ENTREVISTA / La escritora acaba de publicar 'El callejón de los silencios', Premio Logroño de Novela

Paula Izquierdo: "Picasso era un maltratador nato"

JUAN ÁNGEL JURISTO | Publicado: - Actualizado: 09:25

Paula Izquierdo, en una imagen de archivo. / Perfil de Facebook de la escritora

X Premio Logroño de Novela de este año, El callejón de los silencios (Algaida) es la sexta novela publicada por Paula Izquierdo (Madrid, 1962), una escritora que entró con muy buen pie en el panorama literario español con obras como El hueco de tu cuerpo. Perteneciente a una generación que ronda la cincuentena, la autora ha indagado tanto en su obra narrativa como en el ensayo, pongamos su celebrado Picasso y las mujeres, en temas como las consecuencias desastrosas del amor, amén de qué sea eso del mal, del sadismo y, sobre todo, de la gratuidad del daño. En esta novela se indaga en estos temas mediante la inclusión de un triángulo amoroso de consecuencias catastróficas entre un profesor y dos alumnos.

Hemos mantenido esta entrevista con la autora, que nos desvela ciertas claves presentes en su narrativa, se refiere a aspectos de su generación literaria y, coordinadora de la Asociación Colegial de Escritores, delinea futuras actuaciones de la misma.

Su novela trata de dos cuestiones fundamentales, la persistencia del mal y, luego, el problema de las mujeres escritoras que fueron preteridas. Vayamos, por partes, el mal…

– Me interesaba ahondar en ambos temas y la forma en que lo hago es a través de los trabajos de doctorado de Psicología Social que tanto Mirna como Esteban tienen que realizar. El mal y conocer cuál es el caldo de cultivo es algo que siempre me ha interesado. En concreto procurar el daño físico hasta la muerte a otro ser humano sin ningún motivo aparente. Los seres humanos ¿heredan el gen de la violencia gratuita o es el resultado de los primeros años de vida cuando se modela el cerebro? ¿Somos genéticamente malos o es la educación, el entorno y la sociedad la que convierte a los hombres en seres malvados capaces de infringir dolor, sufrimiento, y torturar hasta la muerte a sus congéneres?

Y ahora, la cuestión de las mujeres. Recuerdo un ensayo suyo, Picasso y las mujeres, que abordaba la cosa desde una perspectiva próxima…

– En aquel ensayo yo analizaba la obra genial del pintor y descubrí que su arte se modificaba de estilo según con qué mujer estuviera. Era un maltratador que utilizaba su pincel para halagar a la mujer del momento pintándola bella hasta que dejaba de estar enamorado y las mostraba en sus cuadros monstruosas. Era un maltratador nato, sus cuadros son el reflejo de cómo trataba de forma despótica y cruel a sus amantes cuando dejaba de desearlas. Caso muy distinto al trabajo que hace Mirna para la misma asignatura Psicología Social donde habla de las mujeres exiliadas al comienzo de la Guerra Civil española que supeditaron su talento frente a sus parejas, maridos o amantes.

En la novela hay un trío amoroso, algo constante en su obra, que trata siempre del amor y sus consecuencias. ¿Podría ampliarnos la cuestión?

“Las relaciones afectivas están en toda mi obra, porque, al fin y al cabo, la literatura no es más que un reflejo de la vida real”

– Las relaciones afectivas están en toda mi obra, porque, al fin y al cabo, la literatura no es más que un reflejo de la vida real. Y como en la vida real las relaciones amorosas suelen ser conflictivas y un caldo de cultivo para los narradores desde el principio de los tiempos.

¿Le costó mucho tratar la violación múltiple que sufre la protagonista?

– No. Cuando escribo me meto y vivo cada una de las escenas. Es imprescindible introducirse y vivir cada una de ellas para que las escenas sean creíbles. Me interesaba mucho más el efecto psicológico que produce en Mirna que detenerme en los detalles más escabrosos.

Usted, amén de bailarina, fue psicóloga, algo patente en su novelística. Háblenos del papel que juega en su obra.

– Bueno, creo que todo lo que he hecho en la vida me ha llevado al arte, es decir, mi periplo fue del arte de la danza a la razón de la psicología y vuelvo al arte a través de la literatura, pero con un conocimiento de la disciplina que me procuró la danza profesional y también la sapiencia de la condición humana a través de la carrera de psicóloga y los dos años de doctorado. Tanto la disciplina como el conocimiento del ser humano me permiten pasar horas y horas escribiendo y, por otro lado, construir personajes de carne y hueso, que cobran vida.

