Ortega y Gasset, ahora en edición de bolsillo

1
Ortega_y_Gasset_bolsillo
Cubiertas de algunas de las obras de Ortega y Gasset que saldrán a la venta en edición de bolsillo. / Alianza Editorial

Ortega y Gasset es nuestro gran filósofo del siglo XX, pero amenaza con ser el rayo que no cesa. Hace pocos meses se concluyó una magna labor, la edición crítica y moderna de su Obra Completa, que ha llevado años y que pasa por ser la edición canónica de Ortega, la referencial. Ahora Alianza Editorial quiere publicar 40 tomos en formato de bolsillo dentro de su colección Biblioteca de autor, para acercar el pensamiento del filósofo y publicista español al gran público y seguir el formato de la colección El Arquero, que publicó en su día Revista de Occidente. Las cuatro obras, Meditaciones del Quijote, de cuya publicación se cumple ahora el centenario, La rebelión de las masas, España invertebrada y Meditación de la técnica, serán presentadas coincidiendo con el Día Internacional del Libro y La Noche de los Libros, que organiza la Comunidad de Madrid. Para otoño se tiene prevista la publicación de ¿Qué es filosofía? y Meditación de Europa, para luego, poco a poco, ir editando los sucesivos.

Se trata de volúmenes manejables, serán textos limpios pero con una introducción para cada volumen realizada por un especialista, que ha sido posible llevarlos a cabo gracias a la labor filosófica y filológica llevada a cabo por estudiosos de la obra adscritos al Centro de Estudios Orteguianos de la Fundación Ortega y Gregorio Marañón en estos últimos diez años, es decir, la labor realizada para la edición de las Obras Completas, de la que estos volúmenes participan en su publicación más popular. Lo importante, desde luego, de esta publicación es su condición de asequible, lo que para los responsables de la editorial es algo de enorme importancia, pues confían en que gracias a esa condición los libros podrán ser vendidos fácilmente en América Latina.

Los volúmenes serán presentados el día 23 de abril, Día del Libro, en la sede de la Fundación Ortega y Gasset Gregorio Marañón bajo el título “Lecturas que no cesan”, acto en el que intervendrán Antonio Garrigues Walker, que es el patrono vitalicio de la Fundación, y Javier Zamora Bonilla, director del Centro de Estudios Orteguianos.

La fecha no es baladí pues se quiere hacer coincidir con el centenario de Meditaciones del Quijote, libro fundamental del pensamiento orteguiano, y, a la vez, conmemorar el centenario de la llamada Generación del 14, en cuyo bautismo Ortega colaboró activamente pronunciando el célebre discurso en el Teatro de la Comedia, discurso que supuso el pistoletazo de salida para que un sector importante de la nueva generación impulsara la modernización de España.

Por otro lado no es nada nueva esa intima unión entre Alianza Editorial y el legado de José Ortega y Gasset. De hecho Alianza fue fundada por José Ortega Spottorno, hijo del filósofo, que junto a Javier Pradera, encargado del ensayo, y Jaime Salinas, del lado literario, a lo que habría que añadir el magnífico diseño de la colección realizado por Daniel Gil, ofrecieron desde 1966 una colección de títulos que forman parte ya de la leyenda de la historia de la edición española. No fue casualidad que Unas lecciones de metafísica, de Ortega y Gasset abriese la colección y que el siguiente título fuese una biografía de Mozart escrita por Fernando Vela, secretario de redacción de Revista de Occidente en los tiempos de su fundación.

Los títulos elegidos para esta primera entrega son pertinentes y tratan de reflejar lo que ahora, casi un siglo después, podría aportar el pensamiento de Ortega y Gasset a los problemas actuales de España. Por ejemplo, Meditaciones del Quijote, que bien puede ser considerado libro fundacional en su obra: en ella aparece el concepto de razón vital pero es también un estudio inacabado sobre la obra de Cervantes. De la sagacidad de este, entonces, joven pensador cabe destacar que en el análisis que hace del Quijote, aunque sin llegar a la armazón teórica del libro de Giorgy Lukács, se encuentran similitudes con Teoría de la novela, del filósofo húngaro. Similitudes que habría que registrar en el aire de la época, pues aunque Ortega fuese un pensador de raigambre liberal y conservadora y Lukács un filósofo clave en el marxismo ortodoxo, los dos pertenecían a la misma generación y bebieron de las mismas fuentes de la filosofía centroeuropea.

¿Qué decir entones de España invertebrada, con el problema catalán por medio? O de Meditación de la técnica en un mundo en que la informática lo llena todo y la biotecnología aparece en un horizonte para muchos apasionante y para otros sombrío. Por último, La rebelión de las masas, en un mundo que desde principio del siglo XX está constituido por y para ellas. Cabría, entonces, creer en Ortega como una suerte de oráculo sub specie aeternitatis: nada más lejos de la realidad. Lo que estos libros nos demuestran es que Ortega era hombre de su tiempo y lo que apuntaba en ellos, la invertebración de España, la técnica, la cultura de masas, era algo que sucedió allá por la Guerra del 14, cuyo centenario llena ahora páginas de diarios y programas de televisión. Dudo mucho que Ortega ilumine aspectos concretos del mundo actual, pero lo que si sirve es su ejemplo, es decir, el estar abierto siempre a los problemas del mundo en que uno le ha tocado vivir y dar solución a esos problemas con el espíritu más abierto posible. Ya lo dijo: “Yo soy yo y mi circunstancia, y si no se salva ella no me salvo yo”. Convendría aplicarse el cuento.

Leave A Reply

Your email address will not be published.