DAVID TORRES | Publicado: - Actualizado: 6/1/2017 19:43

Paulo_Coelho_Wikipedia
El escritor brasileño Paulo Coelho, en una imagen de 2008. / nrkbeta (Wikipedia).

El otro día no pude contener la tentación al entrar en una librería y ver la enorme torre de ejemplares del último libro de Paulo Coelho. Picoteé aquí y allá, y al final acabé leyendo el comienzo, el primer párrafo y alguno más, hasta donde pude. Luego tuve que abandonarlo con la misma sensación de haber entrado por la puerta trasera de la cocina de un restaurante de comida rápida: ratas muertas, cucarachas, suciedad, carne en descomposición. Definir a Coelho como gran literatura por su éxito de ventas es lo mismo que pensar que McDonald´s es el mejor restaurante del mundo. Y, sin duda alguna, cualquier McDonald´s está mucho más limpio porque, al menos en teoría, tiene que cumplir unas mínimas normas de higiene. 

El principal problema de la literatura de Coelho es que no se vende exactamente como ficción, sino como una hábil levadura de enseñanzas místicas, sabiduría vital y filosofía oriental: misticismo de grandes almacenes. Mientras que el ensayo funciona, ante todo, como una máquina de pensar, y la novela es, entre otras cosas, una factoría de emociones, un instrumento de empatía, de compasión, de ponerte en el lugar de los otros, los libros de Coelho (y de tantos como él) no son ni una cosa ni otra. Pertenecen a ese vago limbo de la “autoayuda”, uno de los grandes camelos de nuestro tiempo, literatura homeopática donde una mínima gota de pensamiento permanece ahogada entre toneladas de agua de borrajas.

A Coelho lo han atacado por sus pecados veniales, es decir, la superficialidad, la ñoñería, la estupidez, los plagios descarados. A Borges lo ha plagiado incluso en los títulos. Cuando trabajaba en la ya extinta librería Crisol me asombró encontrarme con un título como A orillas del río Piedra me senté y lloré, que evidentemente remite al verso babilónico y bíblico, pero que ya había sido utilizado mucho antes como título en una novela bellísima: En Grand Central Station me senté y lloré, de Elizabeth Smart. No obstante, la falta de originalidad, el raquitismo de las ideas y la pobreza de estilo no son más que manchas de moho. Lo peor es ese subidón de endorfinas que le produce al profano que acaba de leer El alquimista o cualquier otro de sus evangelios en rebajas, la sensación de haber encontrado un texto fundamental, un resumen metafísico que vale por un cursillo acelerado de filosofía. “El universo conspira para hacerte feliz” es una de esas máximas de Coelho que algunos ingenuos ponen al lado del optimismo universal de Leibniz. Para desmontar su estupidez (y su malignidad) no hay más que levantar la frase y ver el bicho que habita debajo: basta pensar en un cáncer, en un médico incompetente, en un hospital desmantelado por un ministro corrupto. Basta pensar en el mundo.

Juan_Salvador_Gaviota
Portada de ‘Juan Salvador Gaviota’, de Richard Bach.

La metáfora de la podredumbre culinaria que he empleado al principio no es sólo un reclamo o una llamada de atención. Sospecho que en un futuro no muy lejano, la ciencia nos demostrará lo dañino que puede ser para la mente de un lector ingenuo atiborrarse de semejantes memeces. Hace poco más de un siglo no sabíamos nada de los gérmenes y los médicos más reputados se reían de Pasteur cuando explicaba su teoría microbiana. Porque esos libros de autoayuda no son simples lecturas para pasar el rato, como la pornografía barata, ciertos best-sellers o ciertas novelas de espionaje, sino textos estrictamente cancerígenos, contagiosos y muy perjudiciales para la salud mental. Sin embargo, no son simplemente falaces o estúpidos: cumplen una misión y de ahí su éxito espectacular, que sólo una ingenuidad a prueba de cocos atribuiría a la casualidad, a la calidad o al boca a boca. Están publicitados porque son los andamios ideológicos de un sistema que los necesita para rellenar los huecos donde han fallado las religiones establecidas, los placebos para la gente a la que no le bastan los simples ocios del fútbol y la tele, una pomada que enseña, básicamente, que la realidad está bien como está y que si no eres feliz es porque no quieres. Hablan mucho de cambio, de metamorfosis y de crecimiento, pero no tratan de transformar la realidad, sino de aceptarla, de cambiar nuestra percepción sobre ella. Como advirtió una vez el poeta Álvaro Muñoz Robledano: “Lo más triste es que estamos conformes con el mundo pero no con el lugar que ocupamos en él”. Esos libros son las píldoras de la Matrix, las sutiles cuerdas con que algunos galeotes, hartos de las cadenas del capitalismo, se atan al mismo banco de la misma galera.