Cubierta de la novela. / algaida

¿Qué representa dentro de la evolución de su obra esta novela respecto a El hueco de tu cuerpo, que me gustó mucho, y que está ya lejana en el tiempo?

– Representa la madurez, esta es mi sexta novela y mi decimotercer libro publicado, si añado los ensayos y las traducciones y un libro de relatos. Creo que es la novela más compleja que he escrito donde el lector sabe más de cada uno de los tres personajes protagonistas que ellos de los otros y de sí mismos ya que he elegido un narrador omnisciente. He sido traducida a más de veinte idiomas, pero El hueco de tu cuerpo es la única novela que está traducida al chino.

¿Cuál fue la razón de titular los capítulos con un catálogo de desarreglos mentales, algo que me llamó la atención y me parece muy interesante?

– Los veintitrés capítulos los he titulado con el nombre de un trastorno mental, porque en cierta medida éstos pululan a lo largo de la novela de una forma u otra.

Usted pertenece a una generación especialmente machacada por la crisis ¿Podría decirnos como vivió esa pequeña catástrofe? Y, de paso, hablarnos de la aportación de esa generación…

“Creo que solo desde el deseo y la experiencia vital uno puede ser capaz de tener algo que contar”

– No, no es mi caso, yo viví el esplendor de la literatura desde que publiqué mi primera novela “La vida sin secreto” y desde entonces todo lo que he escrito ha sido publicado y, a veces, premiado. La crisis económica que se inició en 2008 coincidió con una crisis personal de carácter físico, en un año fui operada dos veces, hecho que me dejó postrada e inhabilitada para la vida, pero no para la escritura. De modo, que en ese sentido la crisis a mí no me ha afectado en lo que respecta a mi producción literaria. Respecto a la generación, a veces, los críticos o periodistas culturales me incluyen en la Generación Kronen, sin embargo, yo no me siento de ninguna generación y mucho menos de la Kronen, ya que como digo empecé a escribir después de haber vivido y experimentado. Creo que solo desde el deseo y la experiencia vital uno puede ser capaz de tener algo que contar y  que pueda ser leído.

Usted da clases de técnica narrativa, ¿qué tal los jóvenes?, ¿se muestra optimista?

– He tenido miles de alumnos, algunos sorprendentes y muchos incapaces de expresar y describir, por ejemplo, cómo fue su primer beso. Los alumnos no tienen las herramientas narrativas imprescindibles para escribir, en las clases que imparto yo se las facilito, pero además de ganas de escribir hay que tener talento y ahí es donde la gran mayoría falla. Algo absolutamente lógico, por otra parte.

Usted es la coordinadora de ACE ¿Cuál es a su juicio el mayor reto a que se enfrenta la asociación, de los muchos que tiene? Tengo entendido que están abriendo un entendimiento con las asociaciones catalana y vasca…

– Hemos firmado convenios de colaboración con distintas asociaciones de escritores, en Valencia, Extremadura, Aragón y Pamplona. Tendremos una reunión con las asociaciones de escritores catalanes, vascos y gallegos a finales de año. El acto de escribir es solitario, pero debemos asociarnos todos los escritores para defender nuestros derechos y luchar por nuestra propiedad intelectual. Si no hay escritores no hay obras y por tanto desaparece un patrimonio fundamental para el progreso de la sociedad española.

Artículos Relacionados

  • paco otero

    Bueno pues vamos a ello,ya que estamos en un periódico con todo el derecho del mundo a ser portavoz de la ultima moda en IDEAS POLÍTICAS PUES…BIEN CONSIDERO TAN VULGAR Y SOEZ el vocabulario con el que quiero opinar sobre la portada del libro…venga Paco, venga…que lo mínimo es que voy a quedar como los diseñadores y modelos de esta ultima MODA de las IDEAS POLÍTICAS citadas…
    La portada del libro de esta mujer que debe ser ELLA comprometida y concienciada en la igualdad de genero y demás esceteras…sinceramente me abruma …y me abruma POR esa insinuación en sombras de la TETAS… esa pose de las piernas con la combinación en plan erotismo de los últimos años del franquismo y para cerrar …la guinda esa sinuosa sombra en triangulo como preámbulo al CHUMINO…..UY,UY,UY, PERDÓN PERDÓN…..nota ; entiendo que hay que vender

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend