Yeyei Gómez: “Creo que el capitalismo está deformando lo que entendemos por juventud”

  • Entrevista a la viñetista y dibujante
  • "Si la mayor parte de los medios son empresas da igual la ideología que digan tener que van a publicar según lo que funcione en Google", analiza

Su obra se escondía en los muros de varias ciudades antes del 8M. La firma de Yeyei Gómez estaba detrás de los carteles de la convocatoria de huelga feminista de la CNT. Ha publicado para varios medios de comunicación como la revista Wired, El Salto, Mongolia o Movistar+, y en su libro Naufragio Universal, hace una fina recopilación de viñetas con un toque crítico sobre la actualidad política y económica.

Necesitamos más información para verificar estas afirmaciones

Tonterías. Viralicemos”

Una toma de posición frente a las fake news, el asalto de la extrema derecha a los parlamentos europeos y españoles, o el sufrimiento del capitalismo salvaje por parte de una generación, la suya, de los noventa, que naufragan en la precariedad.

La inquietud política, social y económica de Yeyei llegó en sus tiempos de estudiante. “Las primeras viñetas que hice las dibujé en la revista de estudiantes de mi instituto. Empezaban los recortes de 2011 y dibujé varias viñetas sobre educación, sanidad y la Unión Europea”, afirma en conversación con cuartopoder.es.

Publicidad

Las referencias de Yeyei Gómez han estado en la crítica ácida a la actualidad que se publicaba en revistas “como Hermano Lobo, El Papus, la Codorniz o Por favor”. Años después llegaría Naufragio Universal, como una salida a la “necesidad de convertir en viñetas problemas o cosas que no entiendo para explicármelas”, prosigue.

“Creo que el capitalismo está deformando lo que entendemos por juventud, facilitando que hasta los treinta nos pensemos extremadamente jóvenes. Como si fuera una sensación o un estado casi permanente de dificultad para lograr una vida emancipada”, explica como un grito generacional frente a la precariedad y los laberintos laborales sin salida. A pesar de su juventud, tiene claro el despertar generacional: “La juventud que se está organizando es la juventud que no disfruta de ser joven”.

Sin embargo, cree que hay ciertas deficiencias en la toma de valores debido a “una educación hecha para perpetuar un sistema que no pretende construir seres capaces de transformar el presente, sino hacer calar un dogma de radical capitalismo, y construir ciudadanos domesticados y no tanto personas integras con conciencia crítica”, apunta Yeyei.

Sus primeras publicaciones fueron en medios, sigue publicando en medios de comunicación y afirma que ha leído siempre mucha prensa para calarse “del lenguaje que se utiliza en los medios”. Sobre las fake news y el funcionamiento de las empresas periodísticas también desgrana su opinión. “Si la mayor parte de los medios son empresas da igual la ideología que digan tener que van a publicar según lo que funcione en Google”, analiza. “Creo que informarse implica esfuerzo, también económico, para que no paguen por la información que tú recibes esos grandes grupos de poder pendientes de rentabilizar el click y hacer caja”, comenta.

La generación Instagram también observa la otra cara de las redes sociales. “Sobre las plataformas digitales de comunicación y las redes sociales me inquieta mucho como se han cubierto de una apariencia de emancipación cuando son tecnologías creadas por el capitalismo para monetizar el descontento”.

Rindiendo homenaje

Entre sus trabajos, además de las viñetas y las ilustraciones artísticas para medios de comunicación, se encuentra un homenaje a Alice Guy, a la que descubrió “hace dos años leyendo primero sobre George Melies, y después la tesis sobre ella de Irene de Lucas Ramón, licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universitat de València”.Guy fue una directora de cine francesa, caída en el olvido y una de las pioneras del cine. Murió con Alzheimer y fue la primera persona en realizar una producción de ficción cinematográfica con puesta en escena.

“Hice un fanzine con la historia de la directora y dio la casualidad de que Pedro Toro estaba comisariando la exposición Las Hijas de Alice Guy y lo quiso incluir en ella. Expusimos parte del proceso de trabajo, ejemplares del fanzine y unas piezas de cerámica basadas en La Fée aux Choux, un cortometraje de Alice Guy considerado la primera producción de ficción cinematográfica con escenografía”, comenta.

El homenaje, merecido, a Guy hace honor a “una directora de la talla de otros pioneros como George Méliès, y Ferdinand Zecca, con la diferencia de que a ellos se les valoró la calidad de su trabajo, mientras que el mérito más asumido por el que se conoce a Guy es simplemente la casualidad de ser mujer”, critica. “En su caso además hubo individuos concretos que se encargaron de borrar sus méritos y hacerla desaparecer de los libros”, comenta a modo de reproche histórico.

La puesta de foco de Yeyei sobre la vida de Guy se basa en un proceso “muy revelador de las relaciones de poder en cualquier sociedad, donde un grupo que ejerce un dominio sobre otro necesita reconstruir la historia para justificar su lugar en ella”. “La historiografía oficial son relatos donde hay una voluntad consciente de manipulación y silenciamiento de la historia de los derrotados”, apunta.

A pesar de que por el momento no tiene en mente trabajar sobre ninguna dibujante al estilo de lo realizado con la vida de Guy, apunta a una de sus grandes referentes entre las viñetistas y dibujantes del periodo de la dictadura y la transición “la viñetista y redactora jefe de Por Favor, Núria Pompeia”.