En términos estrictamente estéticos, la autoayuda pertenece al nivel más bajo del ecosistema, no al detritus intelectual formado por la literatura de quiosco, los tebeos y las telenovelas (las cuales, al fin y al cabo, son todas ellas honestas formas de entretenimiento) sino al fango radiactivo de las religiones personales y del budismo recalentado en tres lecciones. Que yo recuerde, el único libro de este estilo que yo haya leído entero fue a los doce años: el hoy felizmente olvidado Juan Salvador Gaviota, de Richard Bach, una alada y mongólica fábula sobre una gaviota que se aparta de sus compañeras y se aleja de la tierra para dedicarse en exclusiva al espléndido arte del vuelo. No hace falta remontarse a Ícaro para descubrir, debajo de las plumas, la carroñera heráldica de semejante bazofia. Basta con preguntarse qué mierda iba a comer Juan Salvador Gaviota allá en las alturas

Artículos Relacionados

  • Angel
  • Cristina

    Matéria grosseira e desrespeitosa com Paulo Coelho!
    Respeite meu escritor preferido e LEIA antes de falar tantos absurdos !!
    Sua matéria é grosseira e desrespeitosa, cheia de termos de baixo calão, que ofendem não apenas o trabalho de um cara honesto, batalhador e ingênuo, mas ofendem a dignidade do ser humano Paulo Coelho.
    Respeito é o mínimo que se espera de um “crítico”.
    Isso não é uma crítica, é um manifesto de ódio e desrespeito.
    Tenho pena do sr !!
    Tanta maldade e más palavras, palavras chulas, de baixo calão e cheias de raiva, sobre um escritor que traz luz à vida de milhões.
    Triste alma a sua, que espezinha e ofende o trabalho honrado de uma pessoa iluminada como o Paulo.
    Tenho realmente muita pena de quem precisa escrever com tanto ódio sobre um cara cujo trabalho inspira a vida e o sonho de milhões de leitores.
    Para mim tanto ódio só pode ser inveja do enorme sucesso de Paulo Coelho.

  • Cristina

    O sr. já ouviu alguma vez falar sobre RESPEITO??
    Respeite o Paulo Coelho!
    Nunca li uma matéria tão baixa, sem fundamento e grosseira como essa!
    Falta de educação, de respeito, de amor. Não tem nada verdadeiro ou aproveitável nesta matéria, é lixo puro, um amontoado de ódio e palavrões.
    De extremo mau gosto. Lamentável.

  • Juanma

    “Cuando un editor te dice que por qué no escribes algo más alegre es el momento de hacer las maletas y buscar otra editorial.” (José Ovejero)

    (…) Para mí un buen editor es el que lee mi libro sin pensar inmediatamente en cuántos ejemplares va a vender, sino que se interesa por lo que hay allí y puede discutir conmigo de lo que hay allí. Tenemos que tener una cierta sintonía en las cosas que nos gustan, porque si él espera libros alegres, a lo mejor me habría entendido muy bien personalmente con ese individuo, pero no literariamente.

