Agustín García Simón, el ejemplo del buen publicista

1
Agustín_García_Simón_libro_2014
Agustín García Simón. / CP

Es este el último libro del escritor y periodista Agustín García Simón, que consiste en una recopilación de artículos sobre temas de actualidad, ese dichoso o maldito presente, que el autor ha escrito en los últimos quince años en distintos medios, desde El Norte de Castilla o ABC a El País o La Vanguardia, y desde luego también en este nuestro cuartopoder.es, convirtiéndose estos artículos en los primeros de esta publicación digital impresos en papel y en forma de libro. Esto, tratándose de un escritor tan escrupuloso como García Simón, es importante pues significa, no podía ser de otra manera, que los artículos publicados en cuartopoder.es están escritos con el mismo afán de permanencia que los realizados en medios más establecidos, más consolidados, más tradicionales también, más sujetos a ciertos cánones del buen hacer periodístico que gran parte de las actuales publicaciones digitales.

El libro, Cuestión de palabras ( Textos para un futuro incierto), que ha publicado Gatón Editores, una casa editora vallisoletana, está escrito con vocación de permanencia, es más, de cierta trascendencia dentro de una determinada concepción histórica, y pretende en cierto modo ser farolillo iluminador de un presente turbio que, como siempre, se perfila en un futuro incierto.

El autor es hombre de clara vocación historiográfica y política y posee un claro dominio de los acontecimientos del pasado, acontecimientos no sólo políticos sino también culturales. Ello conlleva un nivel de exigencia que hace que García Simón pertenezca a esa rara avis, escasa ya por desgracia, de los publicistas de raigambre intelectual, algo en lo que el periodismo español fue pródigo en su pasado pues no hay que olvidar que es raro encontrar algún intelectual o escritor que no haya escrito en la prensa desde el siglo XIX, conformando un estado de la opinión y una calidad literaria envidiable, tradición que llega hasta los años del felipismo y se va destruyendo poco a poco, según los medios de comunicación atienden cada vez más a la alabanza de la opinión facilona, cuando no abiertamente demagógica, de un supuesto público consumidor, lectoricida, que diría el gran Ramón.

Cuestión de Palabras_Agustín_García_Simón
Cubierta del libro.

Con ello quiero decir que el lector del libro se encontrará con un buen ramillete de pequeños ensayos, sujetos a las mismas maravillosas normas implícitas en Michel de Montaigne y cuya única restricción es el espacio otorgado por razones que sólo comprendemos los periodistas. García Simón se confiesa afecto al concepto de “memoria histórica”, un nuevo cuño presente en la realidad intelectual de la historiografía de la Europa de hoy y que entre nosotros acuñó Julio Aróstegui en La historia vivida. Sobre la historia del presente, donde en realidad asistimos a una actualización de elementos periodísticos y sociológicos que los historiadores recogen como materiales de primera, una actualización de lo que hace años llevó a cabo la Nueva Historia francesa y su concepto de historia del mundo cotidiano.

García Simón inaugura el libro, como no podía ser de otra forma, con artículos escritos sobre el pasado para que el suceso pretérito ilumine el actual. ¿Como entender de otra forma un artículo como Contra Marco Aurelio o Quinientos años de Maquiavelo, por no hablar de Luces y sombras de La Católica o Blanco White: el conflicto de la razón o Bicentenarios olvidados, un estupendo ensayo de apenas dos páginas que pone en solfa el tópico de la independencia americana y que novelistas como el peruano Jorge Eduardo Benavides recogen muy recientemente en novelas como El enigma del convento.

Ese pasado da paso a un bloque temático sobre lo acontecido en el siglo XX, desde alguno sobre el centenario de la Gran Guerra a una revisión del concepto orteguiano de masa. Destacan los artículos dedicados a pensadores, como Hannah Arendt, tan de actualidad, Albert Camus... Luego, los otros bloques, tan pertinentes, como el dedicado al legado cultural español, Antonio Machado, Juan Negrín, Chaves Nogales, la Institución Libre de Enseñanza, el homenaje a Julio Aróstegui... el que trata de algunos temas recurrentes en nuestra historia reciente como el naconalismo, el bloque consagrado a una profesión que ama, la de editor, como Volver a Pla, el artículo dedicado al Quijote, hasta concluir con una serie de artículos referidos al estado de nuestra cultura.

En fin, un recorrido cronológico que hace que el lector asista a las preocupaciones más urgentes con las cuestiones que hemos tenido que lidiar en el ambito político y cultural en los últimos quince años, un balance generacional según el cómputo orteguiano. No otra es la justificación de este estupendo libro que muestra un ramillete pertinente de artículos: “Este tipo de libros” escribe el autor en el prólogo “ siempre que se hagan con rigor, o sea, fechando todos y cada uno de los artículos selecionados, muestran sin trampa el recorrido intelectual y anímico de su autor, como guía y registro periódico”.

Es lo que ha realizado Agustín García Simón con pertinencia, lucidez y rigor conceptual, de tal manera que el libro no es sólo un montón de artículos del autor recopilados sino que están estructurados buscándoles un sentido temático y conceptual. No es normal tamaño rigor en un libro periodístico. Nos felicitamos, pues, de haber contribuido en este periódico a dar cabida a los artículos que al autor nos envía, y que no se diferencian de otros publicados en otros medios.

Leave A Reply

Your email address will not be published.