La amnesia de Aznar: no recuerda haber puesto al frente de RTVE a un diputado del PP

  • "Se llegó a plantear la privatización de algunos canales de RTVE", ha declarado en una entrevista en Onda Cero

1

7 de febrero de 1997, Fernando López-Amor es nombrado Director General de RTVE. Hasta ese momento, López-Amor había sido Diputado en las Cortes por Córdoba y por Madrid. Diputado por el Partido Popular y elegido a dedo por José María Aznar.

El expresidente del Gobierno ha sido cuestionado sobre RTVE y la gestión del ente público de comunicación en la entrevista que ha concedido a Onda Cero en la que también ha dado su opinión sobre el proceso de primarias en el que se encuentra inmerso el Partido Popular.

Sobre RTVE se ha debatido la imparcialidad de los nombramientos que Pedro Sánchez ha realizado en acuerdo con Podemos y PNV y que en la votación de ayer no salió adelante. Ahora tendrá que renegociar los nombres e intentar convencer a algunas formaciones políticas para conseguir los 26 votos que le alejan de sacar adelante la lista de diez nombres propuestos entre los que figuran Tomás Fernando Flores, Cristina Fallarás o Rosa María Artal.

Publicidad

Carlos Alsina, conductor de la entrevista, ha cuestionado a Aznar sobre RTVE y le ha recordado que él puso por expreso deseo a un diputado del PP como Director General del ente público. "¿Ah, sí?", ha balbuceado el expresidente del Gobierno, quien ha necesitado unos segundos para salir del atolladero y reconocer que hubo nombramientos políticos en RTVE durante su mandato como presidente del Gobierno.

Sobre la gestión del ente público, ha reconocido que durante su mandato "se llegó a plantear la privatización de algunos de los canales de RTVE".

1 Comment
  1. Joan López says

    Me pregunto con qué criterios de actualidad Onda Cero ha programado una entrevista con este individuo y qué esperaba de sus respuestas, respuestas que, conociéndolo, ya sabíamos de antemano. ¿No tenían, en la emisora, otros temas más candentes, más mirando al futuro? Ya me lo explicarán, si quieren, pero personalmente la encuentro anacrónica y fuera del contexto en el que está inmerso su PP y en general España. De su boca pocas cosas nuevas podíamos esperar que no fueran las sempiternas proclamas de que el suyo es un gran partido y que si el país está como está es porque sus sucesores no le han hecho caso. El gran maestro pontificó sobre asuntos de los que lleva mucho tiempo alejado y que escasa incidencia podrían tener a día de hoy. Este hombre, por dignidad –¿la conoce, sabe lo que es?– debería haber hecho un discreto mutis por el foro para hacer olvidar a los españoles su calamitoso paso por el Gobierno de España. Todavía colean algunas de sus infaustas decisiones. Me da la espina de que le invade un irrefrenable egocentrismo –¿egoísmo?– que le impide saber estar en el lugar que le corresponde en este segundo decenio del siglo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.