La música indie manda en los festivales de verano

2
Unos de los carteles de promoción del clásico donostiarra Jazzaldia.
Unos de los carteles de promoción del clásico donostiarra Jazzaldia.

Lejos ya de aquellos pioneros Festivales de España, nuestro país en verano semeja, y no sólo en la costa, una suerte de cachondeo generalizado donde se mezclan borrachera y ganas de pasárselo bien con la audición de buena música. Pero lo cierto es que la demanda es tan abrumadora que los festivales afloran por doquier y no sólo en la costa, paisaje preferido e idóneo para tales eventos, lo que repercute en gran parte en la calidad de los mismos. No es de extrañar que los que tienen lugar en el interior, sin embargo, sean los que mantienen un sentido de coherencia más obligado en la programación porque los responsables de la misma suponen que el público que se desplaza, por poner un caso, a Cazorla a asistir al Bluescazorla Festival, es más fiel a un tipo determinado de música que otros, como Enter Ibiza, donde lo sake y lo discotequero es lo único que se ofrece en los dos meses de verano que dura el evento, aunque, aquí, más que de coherencia habría que hablar de distintos públicos asistentes, tan distintos que parecen sacados de dos mundos antagónicos. Pero así es el verano.

Del mes de julio habría que destacar un buen ramillete de festivales, tanto costeros como de interior o de ciudad, como el clásico de Jazz de San Sebastián, que es único porque ofrece costa, las ventajas de una ciudad y el ser casi lugar fronterizo con Francia, lo que le otorga un público extranjero fiel que lleva décadas asistiendo a su programación. Desde luego el Jazzaldia 2015 no es aquel que hace años traía a Miles Davis o a Oscar Peterson, bueno, no exageremos, nos queda Chick Corea, pero Donostia sigue manteniendo su mágica llamada desde ese lugar mítico, la Plaza de la Trinidad, al que hay que sumar el Auditorio del Kursaal y el Teatro Victoria Eugenia. Este año, desde el 22 al 26 de julio, podemos asistir a multitud de conciertos, donde destacan voces como la de Silvia Pérez Cruz, que actúa en la Trinidad la misma noche en que se abre el festival, con la Jazz Band Ball al que seguirán The Cookers o Jimmy Cliff. El jueves, en el Auditorio, actúa Jamie Cullum en solitario, afamado cantante y pianista inglés de jazz y que no hace ascos al pop, y el viernes el Benny Golson Quartet junto a Jamie Cullum, pero esta vez con su banda entera, al que habría que añadir el Concert Rayuela, que es de lo mejor de nuestro jazz, que cuenta cada vez con mejores bandas, finalizando el sábado y domingo con grupos enormes como The New Standard Trio o Dee Dee Bridgewater o el Charles McPherson Quartet. Un festival, pues, que lleva décadas en candelero gracias a que ha sabido reiventarse, estando acorde con los nuevos tiempos.

Y de San Sebastián nos vamos a otro clásico de la música, desde luego de distinto orden y que cumple veinte años, quién lo diría, el FIB 2015, de Benicassim, que del 16 al 19 de julio programa decenas de conciertos con bandas de todos los gustos, colores y calidades. Abren Los Planetas y le sigue Noel Gallaher´s o The Prodigy. También Florence and The Machines, que es el grupo británico que lidera Florence Welsh y cuya originalidad estriba en que combina muy bien el rock con sonidos como el soul. Le seguirán Porthishead, grupo de Bristol que abunda en el trip hot o el grupo de música indie Christal Fighters.

Contemporánea se celebra en Albulquerque, Badajoz.
Contemporánea se celebra en Alburquerque, Badajoz.

El 24 y 25 de julio tendrá lugar en Alburquerque, Badajoz, el Festival Contemporánea de música indie, que es la continuación del que tiene lugar en Badajoz en junio, donde actuaron los Pet Shop Boys. En estos dos días actuarán Los enemigos, Los Fresones rebeldes, Mercromina, Supersubmarina, y se homeneajeará a La Habitación Roja, un grupo de pop rock indie valenciano que se ha convertido ya en legendario.

En la localidad castellonense de Burriana se celebra desde el 28 de julio al 2 de agosto el Arenal Sound, que el año pasado tuvo una asistencia de público que desbordó todas las previsiones. Esta vez actúan La Habitación Roja, The Kooks, la legendaria banda indie británica, Supersubmarina, una banda de pop rock de Jaén más que prometedora, o Delafé y las flores azules, que es un grupo barcelonés formado por varios componentes de distintas tendencias musicales que está pegando fuerte.

El Resurrection Fest de este año contará con la presencia de Motorhead
El Resurrection Fest de este año contará con la presencia de Motörhead.

En San Adrián del Besós se celebra el Hard Rock Rising el 24 y 25 de julio con asistencia de Vetusta Morla, Lenny Kravitz, Robbie Williams o Juanes. En las mismas fechas se celebra el Low Festival en Benidorm, donde el año pasado llegaron a tener un público asistente de más de 75.000 personas. Este año cuentan con la presencia de Kasabian, The Drums, The Growlers, Supersubmarina, que estarán también en Santander, no paran, y Corizonas.

En Viveiro, en plenas Rias Altas gallegas, tenemos los días 16, 17 y 18 de julio uno de los festivales de hard rock más importantes de España: el Resurrection Fest. Actuarán Motörhead, Dr.Living Dead, Intolerance, Children of Bodom, Kadavar, Korn, Danko Jones...

Y también, esta vez en las Rias Baixas, en Nigrán, por las mismas fechas, tendremos el Festival Portamérica, donde volverá Supersubmarina, pero también Gorillaz Sound, Vetusta Morla o Calle 13. Me dejo en el tintero una decena más, pero hay tantos que es imposible dar cuenta de ellos. Y aunque cada uno de ellos quiere distinguirse, tener unas señas de identidad propias, lo cierto es que la música indie parece ser el género dominante, lejos de las étnicas de otros tiempos o de las puramente rockeras.

De ahí la loca gira de algunos grupos que parecen estar en distintos lugares al mismo tiempo. Y no sólo Supersubmarina.


loading...

2 Comments
  1. De muestra un boton says

    Ya lo explica de forma excelente el estudio » ¿Autonomía, sumisión o hibridación sonora?
    La construcción del canon estético
    del pop-rock español » de Fernán del Val, Javier Noya y C. Martín Pérez-Colman: «…. Hemos visto que en el canon hay una mayor presencia
    del rock o el pop, géneros de clase media, en detrimento del rock duro, el punk, el heavy metal o la rumba, todos más asociados a las clases bajas. Estos datos confi rman las hipótesis planteadas por von Appen y Dohering (2006: 24) sobre la homogeneidad de la crítica
    musical alemana y su relación con los
    gustos. En el caso español también podemos afi rmar que la crítica musical propone un canon que excluye la producción y el consumo
    musical de las clases bajas, en pos de sonidos más ligados a las clases medias. Aún hoy es raro que la prensa musical o generalista
    haga mención a festivales de reggaeton, techno o rock urbano.» Esto es perfectamente aplicable alos festivales y a su repercusión en los medios generalistas, de ejemplo el programa de ayer mismo en la 1 de TVE sobre los festivales, ni una sola mención al Resurretion o cualquier otro de los fectivales heavys y de rock duro que se hacen por todo el estado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.