Hemos visto ‘Superlópez’ y esto es lo que nos ha parecido

  • El cine español lleva echándole el ojo a Supelópez desde hace décadas. Hace concretamente dos ya se habló del proyecto Superlópez La Película
  • El problema de su guión, y es un problema bien gordo, es que el villano, en este caso villana, es una filfa. Maribel Verdú, mala actriz, daña el relato

El personaje de Superlópez nace, y por encargo, en 1973. Lo hace como una parodia del cómic Superman y cinco años antes que la famosa película de Richard Donner. Su creador es Juan López Fernández, un tipo con talento para el dibujo (y completamente sordo desde los 6 años) conocido como Jan. Muchos todavía recordamos lo que veneramos álbumes como Los cabecicubos, El Supergrupo o La gran superproducción, parodia del rodaje en España de Conan el bárbaro, también basada en un cómic. Este álbum se publicó cuatro años después del rodaje de la película de John Milius con Schwarzenegger, en mayo de 1985. Ese año fue terrible para Bruguera, empresa editorial al borde de la quiebra. De hecho, esta crisis se refleja en el cómic con los problemas presupuestarios y el caos absoluto que se genera para sacar adelante la producción.

Publicidad

Un codiciado y postergado proyecto

Publicidad

El cine español lleva echándole el ojo a Supelópez desde hace décadas. Hace concretamente dos ya se habló del proyecto Superlópez La Película, con Nicolás Matji en la producción y Mariano Baselga y Gorka Magallón en el guión, pero todo quedó en el olvido. Hace 15 años Enrique Gato (Las aventuras de Tadeo Jones) hizo un cortometraje de animación con el personaje.

En la revista Fotogramas se llegó a anunciar a bombo y platillo que Superlópez estaría dirigida por Álex de la Iglesia y protagonizada por José Mota, que hasta se planteaba hacer una serie con el personaje.

La complicada y cara producción de Superlópez ha acabado, como era previsible, en manos de una de las dos televisiones privadas: Telecinco. Este año la cadena generadora de mayor cantidad de telebazofia por minuto de parrilla ha producido mediocridades como Yucatán (Daniel Monzón) y Ola de crímenes (Gracia Querejeta) y su traca final es Superlópez.

Junto a Telecinco está Zeta Cinema, otra de las grandes productoras españolas. Son responsables de las adaptaciones al cine de los tebeos Mortadelo y Filemón y Zipi y Zape y también de horrores como Tres metros sobre el cielo, Lo contrario al amor, Tengo ganas de ti y Combustión. Cine comercial, taquillero y muy malo.

Superlópez./Disney

Una película infantil malograda por Marivel Verdú

El origen de Juan López es el planeta Chitón y lo primero que a uno le chirría es que a este tipo que tiene el superpoder de leer la mente o ver cosas que ya han pasado no sepa nada de sus orígenes, pero bueno, esto es un tebeo. Un día la vida del oficinista y mileurista López cambia cuando aparecen dos mujeres: Luisa, antiguo amor de instituto, y Ágata, hija del malvado Skorba.

Los artífices de Superlópez han declarado que su gran reto era hacer una película con mucha acción y para todos los públicos. En esto último han resbalado: no es para todos los públicos porque la película es bastante infantil.

Inspirándose en el cómic de Jan, Borja Cobeaga y Diego San José (firmantes de la chirigotera y ozoriana Ocho apellidos vascos, también de Telecinco), han escrito un guión irregular, con algunos gags brillantes y otros gruesos. Su primera mitad tiene un buen ritmo y entretiene, pero la película va decayendo y su tramo final es directamente desastroso.

El problema de su guión, y es un problema bien gordo, es que el villano, en este caso villana, es una filfa. Maribel Verdú, mala actriz, daña el relato. Su Ágata no interesa, no da miedo, pasas de ella, no seduce. Y esa es la clave de todo villano: que sea tan interesante o más que el tipo de los leotardos. ¿O hace falta recordar qué es lo que ha sobrevivido de los primeros Batman o de los primeros Superman? Nicholson, DeVito, Pfeiffer, Hackman, Stamp y Pryor. ¿Maribel Verdú? ¿De verdad? ¿Estamos locos?

¿Por qué no usar al General Sintacha, a Refuller D’abasto, a Al Trapone, a Lady Araña, a Escariano Avieso? Es una pena que esta pareja de cotizados guionistas no hayan usado eficaces y divertidos villanos ya aparecidos en las páginas de Jan. Tampoco entiendo que a Luisa la hayan convertido en una ex. La tensión sexual es muy blanquita, de película para niños. O “para toda la familia”, que suena más horroroso.

Ruiz Caldera sabe rodar acción

Igual de lamentable es que un guión tan irregular haya tenido que ser defendido por Javier Ruiz Caldera, director de Anacleto: agente secreto, adaptación del famoso personaje de Vázquez. En esa película Caldera demostró que sabe dirigir acción y a actores. Nunca entendí su poca taquilla. Y Caldera de taquilla sabe: ha dirigido Spanish movie, Promoción fantasma y Tres bodas de más.

A excepción de Maribel Verdú, el reparto de Superlópez funciona. Dani Rovira, monologuista que ha pasado a estrella del cine patrio gracias a Ocho apellidos vascos, no ofende. Tampoco emociona, te lo tragas sin más. Alexandra Jiménez (que ya apareció en Spanish movie, Promoción fantasma y Anacleto) está bien y Julián López (que también trabajó en Spanish movie) está estupendo y no se come la película como ya sucedió (me lo confesó Cobeaga) en No controles. También Pedro Casablanc y Gracia Olayo están en su papel como los padres de López.

Si la cosa no se tuerce, habrá secuela. ¿Taquillazo? Veremos, de momento se estrena el jueves que viene en Sitges y sobre el éxito en el cine nadie sabe nada. No es mío, lo dijo el famoso guionista William Goldman.