Seguimiento masivo de los paros parciales en las redacciones de ‘El Mundo’

Concentración de trabajadores esta mañana en la sede de Madrid.
Concentración de trabajadores de El Mundo esta mañana frente a la sede de Madrid / CP

Los trabajadores de Unidad Editorial no ceden ante los últimos despidos producidos en las delegaciones del diario El Mundo. Los comités de empresa y los delegados convocaron para hoy paros de una hora en todas las delegaciones, que se han producido con un seguimiento masivo.

En la sede de Unidad Editorial en Madrid, la totalidad de la plantilla del diario  ha secundado la protesta, concentrándose en la entrada del edificio. También se han unido trabajadores de otros medios del grupo y representantes de las organizaciones sindicales mayoritarias, como el secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Agustín Yanel, o Cristina Bermejo, responsable de medios de comunicación de CCOO.

Publicidad

Aspecto de la redacción de El Mundo durante los paros / CP
Aspecto de la redacción durante los paros / CP

Como ya informó cuartopoder, en la sede de Madrid se vivieron momentos de tensión, hace dos semanas, tras el despido de dos periodistas, que acabaron con los trabajadores pidiendo explicaciones al director, David Jiménez, que terminó llorando. Al día siguiente también se concentraron en la puerta del periódico.

En las delegaciones de Málaga, Barcelona, País Vasco y Baleares también se ha parado para reclamar que los despedidos vuelvan a sus puestos de trabajo. En Sevilla, la delegación más afectada por los despidos (que ha registrado cinco, además de dos trasladados a Madrid) se ha convocado una huelga de 24 horas con un seguimiento total. Sólo el director se encontraba en la redacción.

Se ha dado una situación muy paradójica mientras que los trabajadores estaban concentrados: la empresa les ha remitido un correo electrónico, invitándoles el próximo viernes a la copa de Navidad.

Por otro lado, los trabajadores han denunciado que esta tarde la empresa les ha remitido un correo conminándoles a que comuniquen a recursos humanos si han participado en el paro o no para descontarles la hora de su nómina. Los trabajadores han mostrado su sorpresa pues no existe ninguna obligación de comunicar esa circunstancia.