Que viva la gente organizada

6
Aspecto de la Golden Square,
Aspecto de la Golden Square, del Soho londinense / Wikipedia

Asistimos estos días a un despertar de la sociedad civil en España. La gente organizada es la sociedad civil. Gente que se reúne para aunar fuerzas, como en la transición crecieron como hongos las asociaciones que deshacían entuertos y lograban mejoras en la vida de la gente. La España adormecida por el bienestar y los gastos superfluos ha decidido dejar el sillón de las lamentaciones y ponerse a trabajar sin esperar a cambio mucho más que la satisfacción de haberlo intentado, al menos, pero también tener éxito en el intento.

Cuartopoder.es está siguiendo parte de esos movimientos que maduran deprisa en Barcelona y que se preparan a dar frutos también en Madrid y en el resto de las ciudades. Son ensayos que primero intentan controlar mejor las cosas públicas de los ayuntamientos, la administración cercana que tampoco resulta satisfactoria. Son ensayos de responder a la pregunta retórica que nos hacemos a diario de Pero ¿cómo es posible que hagan eso? con algo exacto y lo más esclarecedor posible.

Publicidad

Así, grupos voluntarios de lo más variado trabajan en hacer plaza o en ganar la ciudad en las ciudades donde, de manera a veces imperceptible, los ayuntamientos han ido desalojando las calles de bancos con la intención de evitar que los vagabundos duerman en ellos y los ensucien. Una idea propia de mentes canijas que quizás no caen en la cuenta de que sin bancos tampoco puede el contribuyente pegar la hebra ni descansar de un pesado callejeo.

Es un fenómeno paralelo, aunque no idéntico, al que se produjo hace años en barrios como el Soho londinense o el madrileño de Malasaña, de población envejecida, que fue tomado por jóvenes profesionales económicamente bien situados,así como colectivos gays,  en un fenómeno que los ingleses denominan "gentrification".  En este caso, no hablamos de gente pudiente sino de gente corriente y moliente.

El caso es que el gobierno de la nación planea dejar que los barrios se gestionen también por empresas privadas. En vista de lo poco que da de sí el presupuesto municipal, confían en que así se logren mejoras en los susodichos barrios. Inevitable, la pregunta: ¿mejoras, para quién?

Los comerciantes, vecinos y demás implicados en la cuestión tendrían que decidir cómo se constituyen por referéndum y las empresas tendrán que apoquinar la cuota que se fije. En principio, y manteniendo la inocencia, podría ser buena idea, pero ¿por qué surgen tantas dudas al respecto?

Esta idea empezó a ponerse en práctica en Toronto y en Los Angeles, hace 45 años, pero fue en Nueva York, con el alcalde Rudolph Giulani, donde se notó más: Business improvement district, se llama. Las ciudades donde más éxito ha tenido la implantación son casi todas anglosajonas. A lo mejor es ese nombre lo que la hace sospechosa. Así que ¿hay que mejorar los barrios para que vayan mejor los negocios? No es que me parezca mal, sino que me parece poco. Living improvemente district me gustaría más. De hecho, el ayuntamiento de Madrid ya ha creado zonas de iniciativa emprendedora.

En la práctica, lo que quisiera es que la experiencia no se parezca a la que empezó a poner en marcha el primer gobierno socialista con ciertas privatizaciones de empresas como Seat, Pegaso, Telefónica, Repsol, Argentaria, Tabacalera, Endesa, Acesa, etc. Y en la gestión sanitaria, lo que el gobierno actual sigue improving por seguir practicando inglés. Que ya lo decía Felipe González cuando le preguntaban por las empresas públicas: “Son como tener un elefante en el patio de una casa”.

Pero, no nos pongamos pesimistas porque a lo mejor el experimento se hace bien y todos salimos ganando. Lo digo con inocencia; más que nada, por honrar la memoria de Ana María Matute, que tan bien la practicó, una vez más. Aunque no está de más que la gente haya despertado de su ensueño de bienestar y se esté organizando en sociedad civil para defender lo que considera propio y logrado con esfuerzo.

6 Comments
  1. capecape says

    A mi no me convence, seré menos inocente supongo, o simplemente no me fío del como de los ayuntamientos.

  2. estrella says

    Habra que darles una oportunidad…Con tal de que no me quiten los bancos de El Retiro!

  3. Patronio says

    Pues no sabía yo que existiera otra sociedad distinta a la civil. Será que hemos vuelto a la Edad Media o al fanquismo.

  4. Elvira Huelbes says

Leave A Reply

Your email address will not be published.