ENTREVISTA

Javirroyo: “El machismo se debería tratar como una epidemia”

  • Entrevista al ilustrador y viñetista de cuartopoder, autor del libro 'Homo Machus'

0

Para su nuevo libro sobre machismo, el ilustrador Javier Royo Espallargas (Zaragoza, 1972), alias Javirroyo, pidió ayuda a las mujeres de su Instagram. El resultado fueron más de 300 mensajes con historias personales de abuso y acoso en 24 horas. Esas vivencias y otras viñetas sueltas humorísticas componen Homo machus. De animales a hombres (Lumen, 2020) una suerte de “libro de primero de primaria” del patriarcado para un necesario despertar masculino en cuanto a la desigualdad de género.

Javirroyo tiene una carrera prolífica. Estuvo en el semanario El Virus Mutante, junto a humoristas gráficos míticos como Forges o El Roto. Es autor de los libros La Escuela y Life is sho, ha ilustrado para El País o Interviú, y ha fundado la publicación semanal online El Estafador. Actualmente es viñetista en cuartopoder, entre otras cosas. A pesar de su experiencia, no considera estar en la posición de sentar cátedra en cuanto a machismo, pero sí quiere visibilizarlo para generar algunas reflexiones. “Un pequeño paso para el hombre” sería “un gran paso para la humanidad”, considera.

-¿Con qué objetivo te planteaste realizar el libro ‘Homo Machus’?

-El objetivo es abrir el debate de lo que es el machismo de cara a los hombres. A mí me interesa plantear debates, no sentar dogmas de lo que hay que hacer y lo que no. El dibujo me permite ser muy polisémico y que, de alguna manera, se complete en la cabeza del que lo recibe. Eso te facilita dejar algunos temas encima de la mesa.

-Decidiste entonces dirigirte más a los hombres que a las mujeres…

-A mí me gustaría que se leyera también por parte de las mujeres, pero sobre todo pienso que el libro es un toque de atención para nosotros, los hombres, para preguntarnos dónde estamos. Las mujeres han cogido su camino, han hecho un análisis, se miran y se preguntan cosas desde hace mucho tiempo. Están avanzando en el feminismo. Tengo la sensación de que los tíos, aunque hay muchas diferencias, nos hemos quedado un poco parados. Por otro lado, creo, pero es una opinión personal, que al feminismo le vendrá muy bien que los hombres se aliaran y eso servirá para avanzar. Hay hombres que hemos sido educados con un tipo de masculinidad única que nos hace tener unos trajes muy rígidos y tener que entrar por unas puertas que a veces no nos gustarían. Hay unas posiciones muy de tíos cuando estás en grupo y

"Es una opinión personal pero creo que al feminismo le vendría muy bien que los hombres se aliaran"

hay muchos hombres, entre los que me incluyo, que nunca hemos estado cómodos en ese papel.

-¿Crees que ha cambiado tu punto de vista sobre el feminismo o el patriarcado mientras has estado trabajando en el libro?

-Es un viaje que haces. Ya tenía sensibilidad hacia ello. Algunas de mis viñetas sobre ‘la Manada’ aparecieron por primera vez en cuartopoder. Yo dibujo muchas veces porque me dan rabia las cosas. Cuando realmente me meto en el libro es porque me llama la editora de Lumen y me dice que buscan hacer un libro sobre machismo desde el punto de vista de un hombre, porque solo tenían hechos por mujeres. Pero cuanto más me ido adentrando en el libro más me he sorprendido. Estuve contactando a amigas y a mi pareja y me sorprendió que prácticamente todas habían sufrido el machismo (acoso, abuso, mansplaining o todo tipo de machistadas).

Javirroyo

-Comenzaste publicando una viñeta en Instagram para pedir que las mujeres te contaran sus historias de acoso y de abuso. ¿Qué ocurrió después?

-Había publicado una viñeta con una pirámide, abajo había machismos más cotidianos y arriba estaban los asesinatos. Pedí a algunas mujeres que me contaran casos de abusos y de acoso. Se me ocurrió soltarlo en Instagram y en 24 horas tenía 300 mensajes con estas historias. En el libro hay seleccionadas 14 historias. Me cambió completamente la visión. No sé entre las mujeres, porque hay muchas cosas que no se cuentan tampoco, pero los tíos no nos damos cuenta de lo que está pasando al otro lado. Nos han educado así y no tenemos la empatía para que nos lleguen estas historias. El día que recibí todo esto pensé que el machismo se debería tratar como una epidemia.

-¿Qué tipo de historias recibiste y qué criterio utilizaste para seleccionarlas?

-Las historias que recibí eran de todo tipo: desde abusos a la hora de salir de fiesta, de situaciones no consentidas en las que te meten mano o te arriman cebolleta… Las más fuertes eran situaciones de violaciones incluso dentro de la familia. Lo que hice fue reunir las que se parecían por temas. Había un tema que era el acoso laboral. Otro tema que podían ser los abusos que se dan yendo de fiesta. Otro era los pequeños micromachismos. Es curioso porque existen patrones, como el exhibicionista que se está haciendo una paja en un camino, que tienes que pasar por ahí y lo tienes que ver. Reuní todo eso y pedí a mi hija, que tiene 16 años, y a mi pareja que eligieran ellas las historias.

-Esa parte de las historias de las mujeres es dura. En el libro vas alternando esas historias con viñetas más humorísticas. ¿Es difícil conjugar todo esto para que no resulte frívolo?

"El humor no es solo aquello que da risa sino aquello que te hace pensar"

-Hay dos tipos de voces diferentes y tienen formatos diferentes. Está la voz de las mujeres, que no es mi voz, sino la de ellas. Ahí simplemente he ilustrado. Las historias de ellas están planteadas en formato cómic de viñetas y las otras son viñetas únicas. Para mí no es difícil porque creo que el humor no es solo aquello que da risa sino aquello que te hace pensar y, en muchos casos, creo que yo trabajo mucho más ese tipo de humor que es más bien como un golpe. Unas veces te ríes y otras veces te echa para atrás.

 -¿Te gustaría que tu libro cayera en un grupo específico de gente?

-El otro día dije en la radio que me gustaría traducirlo al inglés y dárselo a la Asociación Nacional del Rifle, o a alguna peña taurina también (risas). No sé, en general me encantaría que fuera un libro que se leyera en los institutos. Está hecho perfectamente para secundaria.

- ¿Qué acogida ha tenido el libro en tu entorno? ¿Ha habido diferencias entre hombres y mujeres?

"Podría ser un primer libro para demostrar que los hombres se pueden aliar con el feminismo y no te comen las pirañas ni los tiburones"

- A las mujeres de mi entorno les ha gustado en general. Mi entorno ha sido muy expresivo, pero también por parte de los hombres, que es algo que está muy bien. Mis colegas cercanos se han reconocido: hay cosas que no les gustaban o con las que no estaban de acuerdo, pero les en general les ha removido. Tampoco se pretende que todo el mundo esté de acuerdo con lo que yo expongo ahí. Es como cualquier otro libro. Para mí es un libro de primero de primaria, toca muchos temas y de una manera superficial.

Podría ser un primer libro para demostrar que los hombres se pueden aliar con el feminismo y no te comen las pirañas ni los tiburones. Nadie va a venir a matarte ni a quitarte de una poltrona. Es un libro para replantearse cosas y dar un paso adelante. Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.