PASCUAL SERRANO | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 19:28

EL GRAN HOTEL BUDAPEST_CAhora que se acaba de morir quien llevó de manera mejor y a más gente el conocido como realismo mágico no estaría de más ver esta gran película sobre las cenizas de un lujoso hotel de una república inventada en la Europa de entreguerras, donde el glamour, la exquisitez y el placer brillaron con intensidad antes de decaer bajo la grisura de los fascismos, la guerra y el reparto posterior.

El excelente director Wes Anderson, autor de películas tan personales como Los Tenenbaums, Academia Rushmore, Viaje a Darjeeling, Fantástico Sr. Fox o Moonrise Kingdom, de la que hablamos aquí hace un tiempo, nos presenta ahora una historia coral de intriga,  y tintes fabulosos y mágicos estructurada en flash back, con relato sobre relato, como matriuskas, sobre el trabajo, las amistades con ricas clientas y los avatares a causa de una inesperada herencia del responsable del Gran Hotel Budapest y su mozo de confianza, interpretado el primero de manera extraordinaria por Ralph Fiennes.

En esta película Anderson no hace concesiones y pone en marcha toda su brillante capacidad de creación estética y su maquinaria formal de composición de planos, colores, movimientos de cámara, caracterización de actores, música, efectos especiales, enlace de secuencias y puesta en escena general a trabajar para un relato ágil, interesante y desprovisto de artificio, cuya trama avanza con cierto aire de melancolía con la misma velocidad que el tren de lujo que lleva a los clientes al hotel balneario por las estepas nevadas de la Prusia de los años 30.

Creador excelente de mundos particulares, historias fantásticas y entornos originales, el tejano puede que sea el director más europeo de Hoollywood, y por eso tantos actores aceptan interpretar algún papel en sus películas. La lista de intérpretes famosos en ésta es interminable. Así que mejor vean el cartel y compruébenlo ustedes mismos: Ralph Fiennes, Edward Norton, Jeff Goldblum, Willem Dafoe, Jude Law, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton, Harvey Keitel, Bill Murray, Mathieu Amalric, Tom Wilkinson, Saoirse Ronan

Aunque el día que la vimos, durante la fiesta del cine, algún cliente sesentón se consolase de su decepción argumentando que sólo le había costado tres euros, a nosotros El Gran Hotel Budapest nos ha parecido especialmente bella, llena de magia, humor, nostalgia y humanidad, dirigida con sabiduría y libertad e interpretada brillantemente por todos los actores.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend