Entre ‘Juego de Tronos’ y ‘Anacleto, agente secreto’

1
Salón_del_Cómic_de_Barcelona_2015
Cartel de la 33ª edición del Salón del Cómic de Barcelona, de Jordi Lafebre. / ficomic.com

Coincidiendo con la mala noticia de que, una vez más, se aplaza el proyecto de creación del Museo del Cómic, para 2017, dicen, ya que se necesitan nueve millones de euros, hoy jueves abre al público la 33ª edición del Salón del Cómic de Barcelona, el más importante de España y uno de los referentes mundiales del mismo. El año pasado, el Salón del Cómic batió la cifra de 106.000 visitantes, repartidos en un recinto de 36.000 metros cuadrados, los mismos de esta cita, que cuenta con 20 exposiciones programadas y como eje temático la ciencia ficción y la fantasía animada, como la pasada edición se hizo con las hazañas bélicas, el mundo de los samurais y los robots, que pasará a los anales del Salón del Cómic como un año espectacular en la presentación, un año deslumbrante en las expectativas generadas.

No es para menos, pues las previsiones son más que optimistas, habida cuenta que el cómic ha pasado de ser el patito feo de la industria editorial hace unos años a ser un pilar fundamental de la misma. Como anécdota que corrobora la cosa, confesaré que en el año 89, desde las páginas de El Independiente, me convertí en rara avis de la prensa española al incluir en las páginas culturales, fuera de los circuitos de las revistas especializadas, una sección semanal de cómic que realizaba Luis Conde. De ahí que bajo su formato tradicional, la viñeta, o la más adecuada a las nuevas tecnologías, o las que incurren en otros géneros, como la novela gráfica, el cómic sea ahora esencial a la hora de realizar un panorama de la industria cultural española, codeándose con el libro, el arte o el cine.

Quizá sea su condición mestiza lo que convierte al cómic en género tan versátil, como en su día lo fue la novela. De ahí que pasemos de las hazañas bélicas a las ucronías y distopías de este año, aderezadas con la compañía de lo que se ha llamado en el mundo anglosajón, de donde provienen todas estas denominaciones, la fantasía animada, es decir, Conan conviviendo al lado de La guerra de las galaxias o Depredador haciendo compañía a Flash Gordon.

El visitante, para que no se pierda la espectacularidad del año pasado, contará con decorados de atrezzo diseñados por DDT, empresa de estudio de efectos especiales que realizó El laberinto del fauno, dioramas dedicados a La guerra de las galaxias y una serie de charlas sobre temas científicos relacionados con la ciencia ficción, prestando especial atención al fenómeno de masas por excelencia del momento, Juego de tronos. Se exhibirán, por tanto, los originales de Enrique Corominas, que es el creador de las ediciones en español de los libros de la saga, pero de seguro lo que más llamará la atención del público será la explicación de la adaptación al cómic de esta obra de George R. R. Martiny y, desde luego, la charla que Tania Sánchez dará sobre la serie, ya que es coautora del libro Ganar o morir. Lecciones políticas en 'Juego de Tronos' (Akal, 2014). Mucha agua ha corrido desde que Los miserables, de Víctor Hugo, se convirtiera en un referente del imaginario sentimental revolucionario de los humildes. Ahora se lleva otro tipo, aquel que oculta, bajo el vaivén éxito-fracaso, el viejo dicho del hombre como lobo del hombre, aderezado, además con sapiencias políticas que no pasan de manual para uso de adolescentes generaciones. Juego de tronos como referente político actual... una metáfora desdichada de la política como ciencia virtual. En eso estamos.

La gran exposición del Salón estará dedicada a las ucronías y distopías, que es modalidad casi monotemática en la narrativa actual. En él se expondrán más de 400 originales de Flash Gordon, La guerra de las galaxias, Dreadstar, Conan, Depredador y Alien, como ejemplos emblemáticos de lo más granado que ha dado la ciencia ficción de los últimos años al mundo del cómic y del cine.

Pero no todo es ciencia ficción, aunque por ahí andan homenajes a Capitán América y a Joker, el malo de la serie de Batman, dos personajes que celebran este año su 75 aniversario. El Salón contará con la asistencia estelar de Milo Manara por su álbum sobre Caravaggio; José Luís García López, que es un creador de superhéroes de clara excelencia y, desde luego, David Finch, un referente actual de ese género de cómics. También está prevista la presencia de los creadores de Horas de aventuras, Branden Lamb, Shelli Paroline y Ryan North y Jeremie Moreau, un nombre a tener en cuenta porque es la referencia actual del cómic francés, y decir esto es algo muy serio.

Ni que decir tiene que Charlie Hebdo estará presente en esta edición del Salón del Cómic, coincidiendo con la nueva presentación del Premio Internacional de Humor Gat Perich , un galardón que se creó en 1996 en homenaje a Jaume Perich y que renace este año con la amarga circunstancia de que el asesinado Wolinski era amigo íntimo del dibujante catalán y ganó el galardón en 1998. Carles Santamaría, director del Salón, ha destacado a este respecto el papel libertario que el humor siempre ha tenido en el cómic como garantía de la libertad de expresión de la sociedad.

Pero hay más. El salón dedicará especial atención al estreno de la película Anacleto, agente secreto, y para ello expondrá 20 originales de Vázquez, amén de una atención especial a las autoras de cómic durante el franquismo, como Pili Blasco, María Pascual o Rosa Galcerán. No todo va a ser Juego de Tronos.

Así, y a pesar de los apartados monotemáticos, el Salón del Cómic de Barcelona se perfila como un escaparate fiel de todas las tendencias del género. Para no perdérselo.

1 Comment
  1. H says

    Amo juego de tronos <3

Leave A Reply

Your email address will not be published.