Barrio rico, barrio pobre:
¿qué se lee en cada distrito de Madrid?

qué se lee en cada distrito de Madrid Un grupo de personas leyendo libros en una biblioteca pública
Un grupo de personas leyendo libros en una biblioteca pública. / Tkturkey.com

Las diferencias de clase entre las distintas zonas de Madrid son evidentes tanto en la calle como en los datos. En apenas cuatro paradas de Metro es posible pasar de la opulencia y el pijerío de la zona de El Retiro, donde sus hogares cuentan con más de 52.000 euros anuales, a una zona obrera como Puente de Vallecas, donde los ingresos de cada hogar no llegan ni a la mitad, con 23.000 euros.

Sin embargo, parece que la cultura y, en este caso la literatura, une a ricos y obreros bajo los mismos gustos. El análisis que ha realizado cuartopoder.es de los datos proporcionados por el Ayuntamiento de Madrid de los préstamos de libros en sus bibliotecas así lo avalan. ‘La chica del tren’, la novela de intriga de Paula Hawkins, aparece entre las favoritas en todos los barrios.

Publicidad

El libro de Hawkins es el favorito entre los usuarios de las bibliotecas en el barrio de Salamanca. Es el sexto más prestado en los centros de Puente de Vallecas. En novela patria, la primera entrega de la Trilogía del Baztán, ‘El guardián invisible’, se lleva la palma. La obra de Dolores Redondo se cuela en el top 10 de los más prestados en todos los distritos de Madrid.

El análisis comprende los libros prestados en cada biblioteca madrileña durante lo que llevamos de 2017, casi 600.000 préstamos de obras literarias.

Dime tu barrio y te diré cuánto se lee 

A pesar de que la estadística comprende los préstamos que se realizan en un centro, el análisis se ha desagregado por barrios. Si bien es cierto que no todos los usuarios de una biblioteca tienen que ser habitantes de ese distrito, la probabilidad de que así sea es mayor.

En la división entre distritos, poder adquisitivo y préstamos por habitantes no hay una tendencia común, pero algo sí salta a la vista: los más pudientes “pasan” de las bibliotecas y el ratio de préstamos en los barrios más obreros es muy bajo. En las zonas menos pudientes, como Puente de Vallecas, Usera o Carabanchel, tres de los distritos más desfavorecidos de Madrid, la ratio de lectura se sitúa por debajo de los diez libros prestados por cada 100 habitantes, las medidas más bajas de todos los distritos de Madrid.

El distrito de Vicálvaro rompe totalmente con esta visión: con 27.927 euros de renta media por hogar, la cuarta más baja de todo Madrid, sus habitantes son los segundos en el ranking de préstamos de libros. Por cada 100 vecinos de Vicálvaro, hay 40 préstamos de libros.

En los barrios más pudientes no hay arraigo a las bibliotecas (o necesidad de recurrir a libros prestados). Así, en el distrito de Chamartín, el más rico de Madrid, la ratio se sitúa en los 29 libros por cada 100 habitantes, sexto en el ránking. En el barrio de Hortaleza, el tercero más rico, con casi 57.000 euros por hogar, la ratio de lectura se sitúa en los 13 libros por un centenar de habitantes, en la parte baja de la lista.

Las zonas “medias” son, por su parte, las más lectoras. Por ejemplo, en el distrito de Barajas, con una renta que se sitúa en la zona media del ranking madrileño, se concentran los usuarios más lectores: en esta zona se prestan 46 libros por cada 100 habitantes.