Generar movimiento para revolucionar la vida desde el arte

0
TOMA teatro
Representación de una obra del Festival TOMA Teatro de una edición anterior. / @TomaTeatro2016 (Twitter)

Por segundo año consecutivo TOMA Teatro, el Festival de Teatro de l@s Oprimid@s de Madrid, tendrá lugar en el barrio de Lavapiés para promover y divulgar las herramientas que creó el brasileño Augusto Boal y que fueron diseñadas "para otorgar la palabra a las clases oprimidas". Arte para la transformación social, ese es el mantra que repetimos continuamente entre quienes lo aplicamos, con el empeño de afrontar situaciones de opresión desde lo personal y lo colectivo.

Bárbara Santos, una de sus principales discípulas, en la presentación de su libro Raíces y alas:  una teoría desde la práxis, que tuvo lugar el pasado mes de marzo en el teatro madrileño de Puerta Estrecha, hizo hincapié en la relevancia del por qué y el para qué. Señala que “el Teatro del Oprimido, más allá de las especificidades de cada lugar, debe tener una esencia democrática, humanística y revolucionaria, que se funda en la ética y en la solidaridad, y apunte a la organización social para la promoción de acciones sociales concretas y continuadas. Se enfoca de este modo en la promoción de derechos humanos y su desarrollo, y no en el mantenimiento de patrones sociales.”

Publicidad

A lo largo de los 10 días de festival de TOMA Teatro 2017 tendrán lugar representaciones que pondrán en práctica varias de las herramientas del Teatro del Oprimido. Cross Border Project traerá a la inauguración del festival, el 18 de mayo, el Teatro-Foro ¿Qué hacemos con la abuela?, donde se reflexionará sobre el entorno de una persona mayor con alzhéimer y las consecuencias personales y familiares que se derivan de ello. Bajando al Sur junto con la Plataforma ciudadana No Somos Delito pondrán en práctica el Teatro Legislativo para la búsqueda de alternativas a la actual Ley Mordaza. Y Theater For Inclusion pondrá en práctica la Estética del oprimido para llevar a la plaza Arturo Barea su pieza Szeno Forum, una acción abierta sobre diversidad y convivencia, una reflexión colectiva que parte del cuerpo y que está en continuo movimiento. Son solo tres ejemplos los abordajes y temáticas que se abarcarán durante el festival.

TOMA teatro 2017
Cartel del Festival TOMA Teatro 2017 con todas las actividades programadas para esta edición. / toma-teatro.blogspot.com.es

Para que puedan ser conocidas estas herramientas habrá talleres centrados en las distintas técnicas como teatro foro, creación colectiva del rol del curinga, acción directa , y talleres combinados con otras disciplinas como teatro sistémico, teatro comunitario, música, danza, interpretación textual y gestual o incidencia política, o talleres enfocados en temáticas concretas como los micromachismos o la sororidad.

Inspiradas como el año anterior en los movimientos sociales y teniendo presentes el deseo de ampliar los apoyos a las causas que defienden, pensamos que el Teatro del Oprimido es un movimiento en sí, y este 2017 queremos poner el foco en impulsar este movimiento promoviendo redes de apoyo entre las personas que estamos involucradas en su aplicación desde diferentes espacios, identificando los retos comunes, compartiendo conocimientos y reflexionado sobre estrategias que ayuden a dar fuerza a este movimiento.

Si el año pasado soñamos con un encuentro en el que mucha gente implicada en la transformación social se juntara en Lavapiés, en esta segunda edición queremos que TOMA Teatro sirva para impulsar este movimiento que comparte y promueve los valores del Teatro del Oprimido. Un movimiento que nace de la toma de conciencia de la necesidad de ser críticas y de actuar frente a las injusticias instauradas por un sistema dominante que genera desigualdades sociales cada vez mayores y que procura invisibilizarlas a ojos de una mayoría hoy en día desconectada y dividida.

También queremos que TOMA 2017 sea un espacio para los cuidados. Un lugar para coger aire, tiempo y energía. Una parada en el camino para escuchar nuestros cuerpos,  repensarnos, reconocernos y valorarnos. Un tiempo para crear lazos con los que resistir en colectivo a la urgencia permanente y saborear el momento. Deseamos que durante estos diez días, nos unamos para tomar aliento y centrarnos en los cuidados tanto de cada una de nosotras y nosotros como de nuestro entorno.

Sabemos que los retos actuales no son pequeños, pero también de la urgencia de afrontar las crecientes opresiones que son consecuencia del enorme retroceso en derechos y libertades que estamos viviendo. Sabemos de la capacidad del Teatro del Oprimido como canal para abordarlos, y de la necesidad de tomar consciencia de quienes aún no lo conocen para unir esfuerzos y  desarrollar su potencial revolucionario. Poner el arte al servicio de transformar la vida para recuperar la dignidad es, a día de hoy, más que una opción, una necesidad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.