    (…) ¿Qué es la buena literatura? A la conclusión que he llegado es que la literatura que me parece valiosa es aquella que trasciende los hechos individuales y concretos que está contando para hablarme de otras cosas más generales. El código Da Vinci te cuenta su historia bien contada, narrativamente está bien construida… nada que objetar, salvo que no me aporta nada más que lo que me aporta en el momento en el que la estoy leyendo. La historia me puede interesar más o menos. La buena literatura o lo que yo llamaría la literatura de verdad te cuenta una historia que te permite asomarte a determinadas parcelas de la realidad fuera del hecho individual. Por ejemplo, si La metamorfosis de Kafka es una gran obra no es porque sea muy curioso lo de que un tipo se convierta en escarabajo y el suspense de qué le va a pasar, lo importante es que te está poniendo en contacto con lo que somos, con el monstruo que llevamos dentro, con el miedo a no pertenecer al grupo, con el tremendo aburrimiento de cuando pertenecías al grupo, con las relaciones familiares, con la opresión… no solo te está contando la historia del escarabajo, trasciende esa historia tan interesante del tipo que se convierte en escarabajo. Para mí eso es la literatura de verdad. Lo otro es como ver el fútbol…

    (…) Eso es como cuando se dice que la literatura nos ayuda a ordenar la realidad. Yo siempre he dicho que la literatura nos ayuda a desmontar su orden aparente, y a partir de ahí puedes construir otros órdenes y crear otras unidades. Pero eso es posterior. La literatura lo que hace es desmontar esa unidad y ese orden; y creo que Kundera decía que la literatura lo que hace es acercarnos a la complejidad de las cosas y no lo contrario. Y no lo que hace El código Da Vinci, que es simplificar las cosas. Digo El código Da Vinci pero hay muchos más que ahora no se me ocurren, como Coelho, al que antes también he nombrado. A veces el problema de la literatura comprometida no es que sea pedagógica —¿por qué no va a serlo?, puede serlo, Thomas Mann lo quería hacer—, sino que para hacerlo simplifica nuestra realidad. El problema de los libros de Coelho es ese, te crea una sabiduría de junk food, de consumo rápido, está simplificando todo y es justo lo contrario de lo que yo considero literatura.

    (…) Yo creo que Cortázar era mejor cuentista que novelista y, sin embargo, Rayuela es una de esas novelas que puedes apreciar en su conjunto o no, pero que abren un camino y te están mostrando otras maneras de hacer las cosas. Es como decir que el Ulises, como decía el imbécil de Paulo Coelho, está sobrevalorado. Ulises ha cambiado la manera de escribir y ha abierto un montón de puertas. A lo mejor luego lo lees y no te interesa tanto, pero a mí me influyó y ha influido incluso a gente que no lo ha leído. Entonces, Rayuela me parece ese tipo de obra. Quizá lo lees veinte años después y, una vez eso ya está integrado en la vida y creación literarias, interesa menos y ves sus defectos. Pero en el momento que lo leíste lo que importaba era lo otro.”

    ( + en http://www.jotdown.es/2013/12/jose-ovejero-cuando-un-editor-te-dice-que-por-que-no-escribes-algo-mas-alegre-es-el-momento-de-hacer-las-maletas-y-buscar-otra-editorial/)

  • Juanma

    Cristina, según usted, Dios existe y Paolo Coelho es su profeta!!

  • Seteveelplumero

    David, se te escapa la envidia por la comisura de la boca.

  • Ángeles

    Acertadísimo artículo sobre este pseudo profeta del buenrollismo. Más verdad que un santo.

  • Lectora

    Ay, que alivio leer tu crítica!! Pensaba que la rara era yo! Pero hoy en dia hay tanta literatura hueca, o así la veo yo!

  • Universo Conspirador

    Non é inveja, é clarividencia. O autor deste texto já tem lido a Paulo Coelho, que não merece respeito simplesmente por ser seu autor preferido.

  • Cristina

    Juanma: O autor da matéria usou palavras fortes, baixas e agressivas para definir o trabalho honesto de um cara batalhador. De um mau gosto extremo. Pedir respeito não é considerar alguém como Deus. Sua ironia é vazia e, se concorda com as palavras baixas usadas pelo autor da matéria, sinto muito pela sra. O primeiro paraágrafo deste texto é uma das coisas mais baixas e agressivas que li.
    Universo Conspirador: Merece respeito sim, como ser humano. E merece respeito sim, como meu escritor preferido. E não me parece que leu não, se tivesse lido escreveria algo menos raso do que acusações e agressões.

