria, con casi tres millones de espectadores (2.852.000) y el 16.5% de cuota de pantalla. Además, aunque no logró aglutinar en el televisor a tanta gente como en la despedida del año pasado, lo vieron más personas que en su estreno, lo que hace pensar que ha aumentado el público que le puede ser fiel.

Ahora habrá que ver si se mantiene o se cansa de la misma receta, puesto que la fórmula sigue siendo la misma, sin apenas novedades. El programa se emite los miércoles a las 22:30 h en La 1, pero esta noche no hay programa porque se emite la final de la Copa del Rey de fútbol. Habrá que esperar a la semana que viene a ver cómo se porta la audiencia con una fórmula sin cambios. Hay que tener en cuenta que MasterChef es una franquicia, que en nuestro país explota la productora Shine Iberia, y parece razonable no tocar demasiado aquello que funciona adecuadamente.

El jurado es el mismo (Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nájera y Jorge Rodríguez) y el proceso selectivo también. De casi 9.000 solicitudes recibidas, se convocó a 500 personas en Barcelona para realizar una primera prueba. De éstas fueron elegidas 50 para el ejercicio eliminatorio en los estudios de Madrid, entre las que se eligieron a 15 personas. Precisamente las pruebas de selección de los 15 finalistas fue la parte medular del programa de la semana pasada.

Pasaron ocho mujeres y siete hombres, en calculada proporción, la mayoría, de mediana edad, entre los 30 y los 40. Además se mantienen una persona mayor, como el año pasado, que simboliza el trabajo de las amas de casa de toda la vida, y dos veinteañeros. Recordemos que la audiencia es variopinta y hay que contentar los gustos de todos. Con esto no sólo queremos insinuar que se haya atendido a este criterio en la selección, lo afirmamos y lo damos por hecho como parte de las reglas del juego. Tan es así, que incluso se ha incluido a una vegana (vegetariana que tampoco come ni leche ni huevos ni lácteos) para dar un eco a una parte de la población cada día más concienciada con la comida saludable.

Vimos en acción al jurado, con sus miradas retadoras, sus halagos, sus alusiones personales, su frialdad calculada, sus bromas, sus coqueteos… Todos los gestos que fueron la base del éxito de MasterChef en la primera temporada. Además, se mantiene la puesta en escena de tientes apoteósicos, con nieblas, focos dirigidos, música de suspense, etc. Y, por supuesto, la agilidad del montaje y la emoción de las eliminaciones.

A nuestro juicio, las claves del éxito de un programa como éste. Al que auguramos también éxito. Aunque no tenemos claro si tanto como el año pasado, pues el público ya ha visto otros programas similares entre medias (Top Chef y MasterChef Junior) y puede empezar a cansarse de tanta lucha entre fogones, por mucho que la cocina creativa se haya puesto de moda.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend