Yeyei Gómez: “Creo que el capitalismo está deformando lo que entendemos por juventud”

  • Entrevista a la viñetista y dibujante
  • "Si la mayor parte de los medios son empresas da igual la ideología que digan tener que van a publicar según lo que funcione en Google", analiza

3

Su obra se escondía en los muros de varias ciudades antes del 8M. La firma de Yeyei Gómez estaba detrás de los carteles de la convocatoria de huelga feminista de la CNT. Ha publicado para varios medios de comunicación como la revista Wired, El Salto, Mongolia o Movistar+, y en su libro Naufragio Universal, hace una fina recopilación de viñetas con un toque crítico sobre la actualidad política y económica.

" Necesitamos más información para verificar estas afirmaciones

Publicidad

Tonterías. Viralicemos"

Publicidad

Una toma de posición frente a las fake news, el asalto de la extrema derecha a los parlamentos europeos y españoles, o el sufrimiento del capitalismo salvaje por parte de una generación, la suya, de los noventa, que naufragan en la precariedad.

La inquietud política, social y económica de Yeyei llegó en sus tiempos de estudiante. "Las primeras viñetas que hice las dibujé en la revista de estudiantes de mi instituto. Empezaban los recortes de 2011 y dibujé varias viñetas sobre educación, sanidad y la Unión Europea", afirma en conversación con cuartopoder.es.

Las referencias de Yeyei Gómez han estado en la crítica ácida a la actualidad que se publicaba en revistas "como Hermano Lobo, El Papus, la Codorniz o Por favor". Años después llegaría Naufragio Universal, como una salida a la "necesidad de convertir en viñetas problemas o cosas que no entiendo para explicármelas", prosigue.

"Creo que el capitalismo está deformando lo que entendemos por juventud, facilitando que hasta los treinta nos pensemos extremadamente jóvenes. Como si fuera una sensación o un estado casi permanente de dificultad para lograr una vida emancipada", explica como un grito generacional frente a la precariedad y los laberintos laborales sin salida. A pesar de su juventud, tiene claro el despertar generacional: "La juventud que se está organizando es la juventud que no disfruta de ser joven".

Sin embargo, cree que hay ciertas deficiencias en la toma de valores debido a "una educación hecha para perpetuar un sistema que no pretende construir seres capaces de transformar el presente, sino hacer calar un dogma de radical capitalismo, y construir ciudadanos domesticados y no tanto personas integras con conciencia crítica", apunta Yeyei.

Sus primeras publicaciones fueron en medios, sigue publicando en medios de comunicación y afirma que ha leído siempre mucha prensa para calarse "del lenguaje que se utiliza en los medios". Sobre las fake news y el funcionamiento de las empresas periodísticas también desgrana su opinión. "Si la mayor parte de los medios son empresas da igual la ideología que digan tener que van a publicar según lo que funcione en Google", analiza. "Creo que informarse implica esfuerzo, también económico, para que no paguen por la información que tú recibes esos grandes grupos de poder pendientes de rentabilizar el click y hacer caja", comenta.

La generación Instagram también observa la otra cara de las redes sociales. "Sobre las plataformas digitales de comunicación y las redes sociales me inquieta mucho como se han cubierto de una apariencia de emancipación cuando son tecnologías creadas por el capitalismo para monetizar el descontento".

Rindiendo homenaje

Entre sus trabajos, además de las viñetas y las ilustraciones artísticas para medios de comunicación, se encuentra un homenaje a Alice Guy, a la que descubrió "hace dos años leyendo primero sobre George Melies, y después la tesis sobre ella de Irene de Lucas Ramón, licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universitat de València".Guy fue una directora de cine francesa, caída en el olvido y una de las pioneras del cine. Murió con Alzheimer y fue la primera persona en realizar una producción de ficción cinematográfica con puesta en escena.

"Hice un fanzine con la historia de la directora y dio la casualidad de que Pedro Toro estaba comisariando la exposición Las Hijas de Alice Guy y lo quiso incluir en ella. Expusimos parte del proceso de trabajo, ejemplares del fanzine y unas piezas de cerámica basadas en La Fée aux Choux, un cortometraje de Alice Guy considerado la primera producción de ficción cinematográfica con escenografía", comenta.