  • S1L3nCe

    Aunque al autor de ese texto no le falta razón en algunos de los puntos que trata, el que rezume odio por todos los poros le hace perder completamente el norte, especialmente cuando hace mención de la aceptación. Está terriblemente confundido.

    La fortaleza, la sabiduría y la fe necesarias para poder aportar cambios positivos a la vida no se consiguen con el rechazo de la realidad sino con la aceptación, que no es un acto de sumisión sino todo lo contrario; es un enorme acto de valentía. Quien no acepta la realidad siempre acaba reaccionando de manera violenta y agresiva cuando trata de cambiarla.

    La aceptación es el reconocimiento de lo que es y requiere, además del análisis intelectual propio de la crítica, amor para no perderse en el juicio.

  • Auringal

    ¡Al fin alguien que escribe con lucidez! La new Age y sus pedorros seguidores son más peligrosos que los terroristas y han provocado más daño que cualquier enfermedad mental conocida

  • Patronio

    ¿En un futuro no muy lejano? No hombre, no, yo tengo la absoluta certeza del daño que causa la bazofia que escribe este tipo desde que conozco su nombre y su obra hace más de veinte años. No me lo fiéis tan largo. Pseudo-ciencia, pseudopsicología, pseudo-espiritualidad, autoayuda, novelita histórica y romántica para señoras insatisfechas, best-sellers de muchísimo misterio … todo forma parte de la literatura de supermercado para devorar en el metro o las peluquerías.

  • Patronio

    Querida Cristina, todo ser humano merece un respeto como tal, pero no las paridas a que algunos recurren para forrarse a costa de la ignorancia de una gran parte de la población mundial. El desprecio más absoluto, por contra, sí lo tienen más que merecido.

    Lamento por ti que este gran farsante sea tu compatriota, seguramente te mereces algo mejor.

  • Patronio

    Juanma, tan sólo una crítica debo hacerte, pero eso sí, lo más ácida y venenosa posible: no se pueden poner en un mismo párrafo los nombres de Julio Cortázar, de James Joyce y de P.C. (yo no escribo su nombre, me da repelús) juntos y revueltos. Si no lo es, debería ser delito contemplado en el Código Penal.

  • Ericca

    Mucha gente piensa ultimamente, que al nombrar las palabras mágicas “mecánica cuántica” han dado en el clavo de las profundidades del saber. Lo más grave, es que mucha de esta gente no se ha tomado la más mínima molestia en intentar comprender de qué se está hablando. Profesionales, que hasta el momento de antes de pronunciar las palabras mágicas parecían serios, son capaces de justificar practicamente cualquier cosa, sobre la base de una teoría de la física, sin tener ni puñetera idea de de qué están hablando. Evidentemente la confianza que se puede tener en un profesional así, cae al igual que cualquiera de estas teorías pseudocientífica al escarbar un poco. Soy maestra, ultimamente lo estoy escuchando muchísimo, parece que para trabajar la emoción con los niños hay que pasar un curso de física o tragarse cualquier tipo de estupidez. Con lo que ha avanzado la neurociencia tener que escuchar estas cosas es muy doloroso. Gracias por tu artículo!

    • Nicolás Lizcano

      ¿Usted como maestra apoyando un artículo carente de ética y educación? Vaya

  • carlos tomás

    Autoayuda? Conspiración del capitalismo con este escribidor plagiario y sinvergüenza, innoble y perverso si los hay, para que aceptes ser expoliado sin límites, sin dolor y que te creas el rey del universo por unas palabras huecas, repetidas y vacías de contenido!!!!!!

    • Nicolás Lizcano

      Jajajajaja cuenta una de vaqueros

  • asi son

    La literartura carece de interés porque el ser humano ya no le interesa ni a si mismo.

