El fantasma de la censura recorre las redacciones

6
Portadas_El_Jueves
La portada de 'El Jueves' que fue retirada (izquierda) y la que finalmente apareció. / @juventudsin y eljueves.es

La abdicación del Rey, además de horas y horas de tertulias radiofónicas y televisivas, especiales en prensa y un puñado de chistes en las redes sociales, ha traído el desasosiego y la sombra de la censura a dos redacciones muy opuestas;  la del diario El Mundo y la del semanario satírico El Jueves.

RBA, editora de El Jueves, ha retirado 60.000 ejemplares del semanal, antes de llegar a los quioscos. El motivo ha sido una portada en la que aparecía el rey Juan Carlos poniendo al príncipe Felipe una corona hedionda. Finalmente el ejemplar que ha visto la luz, con un día de retraso, recoge en su portada al líder de Podemos, Pablo Iglesias. Aunque la dirección se ha excusado diciendo que no había autocensura y que la información sobre el rey se recogía en páginas interiores, Albert Monteys, miembro del consejo de redacción y director de 2006  a 2011, lo explica perfectamente en su viñeta anunciando su salida. Hasta ocho colaboradores, Manel Fontdevila, autor de la portada censurada,  el propio MonteysPaco AlcázarManuel BartualBernardo VergaraGuillermo Torres, José Rubio e Isaac Rosa han manifestado su intención de no seguir colaborando en la publicación.

Publicidad

cuartopoder.es ha podido hablar con Isaac Rosa, quien manifiesta que sintió "rabia" y "pena" al tomar la decisión de marcharse, porque considera la retirada de la revista una maniobra para cargársela: " Si la portada ya está en las redes sociales y se va a seguir viendo, lo único que se va a hacer es daño a una revista que es la que mejor ha resistido el blindaje mediático sobre la monarquía".

Rosa se sorprendió cuando fue al quiosco y vio la portada que aparecía publicada. "Me pareció extraño que la noticia de la semana no apareciera en portada, sobre todo cuando vi que sí aparecía en páginas interiores. Estuve esperando hasta la tarde por si se producía una rectificación pero cuando me enteré que en próximas portadas tampoco van a tratar el tema de la monarquía, me pareció un disparate que la empresa controle la portada de una revista, que es su carta de presentación."

"Yo nunca he sufrido censura en este periódico, nadie me ha tocado una coma", de este modo tan contundente se manifestaba un redactor de nacional del diario El Mundo, ante los rumores de censura surgidos a partir de un encontronazo entre la redactora Ana Romero y el director Casimiro García Abadillo.

Todas las fuentes del diario que ha consultado cuartopoder.es, tanto de la redacción como de la dirección, niegan que existiera censura por parte del director, a una información publicada por la redactora. "Ana insistió en como debía darse  su crónica sobre la abdicación en portada, en discrepancia con el director. Este le dijo que escribiera la noticia y que después  buscarían el enfoque en portada, a lo que la redactora contestó que si no se hacía como ella decía, no escribía la noticia. El director entonces le dijo que saliera de su despacho y ella se marchó" nos relata otro periodista, conocedor de los hechos. Tras las noticias aparecidas en distintos medios, los integrantes de la sección España firmaron un comunicado porque "si no decíamos nada, podría pensarse que todos éramos víctimas de censura y callábamos." nos dicen desde la sección.

El suceso podría haber terminado aquí pero, a través de su cuenta de Twitter, los corresponsales en Nueva York Eduardo Suárez y su mujer, María Ramírez, ésta hija del anterior director, Pedro J. Ramírez, denunciaron  censura en la información de Ana Romero, al haber suprimido en la crónica que se publicaba el martes la alusión a la amiga íntima del Rey, Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

tuits_ramirez_Suarez_censura
Captura de dos de los 'tuits' de María Ramírez y Eduardo Suárez. / twitter.com

La dirección, entendiendo que la acusación es falsa y perjudica gravemente los intereses de El Mundo, comunicó al comité de empresa su intención de sancionarles con un mes de empleo y sueldo -previamente a hacer efectiva la sanción- y el comité se lo trasladó a los interesados. "La sanción se propone por una falta muy grave, que en el convenio está castigada con suspensión de 11 días a 3 meses o despido", nos informa un miembro del comité. Desde la dirección puntualizan que la sanción aún no es efectiva, deben pasar 48 horas desde que la empresa se lo comunica al comité, al que los interesados pueden facilitar su versión o los datos que consideren en su descargo. Desde cuartopoder nos hemos puesto en contacto con los dos periodistas, que han declinado hacer declaraciones.

Desde diversos medios se ha publicado que la redactora Ana Romero había sido despedida, algo que ha sido negado rotundamente desde la dirección. Sin embargo, desde que ocurrieron los hechos, el pasado lunes, no ha vuelto a su puesto de trabajo, lo que por sí mismo no es motivo de despido, si la ausencia está justificada, puntualizan desde la dirección. La noticia que iba a escribir fue encargada a otra persona a última hora de la tarde y apareció al día siguiente sin firmar. A pesar de haber intentado recabar la versión de Ana Romero, no nos ha sido posible contar con ella.

La censura en relación a la monarquía se ejerció también, como recogió cuartopoder, durante la campaña a las europeas. La Junta Electoral Central retiró el video del Partido Animalista (PACMA) en el que aparecía, durante un segundo, la famosa imagen del monarca en una cacería de elefantes

6 Comments
  1. Piedra says

    ¿A quién pretenden engañar con su nuevo y desesperado intento de ocultar la verdad y secuestrar la risa? ¡Hay que ser estúpidos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.