Amin Maalouf, protagonista de la Feria del Libro de Madrid 2016

0
Imagen de la presentación hoy 23 de mayo de la 75 edición de la Feria del Libro de Madrid. /ferialibromadrid.com
Imagen de la presentación hoy 23 de mayo de la 75 edición de la Feria del Libro de Madrid. /ferialibromadrid.com

Corren tiempos de aceptación y acomodo a una realidad que se prevé larga, la de la crisis del libro y de la lectura. Una aceptación que dista mucho de la imagen catastrofista de hace seis años donde algunos incluso profetizaban la caída en picado de la Feria del Libro de Madrid tal y como está formulada y basaban su recuperación, o por lo menos su prestigio, en acomodarse a otro tipo de ferias, como la de Londres o Guadalajara (México), por poner ejemplos señeros. Sucede que en tiempos de crisis, la Feria del Libro de Madrid resiste y resiste bien, a pesar de la crisis de la lectura y de la compra de libros y ello se debe a la fórmula que hace que desde el último fin de semana de mayo a mediados junio, se vendan en el recinto del Retiro más de la tercera parte de los libros que se venden en España en un año y acudan más de dos millones de personas a pasearse por sus casetas. Si a eso le añadimos la solapada Feria del Libro de Barcelona, es decir, el día de Sant Jordi, donde se recauda una buena parte de la venta de novedades de primavera, bien podemos concluir que de no ser por eventos así la industria editorial andaría más que tocada. En cierta manera la Feria del Libro de Madrid representa para la industria del libro lo que los conciertos 'monstruo', Springsteen, McCartney, Rolling Stones... en el mundo de la música pop y del rock. Salvan la industria. No es poco.

Este año la Feria del Libro madrileña repite fórmula idéntica a años anteriores, lo que le da un aire de continuidad que aleja dudas y fantasmas. Se celebrará entre el 27 de mayo y el 12 de junio en el recinto del Retiro que ya se ha convertido en tradicional en esta septuagésima quinta edición y lleva como lema una frase que se nos antoja demasiado larga: “Porque no se imagina en el aire. Porque imaginar tiene que ver con hacer, con poder hacer”, frase sacada de El lado frío de la almohada, novela de Belén Gopegui que publicó Anagrama en 2004.

Una edición que contará con 367 casetas y 479 expositores, repartidos entre 26 organismos oficiales, 10 distribuidores, 63 libreros especializados, 56 libreros generales, 177 editores de Madrid y 147 de fuera de esta ciudad, lo que hace de la Feria una muestra representativa de la industria repartida por el país pero con especial incidencia en la capital: al fin y la cabo la Feria es feria especialmente madrileña. Hasta en lo previsible, así las especulaciones en torno al tiempo cambiante, al número de ventas, a la fiabilidad en las estadísticas oficiales, ya

Cartel de la edición 2016 de la Feria del Libro de Madrid, obra de Emilio Gil. / ferialibromadrid.com
Cartel de la edición 2016 de la Feria del Libro de Madrid, obra de Emilio Gil. / ferialibromadrid.com

digo, lo previsible.

Patrocinada por Bankia, este año el cartel de la Feria poco o nada tiene que ver con el del año anterior, influido por el centenario de Santa Teresa y donde se representaba a una lectora atravesada en el corazón por la flecha de la lectura. Este año la intención pop se ha trocado en cartel más conceptual, vaivén que suele acontecer en los habidos en la Feria. El autor, Emilio Gil, ha apelado, para la comprensión de su obra, a la necesidad de superponer conceptos creativos a la tradición, lo que otro modo de afirmar que no ha querido hacer un cartel tradicional: “Como afirma el artista británico David Hockney, entendemos el presente comparándolo con el pasado, añadiendo una capa sobre otra. Lo físico, lo táctil, aquello que experimentamos también desde varios niveles y sentidos está integrado en el libro, encajado y orgulloso en su materialidad”. Pocas veces se ha defendido el libro de papel de manera más bella, apelando a su ser físico. Gran cartel.

El país invitado este año es Francia, país eminentemente literario. El Instituto Francés y la Embajada de Francia han preparado unos eventos que cuentan con la presencia de autores del país vecino como Regis Debray, Marc Levy, Maylis de Kerangal o Michel Serres, en un carrusel donde se debatirán aspectos de la literatura francesa actual junto a una renovación de los clásicos. Esto para el público en general. Para los especialistas se tiene previsto una serie de mesas redondas donde se hablará de la política de protección del libro por parte del estado francés, amén de una exposición fotográfica, Odiseas contemporáneas, sobre el tema de los refugiados que asola Europa.

La lección inaugural estará a cargo de Amin Maalouf, escritor libanés en lengua francesa, que conversará con el periodista cultural Javier Rodríguez Marcos. Maaluf está en España invitado por Alianza Editorial que cumple 50 años de existencia, y se aprovecha así su doble condición, en realidad está considerado un autor francés, para representar a un país, Francia, que sufre actualmente las consecuencias del terrorismo islamista.

Como todos los años, las actividades programadas son interesantes y adecuadas a todos los gustos. Cervantes será recordado con un cúmulo de actividades en torno al IV Centenario de su muerte: a la presentación de sus Poesías completas por parte de Cátedra, se sumará la proyección del documental Cervantes, la búsqueda, de Javier Balaguer, la obra teatral Cervantes en el Parnaso, en Casa de Vacas y la exposición Cerbantes con b, a partir de las ilustraciones de Miguel Ángel Martín para la edición del Quijote de Pollux Hernúñez y Emilio Pascual.

A Blas de Otero se le hará un homenaje con motivo del centenario de su nacimiento, al igual que a Camilo José Cela, donde se recordará en especial su Viaje a la Alcarria, en el Retiro, en el mismo sitio donde comienza el libro.

Una serie de actividades que tendrán su colofón en el coloquio que Bernard Henri Lévy mantendrá con Adela Cortina.

El resto, ya se sabe: los mil y un famosos que firmarán ejemplares de sus libros en la Feria. No damos nombres, son legión, pero a nadie se le escapa que por ahí andarán los autores más vendidos, desde Julia Navarro a Almudena Grandes, Pérez-Reverte y el largo etcétera que nos reservamos. Justamente los que creemos merecen más la pena.

Leave A Reply

Your email address will not be published.