Matemáticas

0

David Torres

Ilustración: Wikpedia
Ilustración: Wikpedia

A pesar de ser un matemático de reconocido prestigio y de guiar siempre su conducta por axiomas inapelables y razonamientos sin vuelta de hoja, todavía no lograba explicarse por qué llevaba cinco años evitando el barrio donde había vivido con ella y daba largos e inexplicables rodeos para acabar pasando ineludiblemente por la calle donde estuvo su antigua casa a una hora en que un encuentro fortuito en la acera pudiese ser interpretado como algo más que un encuentro fortuito, aunque, después de cinco años, el verdadero temor no era que ella ya no viviese ahí, sino más bien que saliera del portal en el mismo momento en que él cruzase delante, y no dijese “Qué tal” o “Te veo más gordo”, sino “¿Qué haces aquí? ¿A qué has vuelto?”, y entonces él tuviese que improvisar una nueva teoría matemática que explicara no sólo esa casualidad inconcebible sino por qué esa calle concreta obedecía a una geometría no euclidiana y por qué ese punto de la ciudad formaba un atractor extraño con sus zapatos y sobre todo qué tenía todo eso que ver con que cada vez que descolgaba el teléfono para llamar a alguien, recordara siempre el mismo número. Primo.

Publicidad

Leave A Reply

Your email address will not be published.