  • retogenes

    La verdad es que no me gusta el tono del artículo aunque pueda estar de acuerdo (en parte) con él. Al final, creo que se pasa mucho y como el tonto que mira al dedo que apunta a la Luna, se fija en bobadas: si la crítica a Juan Salvador Gaviota es que el autor no piensa en de qué se alimenta la gaviota, (o sea, la falta de realismo), entonces casi todas las obras poéticas son igual de criticables, sean o no de la misma calidad literaria. Seguramente se pueden decir cosas parecidas de un libro que nos forzaban a leer en la escuela sobre un burro que era como un muñeco de peluche y no tenía necesidades corporales que describir. Y en la Iliada y la Odisea salen un montón de dioses y pasan un montón de cosas increíbles o ridículas, según se quieran mirar.

    Habría bastado con decir que los libros de Coelho y similares no le gustan. Sin pasarse.

  • jose horton

    ES UNA PENA K ESTE SEÑOR PIENSE ESO DE COELHO,XK HOMBRE COMO COELHO,SHARMAN,SALVADOR GAVIOTA,SHOPPA Y KIYOSAKI HAN AYUDADO CON SUS LIBROS A MUCHAS PERSONAS A ORGANIZAR SUS IDEAS X LA INSEGURIDAD K TIENEN.TODO EL MUNDO TIENE SU PROPIO CRITERIO Y SI NO COMPARTE EL CRITERIO LITERARIO DEL OTRON NO PUEDE NI TIENE EL DERECHO DE HACER COMENTARIO DENIGRANTE DE NINGUNA PERSONA X SUS ESCRITOS,SOLO TIENE K NO LEERLO Y YA ,SI ESO LO HACE FELIZ.

  • joana ausin

    Inepto, sabelotodo, egocéntrico y el único que tiene la verdad absoluta. Es increíble que alguien con un lenguaje tan culto sea tan imbécil, el que no te guste cierta literatura no quiere decir que tengas derecho a insultar a nadie,porque yo como lectora de TODA la.literatura me siento insultada

  • Joss

    El autor se queda muy corto. Hace muy bien en desenmascarar a este engañabobos. Y por supuesto, sus lectores hacen también muy bien en sentirse ofendidos: por imbéciles.

  • tomaspayano

    DECIR QUE NO TE GUSTA UN AUTOR CUALQUIERA, NO ES NADA ES CUESTION DE GUSTOS, PERO DECIR TANTAS TREMENDIDADES DE UNO DE LOS ESCRITORES MÁS TRADUCIDOS DEL MUNDO ES PSARSE DE LA RAYA, ESTOY MUY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE reto genes.

  • Luisa

    Pobre David Torres !!!! Solo excreta la podredumbre que lo habita.

  • lola

    lo más genial de todo esto, es que esta personita que escribió esta porqueria sobre Paulo Coelho le esta haciendo un gran favor ya que lo promociona más y más… te guste o no Coelho es uno de los mejores escritores, aunque tu creas lo contrario. Gustos, los hay de todos y mientras Coelho tenga seguidores el seguira escribiendo así que superalo!!!!

  • Antonio Ramos Maldonado

    Coelho no es alquimista ni nada que se le parezca; es un charlatán que ha contado con suerte; de ésos existen muchos, principalmente religiosos que se hacen llamar profetas. De cualquier manera, hay que felicitarlo, por su astucia; allá los bobos que compren sus libros. El no obliga a nadie a leerlo. Es un vendedor, un buen vendedor. El sabe que no sabe un carajo.

  • werner

    Has mostrado tus traumas personales y no has hecho una apreciación crítica de ese autor, a mi tampoco me gusta cohelo su composición es sosa y las historias son planas y predecibles. En mi opinion cohelo viene a ser el segmento de chismes en lo que a literatura se refiere.

  • raf

    Realmente que visión mas corta y sesgada del inmenso mundo literario que existe. Una pena por el autor de este artículo.

  • Alf

    Puedo tomarme una sopa de letras y cagar una mejor novela que las de Coehlo o una mejor letra que Arjona,

  • larry

    David Torres pa mongolico tu. No te mortifiques, lo que buscas para leer es la Biblia que es como Juan Salvador Gaviota, pero más largo.

