Vuelven las agresiones a periodistas en los conflictos sociales

1
Incidentes-Banc-Expropiat
Varias fotógrafos captan imágenes de la policía mientras retira contenedores de la vía publica, el pasado día 24, en el barrio barcelonés de Grácia. / Alejandro García (Efe)

Las protestas por el desalojo del Banc Expropiat en Barcelona han tenido, como ocurre con mucha frecuencia cuando hay protestas, informadores lesionados. En la madrugada del miércoles al jueves,  Jesús Rodríguez, periodista de La Directa, fue agredido por los Mossos de Esquadra.

Publicidad

"Ya habían terminado los disturbios y había poca gente", explica Rodríguez. "Entonces una señora mayor que iba gritando "libertad" le levantó la visera del casco a un antidisturbio y éste la tiró al suelo, cerca de donde yo estaba grabando", continúa el periodista. "Los antidisturbios empiezan a subir hacia la plaza y yo me giró hacia el primero que llega y le grito que soy prensa, entonces él saca la porra y me da un golpe en la mano y otro en la pierna"

Publicidad

Aspecto de la mano de Jesús Rodríguez. / twitter @Reflex_volucion
Aspecto de la mano de Jesús Rodríguez. / twitter @Reflex_volucion

A consecuencia del golpe, Rodríguez tiene roto un dedo de la mano izquierda y una contusión en la pierna derecha. "La policía me conoce de sobra, llevo veinte años trabajando, el golpe fue intencionado." Después de la agresión, se fue al hospital y denunciará al agente que le ha agredido. "Un fotógrafo hizo una fotografía del chaleco del agente donde aparece el NOP (número de operativo policial) y con eso y el parte de lesiones he ido al juzgado de guardia."

La actuación de los Mossos, muy discutida por actuaciones como la pérdida del ojo de Ester Quintana o la muerte de Juan Antonio Benítez, se ha intensificado en estas jornadas, según Rodríguez: "Han sido  indiscriminados y aleatorios. Yo estaba convencido de que, como me conocen no me iban a tocar, pero han golpeado sin mirar y disparado unas pelotas de foam, amarillas y otras negras, que son más contundentes."

Según Rodríguez, hubo otros compañeros que también resultaron agredidos: un fotógrafo de Foto Movimiento y un periodista de La Vanguardia que no quiso hacerlo público, además de Roger Suso, corresponsal de la Directa en Berlín, que estaba estos días en Barcelona ayudando con la cobertura de los incidentes.

Cuartopoder.es también ha hablado con Suso sobre su agresión. "Llevaba la identificación colgada del cuello como un forfait pero la policía iban apartando de su camino a todas las personas, incluida la prensa", manifiesta Suso, "a mí me dieron con el escudo en la cabeza." A pesar de lo violento de su actuar, al periodista no le sorprendió su actitud. "Es habitual la intromisión de los Mossos en el libre ejercicio de la profesión periodística", sentencia. El no presentará denuncia porque no consiguió identificar al agente que le golpeó.

Agresión_periodista_Roger_Suso
Detalle de la contusión de Roger Suso. / R. S.

Por otro lado, el Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC) ha publicado una nota titulada "La información, entre dos fuegos" en la que concluye que la información no puede ser la primera víctima de los conflictos sociales. El presidente del SPC, Ramón Espuny, explica que la nota no sólo se refiere a las agresiones que han sufrido los periodistas por parte de los antidisturbios sino también por parte de los manifestantes. "El jueves que había una cacerolada, en protesta por el cierre del centro social, un equipo de TV3 fue agredido", nos explica el presidente, "rompieron el visor de la cámara y se interrumpió la emisión del directo. Los manifestantes se quejan de que se da una información muy sesgada, y a veces tienen razón, pero en este caso estaban dando en directo la protesta y no había razón para usar la violencia." Los equipos de 8 TV que pertenece al Grupo Godó o de TVE también han sido increpados, acusados de manipulación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.