Nuestros 8 libros 8 para el Día del Libro

0

Como es obligado ofrecer una lista de libros recomendados para este Día del Libro y Sant Jordi, no nos resistimos a ser rabiosamente subjetivos, que es lo que hace cualquier ciudadano cuando compra un libro: adquiere lo que considera de su gusto. Así que empezamos con una recomendación: si no los pueden comprar hagan todo lo posible por leerlos, aunque sean prestados, que antes de este capitalismo voraz era virtud que se apreciaba mucho.

Cubierta de la obra de Whitman.

1. Hojas de hierba, de Walt Whitman, en Galaxia Gutenberg- Círculo de Lectores. Es el libro fundacional de la poesía norteamericana y uno de los grandes de la poesía moderna. La traducción es excelente. Es, además, la primera vez que se ofrecen los poemas completos, amén de una selección de prosas muy bien escogidas, como sus artículos sobre la guerra civil.

2. Beat attitude. Varias autoras. Publicado por Bartleby Editores. Por primera vez se publica una antología de poetas mujeres de la Generación Beat, cosa desconocida para la mayoría, pero donde hubo escritoras como Diane di Prima, Leonore Kandel o Ruth Weiss que, si no eran Gregory Corso o Ferlinguetti o Allen Gisnberg, no fueron a la zaga de otros más famosos.

3. Castillo interior, de León Felipe, editado por la Fundación Banco Santander y que reúne una gran selección de textos inéditos de un escritor español de una importancia fundamental en el exilio y que, ahora, no es muy citado. A tener en cuenta.

Portada 'El Cura y los mandarines'

4. El cura y los mandarines, de Gregorio Morán, publicado por Akal, y que a pesar de ciertos errores, como confundir a José Luís Cano con Canito,  se ha convertido en el único libro que analiza la cultura de la Transición en España y la formación de un mandarinato con enormes ramificaciones en el poder. Por esto solo debería convertirse en referencial.

5. Campo de retamas, de Rafael Sánchez Ferlosio, en Random House. Una selección de artículos escritos por Ferlosio donde nos habla de cualquier cosa en apariencia cotidiana, tal un partido de fútbol, pero cuyas reflexiones adquieren la monstruosidad inherente a un sentido común que parece haber desaparecido.

Portada de 'Perfidia'.

6. Perfidia, de James Ellroy, en Random House. Uno de los grandes libros del maestro actual del thriller a lo bestia, tanto que es alias que ha adquirido con gusto. Estuvo estos días en España y llegó a liar un pequeño follón en un hotel de Barcelona cuando fue reconocido por un grupo de compatriotas suyos. Genio y figura. La novela inaugura una tetralogía sobre la ciudad de Los Ángeles que, a tenor de lo visto, podría compararse con títulos míticos suyos como L. A. Confidencial o La Dalia Negra. La galería de personajes que desfilan por estas páginas son inolvidables, pero sólo porque los leemos, no los padecemos: corruptos, venales violentos asesinos sin remedio, racistas, violadores... y, sin embargo, guardan su lado de ternura. La vida no es blanco y negro. Es eso... y jodidamente gris.

Cubierta de 'Número Cero'.

7. Número Cero, de Umberto Eco, en Lumen. Una sátira feroz sobre el periodismo y la reciente historia italiana. Eco da un repaso, mediante una parodia del periodismo de cloaca, a todo un elenco demencial de sucesos de la historia de su país pero interpretado bajo la lupa de la política ficción, de las medias verdades que ocultan el chantaje vil. Hasta asistimos a la resurrección de un Mussolini que no llegó a morir ajusticiado en Milán y se refugió en Argentina y a finales del 69 proyecta dar un golpe de estado en Italia apoyado por Borghese. ¿Hace falta afirmar que detrás de la sombra del chantajeador nos imaginamos la figura de Berlusconi? La metáfora que nos ofrece Umberto Eco nos empuja a ello. No es la menor de las correspondencias con personajes reales de la historia de Italia.

Radio_Paraíso_Cubierta8. Radio Paraíso, de Pascual García Arano, compañero en cuartopoder, editado por Izana, es un libro de relatos cortos de lo mejor que me ha sido dado leer en el género. García Arano tiene un oído agudo para el diálogo de corto alcance, que borda, y estos textos pueden leerse como pequeñas piezas dramáticas o guiones para ser escuchados en voz alta. No en vano fue guionista de radio en su cada vez más lejana juventud profesional. De hecho el título del libro retoma el de un programa de radio de Pamplona. Los relatos están ideados como pequeños aldabonazos en la conciencia del lector, actúan a modo de cohetes, que diría en metáfora nuestro José Bergamín. Un libro absolutamente recomendable que coloco porque no hay marketing editorial detrás que lo sustente, al contrario de novelas como las de Almudena Grandes o Pérez Reverte que no recomendamos porque se cuidan solas sin necesidad de ayuda.

Leave A Reply

Your email address will not be published.