  • Claudia

    Para los fans de Coelho, a ver si son capaces de superar el test. Se trata de distinguir entre frases de Coelho y frases de un niño de 6 años.

    http://poesiacompleta.com/2014/10/test-frase-de-paulo-coelho-o-de-un-nino-de-seis-anos/

  • Arturo

    “Hablan mucho de cambio, de metamorfosis y de crecimiento, pero no tratan de transformar la realidad, sino de aceptarla, de cambiar nuestra percepción sobre ella…” ese párrafo del articulo demuestra la mediocridad del autor. ¡Joder! Para criticar algo al menos debes conocerlo. No me gusta Cohelo, pero he leído El Alquimista y no trata sobre aceptar la realidad, al contrario, el autor estimula al lector a cambiarlo.

  • lechon

    Detrás de este artículo me puedo imaginar a un tipo sumamente rígido y ortodoxo. La literatura es sumamente amplia y pretender saber las letras y la magia de ellas es llegar a un juicio sumamente pobre en este artículo. No soy seguidor de Coehlo ni de Bach, y he leido lo comercial de ellos, tendrán sus cosas buenas y sus cosas malas, pero englobarlos al punto del desprestigio se me hace demasiado pretencioso, y más aun cuando se trata de aparentar un lenguaje “culto”, ¿Acaso por la forma de redactar se justifica el juicio que despretigia a otros?

  • Natalia

    Querido david torres, ha sido de total agrado leerlo, pues ahora se lo que hay antes y despues de leer las obras de Cohelo, Bach entre otros representantes valederos de la literatura, independiente del genero en el que los quiera clasificar; pues es mas que claro que usted se quedo en el antes. No solo hay un cambio y una vision clara de la vida, si no la flexibilidad de aceptar las diferentes perspectivas, cosa que no veo en usted. Si se ha tomado el tiempo para escribir su punto de vista respetado pero no aceptado, seguramente es porque ha leido mas de un libro de los autores que ha mensionado o por lo menos ha analizado los temas que alli se tratan, si no es asi, lo invito a que lo haga, y si ya lo hizo, lo invito a que lo vuelva hacer, pero, si en definitiva no es de su interes, de media vuelta y coja algun otro libro que lleve por titulo, algo asi, como: Como salir de mi mierda, para dejar de ver la mierda en otros.
    Sr torres, muchas gracias porque ha reafirmado lo lindo de la literatura que usted llama autoayuda, y que en definitiva no le ayudo porque no la entendio.
    Feliz dia. 😀

  • yen

    Es un placer leerlos, pues confirmo una vez más que para todo hay gustos, seamos pues respetuosos de esas diferencias que nos definen y nos hacen ser individuos pensantes.

  • hmoralesga

    David:
    En vez de ocupar tu indudable talento para escribir algún tipo de literatura, te la pasas destilando palabras llenas de odio y amargura, contra algunos autores que han tenido la mala fortuna de ser exitosos en términos financieros.
    O deberemos pensar que tienes la técnica para escribir bien y te falta creatividad para tratar de ayudar a la humanidad con tus ideas.

  • hmoralesga

    David Torres corrijo mi anterior comentario: Creo que debes ocupar tu indudable talento, en escribir algún tipo de libro que pueda ser leído por muchos lectores; ya que según se aprecia en tu articulo, conoces la técnica de la cual hacen uso Coelho y Bach, para adueñarse de la atención y los centavos de sus lectores. Creo en la diversidad y aprecio y leo cualquier tipo de literatura.

