Jueces y fiscales apoyan el trabajo de los periodistas Cruz Morcillo y Pablo Muñoz

1
Los periodistas de ABC, Cruz Morcillo y Pablo Muñoz, en la redacción del diario / ABC
Los periodistas de ABC, Cruz Morcillo y Pablo Muñoz, en la redacción del diario. / ABC

Los periodistas del diario ABC, Cruz Morcillo y Pablo Muñoz, han sido acusados por el fiscal de un delito de revelación de secretos y solicita para ellos una pena de dos años y medio de prisión.  El diario publicó unas escuchas policiales en un procedimiento declarado secreto contra unos miembros de la Camorra que, de manera tangencial, se referían al extesorero del PP, Luis Bárcenas.

cuartopoder.es ha podido hablar con los dos periodistas en relación con estos hechos. Ambos se encuentran muy preocupados por la situación pero defienden su actuación profesional. "Teníamos la información desde hacía bastante tiempo y no la publicamos hasta que no detienen a los investigados y no se perjudica el procedimiento; cuando nos dijeron que ya se había levantado el secreto del sumario," explican Muñoz y Morcillo. La defensa de ambos pidió el sobreseimiento pero el juez no lo admitió y siguió con el procedimiento. A pesar de que han recurrido a la Audiencia Provincial, la juez del Juzgado de Instrucción nº 53 de Madrid ha abierto juicio oral y las partes han acusado.

El juez Andreu, titular del Juzgado Central de Instrucción nº 4 de la Audiencia Nacional, donde se investigaba a los capos, inició una investigación para conocer quien había filtrado las escuchas. Solicitó a la compañía telefónica un listado de las llamadas de ambos periodistas, de los días anteriores a la publicación (aunque la conversación había sido grabada más de un año antes), que remitió a las partes personadas. "Todas los números de nuestras fuentes y de nuestra familia y amigos están a disposición, no sólo del juez, sino del abogado de Luis Bárcenas, que se personó en el procedimiento", explica Cruz Morcillo. "Imagina lo importantes que son para un periodista sus contactos. Yo ahora tengo psicosis al hablar por teléfono", concluye.

El escrito de acusación del Ministerio Fiscal sólo se dirige contra los dos periodistas, sin referirse a los dos requisitos que protegen el derecho a la información: la relevancia y la veracidad. "Nos sorprende que el fiscal considere como hechos delictivos la difusión de las escuchas, a sabiendas de su ilicitud, y que no tenga en cuenta la veracidad de lo publicado", afirma Pablo Muñoz.

Desde Jueces para la Democracia apoyan la labor de los informadores. Que la publicación de la escucha no perjudicó a la investigación, lo confirma el portavoz de la asociación, Joaquín Bosch. El magistrado ha manifestado a cuartopoder.es que los datos filtrados no forman parte de lo que quedó en el sumario, por lo que es discutible si el secreto afectaba a estos datos. Y en cuanto a la posible afectación de la intimidad personal, Bosch se remite a la doctrina del Tribunal Constitucional: "Si la información es veraz y tiene relevancia pública, el derecho a la información debe prevalecer", expone. "Es dudoso que los hechos sean constitutivos de delito. El periodista no está obligado a mantener el secreto, está amparado por el secreto profesional. Los hechos tienen relevancia pública y esto puede concurrir como una causa de justificación", sostiene.

La sorprendente interpretación del Ministerio Fiscal, a propósito del derecho a la información que protege a los informadores, ha levantado a toda la profesión en defensa de los dos periodistas. La presidente de RSF, Malen Aznárez ha manifestado estar "profundamente alarmada" por la petición de prisión y la propia Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, se ha interesado por estos hechos y ha anunciado que "actuará en defensa del derecho de los periodistas a la libre emisión de información veraz en asuntos de interés público".

1 Comment
  1. asies says

    Los periodistas de investigación serios son procesados. Los charlatanes de feria y tertulianos de todo a cien se dedican a meterse con los políticos que charlan con el jefe de estado en zapatillas y sin corbata. Los panfletos infumables de Indas, Rojos, y resto de digitales al servicio del poder, se soliviantan con la «mala imagen» de la «nueva política». Está claro que siguen prefiriendo a ladrones bien vestidos como Bárcenas o Granados, que a honrados «descamisados». !Peste de prensa canalla y servil !!: Todo mi apoyo alos periodistas injustamente procesados. !

Leave A Reply

Your email address will not be published.