El homenaje, merecido, a Guy hace honor a "una directora de la talla de otros pioneros como George Méliès, y Ferdinand Zecca, con la diferencia de que a ellos se les valoró la calidad de su trabajo, mientras que el mérito más asumido por el que se conoce a Guy es simplemente la casualidad de ser mujer", critica. "En su caso además hubo individuos concretos que se encargaron de borrar sus méritos y hacerla desaparecer de los libros", comenta a modo de reproche histórico.

La puesta de foco de Yeyei sobre la vida de Guy se basa en un proceso "muy revelador de las relaciones de poder en cualquier sociedad, donde un grupo que ejerce un dominio sobre otro necesita reconstruir la historia para justificar su lugar en ella". "La historiografía oficial son relatos donde hay una voluntad consciente de manipulación y silenciamiento de la historia de los derrotados", apunta.

A pesar de que por el momento no tiene en mente trabajar sobre ninguna dibujante al estilo de lo realizado con la vida de Guy, apunta a una de sus grandes referentes entre las viñetistas y dibujantes del periodo de la dictadura y la transición "la viñetista y redactora jefe de Por Favor, Núria Pompeia".

3 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Ana, Yeyei y el resto de jóvenes, están dentro de los cálculos del capitalismo depredador; si acaso se sale alguien del redil, con actitudes propias, sentido crítico y no te digo nada si le sumas valores humanos. Una educación sin valores, puede ser la quiebra de la persona y su yo. Una persona aislada, es como un árbol solitario… Al tiempo muere de soledad. Los Gobiernos padecidos, se han afanado siempre en dominar el arma de los pobres, su honradez,
    las actitudes constructivas y críticas. Eso, y dominar las enseñanzas concertadas, en manos siempre de la religión del emperador Constantino; este tanto por ciento de enseñanza es el epicentro, eje y punto de partida que sirvió para homologar el estandarismo social amorfo,clasista con una masa gris en los enchufes que le pueden dar esos carnets de partidos vinculados a la teta pública, pero presumiendo de lo privado de una manera hostil hacia la creatividad. Hay raros casos y excepcionales, pero esa escuela que empieza en casa, si es sólida, tendrá posibilidades de crear nuevos humus fortalecedores de un yo común… ¡ Pero con nuevas políticas educativas !. Ana, ¿ Porqué la educación está al servicio del capital ?. Este sistema hace dependientes, mano de obra barata y proyecta el paro duradero como castigo en la aptitud crítica del sistema imperante. Lo veo así !.

  2. ninja45 says

    Los de Vox alarman acerca de la cruzada feminista, una nueva conspiración judeo-masónica-comunista que atenta contra la dignidad de los varones. Saben que eso tiene tirón. Y hasta algunos colegas demócratas bromean sobre los inconvenientes que pueden surgir hoy al subir con una mujer en el ascensor, solos los dos; no vaya a ser que te denuncie. “Los chistes de feminismo salen más caros que los chistes sobre la monarquía”, afirma el tan comentado anuncio. Aquí están ellos para arreglar tal desaguisado. Su discurso conecta con las bajas pasiones de una España cuestionada, desigual, cabreada y que vive a golpe de titular. Su percepción de la realidad está hiperventilada, alimentada por ritos tribales que hacen retroceder 40 años nuestro grado de civilización. El sabio Teodor Todorov, tras recoger el premio Príncipe de Asturias, recordó que ser civilizado no tiene nada que ver con tener estudios superiores o con tener un alto cociente intelectual. “Ser civilizado significa ser capaz de reconocer plenamente la humanidad de los otros, aunque tengan rostros y hábitos distintos a los nuestros; saber ponerse en su lugar y mirarnos a nosotros mismos desde fuera”. Vivimos una regresión intelectual, una peligrosa antipedagogía que involuciona a valores y contextos que parecían superados. Pero los voxeros se agarran a las hinchadas velas de Trump, Bolsonaro, Salvini, Le Pen y compañía, por no ir más atrás. Y juntos y unidos, ansían que mujeres y extranjeros, extranjeros y mujeres, regresen allí de donde nunca hubieran tenido que salir: sus casas. A la m. con la Injusticia española prevaricadora, títere de los fascistas y corruptos, vergüenza de Europa. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

  3. Farrack says

    Seguro que tú, por los cuatro rayajos que haces, no vas a cobrar nada.
    Anda y vete a Parla, a …

Leave A Reply

Your email address will not be published.