  • Garo

    Señores, cuestiones de concepto. No importa el tamaño del mundo literario y la diversidad de gustos humanos. Tener mucho para elegir no hace las malas opciones mejores. No. La literatura es un arte, una técnica, perfeccionada durante miles de años, y se ha estudiado y constituido como tal por cientos de intelectuales consagrados. Que a ustedes les encante Coelho y les aburra leer a Horacio no lo hace peor porque sus gustos son válidos. No evita que Horacio sea un maestro legendario de la técnica escrita y que Paulo sepa cómo vender un producto en un mundo en que la consumición de lo fácil prima antes que la educación para el entendimiento del arte. No. Ustedes (la mayoría de los que aquí defienden a Coelho) no son críticos ni intelectuales. Leer les hace lectores. Punto. Su opinión es válida en casa, con unos amigos, pero no pueden pasar a creer que es válida realmente. Su opinión no determina que una disciplina que disfrutan pero desconocen deba cambiar o sea relativa. Una cosa es la variedad, la ampliación de los géneros, la vanguardia, el clasicismo, y otra la basura. Y está bien, a mi me gusta la comida basura, y la como a veces, eso no evita que el médico (profesional de la salud) me vaya a decir que no es sano aunque yo pueda hacer lo que desee, no evita, en ningún caso que yo sepa que es basura, que está hecha con malos ingredientes y cocinada de manera nociva. Independientemente de sus gustos la basura es basura. Y si creen que su opinión de consumidor medio les autoriza a defender que su visión existencial sobre algo que a nivel técnico no saben ni donde empieza es que han leído demasiado a Coelho y ya es tarde para todos ustedes. NO, el universo no conspira. No gira a su alrededor. No cambia para adaptarse a su modo de vida. Ustedes no son importantes. Hablen de lo que quieran, pero críticamente sólo de lo que saben, no de lo que les gusta Disfruten, pero sean humildes, carajo.

    • Nicolás Lizcano

      Humildad es de lo que más careces.

  • Kalus

    Millones de moscas no pueden estar equivocadas, Coelho esta bien rico.

  • Emilia Marcano Q.

    Totalmente de acuerdo con la critica a este FRAUDE mercantilista que es el “escriba” brasileño. Los que amamos leer no somos bufones, tenemos criterio, y es obvio que este hombre dejó de escribir hace décadas para dedicarse a vender basura. Ese es su oficio real.

  • JM

    Tenés una rica variedad en el estilo. Me gusta tu forma de escribir tus críticas, que al final es tu opinión. No leo Coelho, ni tres cuartos de página de un señor llamado César Guzmán que, para mí, viene siendo lo mismo. Es buena tu postura, pero tus argumentos tienen sabor a una especie de “resentimiento”. Mirá, la gente consume muchas cosas en grandes cantidades. Dejá que el que pueda se compre su whiskey blue label, y el que no, pues que se compre un vinito menos costoso. El grado de embiraguez, naturalmente, sabrá distinto para cada cual. ¿Quién nos dice que no has escrito esto con ínfulas de ser un escritor culto, entusiasta y delicado? Parece que querés probar en vos la intelectualidad de no leer lo que lee todo el mundo. Está bien, pero dale un toque menos visceral (aunque creo que eso te ayuda a encontrar la euforia de tus términos y adjetivos). Y debo decirte que conozco perfectamente a ese tipo de lector que le a Coelho ¡Ufff! “¿Qué mierda van a comer esos allá tan alto donde andan?” Pero dejá que el viejo venda sin que eso te ofusque de manera fanática. Pero sin duda tu texto es un aporte a la causa (de eso se trata, ¿verdad?) porque más de algún lector de este ya genero literario que es la superación personal o bien se queda pensando en los puntos en los que quizá tengas razón o bien te dice “este ignorante no sabe apreciar el arte”.

  • señor mojón

    Cuanta metáfora de caca, sublime. Eso nunca falla.

  • Nicolás Lizcano

    “Esos libros son las píldoras de la Matrix, las sutiles cuerdas con que algunos galeotes, hartos de las cadenas del capitalismo, se atan al mismo banco de la misma galera” …Mezclar ideologías políticas con el éxito de un escritor….voy a hacerme un blog y haré exactamente lo mismo para ganar visitas, total cualquiera se cree mucho en las redes sociales. Leer este tipo de artículos en un espacio de opinión que dice ser “cultura” es como ir a un supermercado y que te den un producto con fecha de caducidad. Hasta un niño de 10 años puede dar un mejor argumento que tú.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend